Componentes

Guía definitiva para comprar un disco duro interno


En este artículo queremos ofrecerte una serie de guías y consejos antes de comprar un disco duro interno.

Y es que, aunque los discos SSD tienen un mejor rendimiento, los discos duros rígidos siguen siendo la opción predilecta por muchas personas aún hoy en día, debido al poco precio por mega que tienen, pudiendo así albergar grandes capacidades de almacenamiento por poco dinero.

Aún así, no todos los discos duros son iguales, y es por ello que en este artículo encontrarás las claves para acertar en la compra del tuyo.

HDD vs SSD

Probablemente la primera decisión que debes tomar antes de comprar un disco duro interno es elegir entre un SSD o un disco duro rígido.

Ya hablamos largo y tendido sobre los discos SSD en este otro artículo. Para refrescarte la memoria, o para los perezosos que no quieran leer el artículo entero, estas son las diferencias fundamentales entre ambos:

SSD

  • Mucho más rápidos
  • Consumen menos y no hacen ruido
  • Tienen una vida más larga
  • Bastante más caros
  • Tienen menor capacidad

HDD

  • Muy baratos
  • Amplias capacidades de almacenamiento
  • Más lentos
  • Consumen más y hacen ruido

La recomendación que te hará cualquier informático a la hora de elegir entre un SSD y un HDD es que compres un SSD si lo que quieres es un gran rendimiento, y si lo que quieres es tener la mayor capacidad de almacenamiento, lo suyo es comprar un disco duro rígido tradicional.

En este sentido, lo que hace mucha gente es comprar un SSD como disco duro interno principal donde alojar sistema operativo y los programas más usados, y comprar un disco rígido tradicional de gran capacidad, donde poder alojar el resto de datos y documentos.

Compra un disco duro si lo que quieres es capacidad de almacenamiento. Compra un SSD si lo que quieres es rendimiento

Factor de forma

La segunda gran decisión es seleccionar el formato y tamaño adecuado para el disco duro interno de tu PC. Afortunadamente las opciones se reducen a dos:

  • Tamaño de 3.5″ pulgadas, el habitual en los PC de torre y sobremesa
  • Tamaño de 2.5″ pulgadas, el habitual en portátiles o videoconsolas

Evidentemente, y como bien puedes presuponer, los discos duros de 3.5″ suelen tener mayores capacidades que los de 2.5″, y esto es por una pura cuestión física: en un disco duro los datos se guardan en disco magnético giratorio, y cuanto más grande es ese disco, mayor capacidad de almacenamiento podrá tener.

Es por esto que los discos duros de 3.5″ llegan a los 4 TB, mientras que un disco duro de 2.5″ se queda en los 2TB.

disco duro interno de 2.5

Huelga decir que la decisión es exclusivamente en función de lo que puedas poner en tu ordenador. Si se trata de un PC de torre seguramente tendrás espacio de sobra para instalar un disco duro interno con factor de forma 3.5″, mientras que si tu ordenador es un portátil, únicamente podrás instalar un disco duro de 2.5″.

Si tienes un portátil estarás limitado a los discos duros de 2.5″

Capacidad de almacenamiento

Ya que en un disco duro lo importante es la capacidad de almacenamiento por encima del rendimiento, en este apartado habrá que escoger un disco duro cuya capacidad sea lo más amplia posible.

Actualmente los discos duros rígidos tienen el precio por MB más bajo, y es habitual encontrar discos de grandes capacidades a precio de risa.

Por ejemplo, podemos encontrar un disco duro interno de 4TB al mismo precio que encontraríamos un SSD de 500GB. Como ves, la diferencia es sustancial, y es lo que hace que mucha gente aún se decante por los HDD frente a los SSD, pese a ser conscientes que son considerablemente más lentos.

De esto último, del rendimiento, hablamos a continuación.

Rendimiento

En cuanto a rendimiento hay una cosa clara: los SSD son imbatibles en este aspecto.

disco duro rigido

En concreto, los SSD barren a los discos duros rígidos en dos apartados: velocidad de transferencia y velocidad de acceso. Para que te hagas una idea, un SSD suele reaccionar en unos 0,15 milisegundos, mientras que un disco duro rígido está entre los 7 y los 16 ms.

Esto se traduce en un acceso casi instantáneo, y es lo que provoca que en los SSD el sistema operativo se inicie en unos pocos segundos y los programas se abran en un plis plas.

Sabiendo esto, un disco duro puede tener también diferencias importantes en cuanto a rendimiento dependiendo de un modelo u otro. En especial hay que prestar atención a lo siguiente:

 

  • RPM: Son las revoluciones por minuto, y cuanto mayores sean, más rápido será el disco transfiriendo archivos desde un disco a otro. Los discos de 2.5″ suelen ir a 5.4000 rpm. Los discos de 3.5″ habitualmente funcionan a 7.200 rpm, aunque en ocasiones también los hay de 5.400 rpm (son más silenciosos) y de 10.000 rpm (los discos duros más rápidos).
  • Cache: La cache de un disco duro interno es una memoria que este utiliza para acelerar datos que el disco tiene previsión de usar en breve, por lo tanto, teóricamente cuanto mayor sea la cache de un disco duro, mejor rendimiento tendrá. De todos modos, la mejora en el rendimiento no es demasiado grande, así que un disco duro con 32MB o 64MB bastaría.
  • Conexión: El tipo de conexión también determina el rendimiento del disco. Anteriormente los discos duros usaban una conexión llamada IDE, pero a día de hoy todos los discos duros emplean el estándar SATA (Serial ATA), que es más rápida y, a fin de cuentas, funciona mejor.

En resumidas cuentas, para que tu disco duro interno tenga el mejor rendimiento posible has de mirar sus RPM, su cache y si emplea la interfaz de conexión SATA.

Durabilidad y fiabilidad

Puesto que los discos duros tradicionales son mecánicos, sufren más desgaste, y por lo tanto tienen una vida útil inferior a la que puede ofrecer un buen disco SSD.

En teoría, un disco duro supera holgadamente los 6 años, aunque a efectos prácticos la vida útil puede ser superior. Sin ir más lejos, yo mismo tengo en casa antiguos discos duros de más de diez años y que aún funcionan perfectamente.

A este respecto, hay que considerar la tasa de errores, que es la frecuencia con la que un disco duro produce algún fallo transfiriendo o manejando datos. Los HDD modernos tienen una frecuencia de error que se calcula en torno a las 1,5 millones de horas, así que tampoco es algo por lo que preocuparse en exceso.

¿Qué disco duro interno comprar?

Visto lo visto, ¿qué disco duro interno comprar?

Mi recomendación si vas a comprar un disco duro es que te mantengas en cuatro marcas de reconocido prestigio en el mercado de los discos duros rígidos: Seagate, Western Digital, Samsung y Toshiba.

Discos duros de Western Digital

Es el fabricante de discos duros que más me gusta, y el motivo es bien simple: ofrece un perfecto balance entre fiabilidad, consumo y rendimiento, manteniendo a su vez una estupenda relación calidad-precio.

Western Digital tiene tres series diferenciadas de discos duros, clasificadas en función del uso que quieras darle:

  • Blue: Opción económica con buen rendimiento
  • Green: discos duros caracterizados por su reducido consumo y funcionamiento silencioso
  • Black: Discos duros de rendimiento superior, pensados para usos más exigentes

En la serie Blue destaca el modelo de 1TB, que además tiene 64MB de cache y funciona a 7.200 rpm. Su factor de forma es de 3.5″, aunque también puede encontrarse en un tamaño de 2.5″ a un precio ligeramente superior.

Western Digital Caviar Green 1 TB

En la serie Green destaca el WD Caviar Green de 1TB. ¿Diferencia con el anterior? Consume menos y hace menos ruido.

De hecho, los WD Green son conocidos por ser los discos duros rígidos más silenciosos. Ello se debe a una tecnología propia de Western Digital mediante la cual el cabezal no toca la superficie del disco, evitando en gran parte el desgaste por el movimiento mecánico de las piezas.

También se suma el hecho de que es un disco que funciona a 5.400 rpm, por lo que su velocidad lo hace recomendable más para almacenaje de fotos, vídeos y documentos que para un uso diario del ordenador.

Discos duros de Seagate

Una de las marcas de discos duros más conocida. Su serie de discos duros Desktop HDD ofrecen un buen rendimiento y capacidades de almacenamiento a un precio irresistible.

seagate desktop hdd

Ejemplo de ello es el Seagate Desktop HDD de 1TB de capacidad, velocidad a 7.200 rpm y 64MB de cache.

Algo bueno de los Desktop HDD es que tienen un consumo algo más reducido de lo habitual en los discos duros, siendo prácticamente inexistente cuando el disco está en reposo, sin sacrificar rendimiento.

Por lo demás, su rendimiento es el esperado en un disco duro con factor de forma de 3.5″. Lo más destacable es sin duda el precio tan bajo que tiene, siendo actualmente el disco duro de 1TB más barato que puedes encontrar en el mercado.

Disco duro interno Toshiba X300

Toshiba X300 Disco duro interno de 4 TB

En el catálogo de Toshiba la opción más interesante es la serie X300, con modelos de 4TB, 5TB y hasta 6TB. El precio de este último es bastante elevado, pero los de 4TB y 5TB cuentan con un precio por MB muy bajo, y su relación calidad-precio es fantástica.

Además de sus enormes capacidades de almacenamiento, se tratan de discos duros de gran rendimiento, con velocidades de transferencia superiores a lo normal en los discos duros rígidos, cerca de los 200MB/s.

Sorprende este increíble rendimiento, ya que funciona a 7.200 rpm, pero se explica en parte por el enorme buffer del que hace gala, con 128MB de cache. Además, Toshiba ha optimizado los tiempos de acceso de los discos duros x300, siendo de los más bajos del mercado en este aspecto.

Samsung: mejor disco duro interno de 2.5″

Nuestra última recomendación es el disco duro Samsung con factor de forma de 2.5″ y con una capacidad de 2TB.

Samsung ST2000LM003 Disco duro interno de 2 TB

Hemos elegido este disco duro como el mejor con factor de forma de 2.5″ por su combinación de buen rendimiento más un funcionamiento muy silencioso gracias a las tecnologías SilentSeek y NoiseGuard de Samsung.

Además se trata de un disco muy recomendado por usuarios de la PS4 de cara a instalarlo en la consola y ampliar su almacenamiento interno. Si lees los comentarios en Amazon, verás que son una mayoría los que han comprado este disco para usarlo en sus consolas.

Su  velocidad es de 5.400 rpm, y dispone de una cache de 32MB. Por sus características y su bajo precio por MB es también un disco duro ideal para instalar en un portátil.

Componentes
Qué fuente de alimentación para PC comprar según potencia
Periféricos
Buscando el mejor disco duro externo del mercado
Componentes
Qué discos SSD comprar: comparativa y recomendaciones de compra
There are currently no comments.