Electrónica

Los mejores auriculares con cancelación de ruido del 2017


Visto que cada vez hay más evidencia científica acerca del daño que pueden hacernos los auriculares a volúmenes altos, los auriculares con cancelación de ruido son claramente la alternativa saludable para escuchar música en ambientes ruidosos sin tener que subir el volumen.

La proliferación de auriculares con cancelación de ruido en los últimos años es una prueba de la popularidad que han adquirido y del hueco importante que se están haciendo en el mercado. Gracias a la mejora de la tecnología de cancelación de ruido es posible escuchar la música, la radio o los podcasts a un nivel de volumen que no daña nuestra audición, sin que los ruidos externos nos molesten. Especialmente útiles son cuando viajamos en avión, metro, tren o autobús, o simplemente cuando caminamos por la calle. También son excelentes para aislarnos en casa, o para concentrarnos cuando trabajamos o estudiamos.

Como no todos los auriculares con cancelación de ruido son iguales, hemos hecho una selección de los mejores. Para esta selección hemos tenido en cuenta principalmente dos factores: su calidad de sonido y lo eficiente de su sistema de cancelación de ruido. Luego, existen diferencias entre ellos relativas a otras prestaciones, que iremos viendo a continuación.

¿En qué consiste la cancelación de ruido activa?

Existen dos tipos de cancelación de ruido en los auriculares: la activa y la pasiva.

La cancelación de ruido pasiva es en realidad una atenuación. Se trata de aislar el canal auditivo del sonido ambiente, y esto se hace sellando el oído mediante el uso de almohadillas que cubren por completo la oreja. Dependiendo del material del que estén hechas las almohadillas se podrá aislar más o menos el ruido externo.

Los auriculares con cancelación de ruido pasiva suelen ser en su mayoría circumaurales y cerrados, pues es la mejor manera de aislar el sonido del auricular. Son también especialmente útiles las almohadillas con algún tipo de material capaz de absorber el sonido externo. Normalmente, este tipo de auriculares atenúan el ruido en 20 o 25 decibelios, insuficiente para reducir totalmente el ruido externo en ambientes muy ruidosos, como dentro de un avión, en un tren o en una calle concurrida.

Por esta limitación de la atenuación de ruido pasiva se inventó la cancelación de ruido activa (conocida por las siglas ANC, Active Noise Cancelling). Esta tecnología coloca uno, dos o varios micrófonos en el auricular que graban el ruido externo que no ha podido ser bloqueado de manera pasiva, y mediante sofisticados algoritmos de audio, el auricular genera un sonido que contrarresta y anula el ruido externo.

Explicado de forma muy elemental para neófitos, es como si el ruido externo sumara un +1 y el auricular restara -1; el resultado es un ligero sonido blanco o hiss de fondo, que en los modelos de gama alta es casi imperceptible. No obstante, no suelen ser del gusto del público audiófilo, pues la introducción de esa señal anti-ruido los aleja de la reproducción clínica que en teoría debe tener la alta fidelidad.

Para el resto de usuarios, tanto los que escuchan música en casa como los que la escuchan en sus trayectos al trabajo o al gimnasio o en sus viajes, los auriculares con cancelación de ruido activa que aquí recomendamos son realmente eficaces bloqueando el ruido, a la vez que proporcionan un sonido fantástico en la mayoría de usos y géneros.

Sony MDR-1000X: La mejor cancelación de ruido

Los Sony MDR-1000X están reconocidos por ser a día de hoy los auriculares con la cancelación de ruido más efectiva. El secreto de estos auriculares se encuentra en una tecnología propietaria de Sony, denominada Sense Engine, y consistente en la colocación de dos micrófonos, uno en el exterior del auricular y otro en el exterior, con el objetivo de maximizar la cancelación de ruido y personalizarla para cada usuario, en función del ambiente en el que se mueve y de circunstancias personales, como por ejemplo si lleva gafas o no.

Otro punto fuerte de los MDR-1000X es lo bien hechos que están. Son unos auriculares resistentes, bien fabricados y lo bastante cómodos como para dedicar largas sesiones de escucha sin que molesten. Su aspecto externo no es el más atractivo precisamente, pues son algo “aburridos”, pero el séquito de tecnologías y funciones que tiene en su interior compensan sobradamente.

Mejores auriculares con cancelación de ruido: Sony-MDR-1000X

Por ejemplo, pueden manejarse a través de controles táctiles en las almohadillas, con gestos que sirven para reanudar, detener, saltar pistas y cambiar el volumen o activar el asistente de voz de tu smartphone. También tienen la ventaja de incorporar LDAC, otra tecnología propia de Sony, que ofrece un ancho de banda hasta tres veces mayor que el Bluetooth, facilitando así una transmisión inalámbrica del sonido con menos compresión.

En lo que concierne al sonido, los MDR-1000X ofrecen un sonido equilibrado, claro y potente. No son los auriculares que presuman de unos bajos extremos, pero su sonido tiene claridad, buena separación de instrumentos y un soundstage muy amplio. Responsable de ello es su driver de 40 mm con diafragma de polímero de cristal líquido, y el amplificador S-Master HX que proporciona potencia al sonido para evitar que distorsione en niveles altos de volumen, al mismo tiempo que lo hace compatible con archivos de audio de alta resolución.

En el capítulo de la autonomía el Sony MDR-1000X cumple con el estándar de los auriculares con cancelación de ruido activa, con una batería que aguanta unas 20 horas haciendo uso de la cancelación de ruido. Y para quienes viajen a menudo, se pueden plegar para que ocupen menos espacio.

Sennheiser PXC 550: Auriculares con cancelación de ruido de gran duración

Los Sennheiser PXC 550 son una de las últimas incorporaciones al catálogo de la marca alemana. Se trata de unos auriculares con cancelación de ruido activa y adaptativa, es decir, que el nivel de atenuación se adapta al tipo de ambiente en el que te encuentras, siendo más intensa cuando estás en un avión o en el tren, y siendo más suave si estás en casa.

La reducción del ruido se realiza con la tecnología NoiseGard, propietaria de Sennheiser y que tan buenos resultados le ha dado a la compañía. Aparte de esta tecnología, los PXC 550 también sellan el canal auditivo con su diseño circumaural y unas almohadillas acolchadas ergonómicas que, además de atenuar el sonido externo, proporcionan una gran comodidad en largas sesiones de escucha.

Pero el apartado donde los Sennheiser PXC 550 destacan por encima de los demás es en la duración de su batería. No en vano, son los auriculares con cancelación de ruido más longevos en cuanto a autonomía, alcanzando las 30 horas de uso continuado y un tiempo de carga de tan solo 3 horas.

Otro puntazo muy a su favor es lo completo que viene en cuanto a sus controles, pues incorpora una pantalla táctil en el auricular derecho donde se puede regular el volumen, detener y reanudar la reproducción, así como pasar de pistas y atender llamadas entrantes con solo tocar el auricular. Además, el auricular se enciende automáticamente cuando lo desdoblas, y se conecta también a los dispositivos vinculados, y de igual manera se apaga automáticamente cuando lo pliegas.

En cuanto a su sonido, los PXC 550 ofrecen el sonido característico de Sennheiser, con una definición absoluta en todo el rango de frecuencias y una escena sonora muy amplia, pero en esta ocasión también con una presencia destacada de los bajos, que tienen mucha pegada y le otorgan un perfil muy divertido y apropiado para el rock y el pop moderno.

Bose QuietComfort 35: Los más populares

Los Bose QuietComfort 35 se han convertido desde su lanzamiento en los auriculares con cancelación de ruido más vendidos. El motivo es una mezcla entre una cancelación de ruido muy eficiente y un sonido muy adecuado para cualquier género de música moderna.

Bose es una de las marcas pioneras en lo que a cancelación de ruido se refiere, y presume de ello constantemente. El QuietComfort 35 demuestra un muy buen hacer en este aspecto, bloqueando la mayor parte del ruido externo gracias a dos micrófonos situados dentro y fuera del auricular, y un algoritmo propietario de Bose que consigue eliminar el ruido añadiendo muy poco hiss durante la reproducción.

Otro de los aspectos donde el QuietComfort 35 brilla con luz propia es su comodidad. Las almohadillas acolchadas cubren perfectamente las orejas y se hacen muy cómodos de llevar en sesiones de escucha de varias horas. Las funciones de control del auricular son menos sofisticados que los controles táctiles de otros auriculares, pero las funciones básicas las tiene. Consisten en tres botones, dos de ellos para subir o bajar el volumen, y un botón central multifunción para pausar y reanudar la reproducción, así como contestar llamadas entrantes o iniciar comandos de voz de tu smartphone.

Mejores auriculares con cancelación de ruido: Bose Quietcomfort 35

En las características de su sonido, se puede decir que el QuietComfort 35 goza de un sonido divertido y dinámico. Los agudos y los medios se despliegan con buena definición y cuerpo, pero es en los bajos, profundos y sin distorsión, donde estos auriculares rinden especialmente bien. Aunque no puede calificarse de un sonido demasiado clínico, son divertidos de escuchar, y casan bien con la música comercial actual por la potencia y pegada de sus bajos, que algunos encontrarán incluso excesivos.

En cuanto a su autonomía no hay sorpresas, con una duración de hasta 20 horas haciendo uso de Bluetooth y la cancelación de ruido, y que se extiende a 40 horas si los usamos con cable.

Sennheiser Momentum 2.0 Wireless: Diseño vintage y excelente sonido

De nuevo unos auriculares con cancelación de ruido por parte de Sennheiser, en esta ocasión uno de sus modelos más reconocibles de los últimos años, los Sennheiser Momentum 2.0 Wireless.

Se trata de un auricular de fantástica calidad de sonido, diseño vintage muy atractivo y una cancelación de ruido muy eficiente. A pesar de estar hecho con materiales resistentes y duraderos, como el acero inoxidable en la diadema o el cuero de sus almohadillas, el Momentum 2.0 se siente liviano y muy cómodo de llevar. Su estilo vintage y su diadema plegable hacen de ellos una opción estupenda en portabilidad.

Sennheiser ha tratado también de mantener los controles al mínimo, y únicamente se puede encontrar un botón de encendido y multifunción, y los controles de volumen. Convenientemente, también tienen la función de encendido y emparejamiento automático cuando los despliegas.

El sonido muestra las fortalezas marca de la casa, con un sonido equilibrado en el que los bajos tienen pegada sin comerse al resto de frecuencias y un soundstage amplio en el que la tridimensionalidad de su sonido hace que se escuchen todos los instrumentos y las voces con meridiana claridad. En general, un sonido realmente sólido, cercano a la alta fidelidad, como corresponde a un auricular de gama alta.

La cancelación de ruido corre a cargo y cuenta del sistema NoiseGard, patentado por Sennheiser y que ya habíamos visto en el Sennheiser PXC 550. En el Momentum se muestra también muy sólido, con una reducción de ruido muy eficaz aunque no tan buena como en los modelos anteriores. Sin embargo, en calidad de sonido son mejores que los Bose, así que en este sentido compensan.

La duración de su batería se encuentra en torno a las 22 horas, el registro habitual de los auriculares con cancelación de ruido activa. Como detalle final, vale la pena mencionar que la funda de transporte que se incluye en el paquete es de gran calidad, un extra muy bienvenido y que no hace más que aumentar la relación calidad-precio de estos auriculares.

Plantronics BackBeat Pro: Excelente relación calidad-precio

En el lado de los auriculares con cancelación de ruido buenos y baratos tenemos al Plantronics BackBeat Pro, que fundamenta su fortaleza en un buen sonido y un precio muy por debajo de los competidores que hemos visto hasta ahora.

Hemos dicho que son unos auriculares buenos y baratos, pero quizás no muy bonitos. Esto no quiere decir que sean feos o de mala calidad, pero desde luego que su apariencia es menos elegante y sofisticada que la del resto de auriculares vistos hasta el momento. En este sentido, no ayuda el hecho que el principal material con el que están hechos sea el plástico. Tampoco ayuda que sean tan grandes, y sobre todo pesados, aunque las almohadillas son cómodas.

Mejores auriculares con cancelación de ruido: Plantronics BackBeat Pro

Algo bueno es que, contrariamente a la tendencia de los fabricantes de eliminar controles en los auriculares, los BackBeat pro traen un montón de controles integrados: en el lado derecho el botón de encendido y apagado, el botón de silencio, el dial de volumen y otro para contestar llamadas entrantes, mientras que en el lado derecho tenemos el botón de activación de la cancelación de ruido, reproducción y pausa, emparejamiento NFC y el dial de salto de pistas.

La cancelación de ruido es bastante buena, pero no la mejor que vas a poder encontrar. En términos generales hace un buen trabajo, y cuando se está escuchando música funciona realmente bien, así que hay pocas pegas en este sentido, y menos por lo que cuestan. Respecto a su sonido, tampoco son los mejores en este aspecto, y tienen un perfil acústico que abusa un poco de los bajos y que los aleja claramente de la alta fidelidad, pero es un sonido satisfactorio que gustará a la mayoría de los usuarios.

En autonomía es uno de los auriculares inalámbricos más generosos, con hasta 24 horas de duración con la cancelación de ruido activada.

Sale
Plantronics BackBeat Pro - Auriculares de diadema cerrados, color negro
Plantronics - Accesorio
327,50 € - 39% 199,99 €
Componentes
5 tarjetas de sonido internas para mejorar radicalmente el sonido de tu PC
Ordenadores
5 portátiles baratos que sí vale la pena comprar (2016)
Periféricos
Los mejores altavoces para PC (Gaming, Multimedia, Música)
There are currently no comments.