Periféricos

Los mejores monitores 4K que puedes comprar en el 2017


BenQ PD3200U LG 27UD68-W Philips BDM4037UW Dell P2715Q Acer Predator XB281HK Philips BDM4350UC
Vista previa BenQ PD3200U  - Monitor para diseñadores (32' 4K UH, 3840x2160, IPS,100 % Rec.709, sRGB, CAD/CAM, animación, modo baja iluminación, KVM, teclas funcionales, visualización doble, Low Blue Light, Flicker-free), color negro LG 27UD68-W - Monitor de 27' (3840 x 2160 Pixeles, LED, IPS, 1000:1), color plateado Philips Monitores BDM4037UW/00 - Monitor de 40' (resolución 3840 x 2160 pixels, tecnología WLED, contraste 4000:1, 4 ms, HDMI), color plata DELL Professional P2715Q 27' 4K Ultra HD IPS Negro, Plata pantalla para PC - Monitor (68,6 cm (27'), 350 cd / m², 3840 x 2160 Pixeles, 9 ms, LED, 4K Ultra HD) Acer UM.PX1EE.001 - Monitor de 28' (3840 x 2160p, HDMI, 1 ms), color negro Philips Monitores BDM4350UC/00 - Monitor de 43' (resolución 3840 x 2160 pixels, tecnología WLED, contraste 1200:1, 5 ms, HDMI), color negro
Resolución/Pulgadas 32"/UHD 27"/UHD 40"/UHD 27"/UHD 28"/UHD 43"/UHD
Panel IPS IPS VA IPS TN IPS
Soporte color 10 bits 8 bits+2 (FRC) 8 bits 10 bits 8 bits+2 (FRC) 8 bits
Cobertura sRGB 100% 99% 100% 100% 100% 100%
Respuesta/Frecuencia 4ms/60Hz 5ms/60Hz 4ms/60Hz 8ms/60Hz 1ms/60Hz 5ms/60Hz
Entradas de vídeo HDMI, DisplayPort, MiniDP HDMI, DisplayPort HDMI, DisplayPort, VGA HDMI, DisplayPort, MiniDP HDMI, DisplayPort HDMI, DisplayPort, VGA
Valoración
Mejor precio 852,00 € 499,00 € 636,56 € 669,00 € 627,92 € 585,00 €

Monitores ya retirados de la comparativa (2016)

Es ya un hecho: los monitores 4K han llegado para quedarse.

El aumento de resoluciones ha traído consigo pantallas de ordenador con una definición extrema, a las cuales sacan partido desde los jugadores más extremos hasta fotógrafos y diseñadores, pasando obviamente por todo tipo de consumidor multimedia que quiere disfrutar de la nitidez y realismo que aporta el Ultra HD.

Lo cierto es que hemos tenido que esperar algunos años hasta que los monitores 4K han alcanzado cierta madurez, pues se trata de una tecnología que había tenido más desarrollo en televisores que en monitores, debido a las limitaciones de los equipos. Por suerte, hoy en día hay monitores 4K muy buenos, algunos espectaculares, y como en cualquier otra categoría, algunos no tan buenos.

En esta guía hemos seleccionado los que creemos que son los 6 mejores monitores 4K que puedes comprar a día de hoy.

El mejor monitor 4K del momento: BenQ PD3200U

Mejores monitores 4K: BenQ PD3200U

El BenQ PD3200U es la versión renovada para este 2017 del BenQ BL3201PH, uno de los mejores monitores 4K que han salido nunca a la venta. Este nuevo modelo presenta, al igual que su predecesor, una calidad de imagen espléndida, un diseño fantástico y un seguido de prestaciones que lo hacen apto para cualquier uso, a pesar que el monitor venga anunciado para profesionales de la imagen.

Se trata de un monitor con tamaño de 32 pulgadas y una resolución de 3840 x 2160 (UHD). El amplio tamaño de diagonal acomoda muy bien una resolución tan alta, mostrando una enorme densidad de píxeles (0.1845mm) sin hacer más pequeño el tamaño del escritorio.

El panel que ha montado BenQ en este monitor es del tipo AHVA-IPS. Como en todos los paneles de este tipo, la calidad de los colores es fantástica, los ángulos de visión son amplios y el contraste es muy bueno. En concreto, el contraste estático es de 1000:1, y la cobertura de color del monitor es del 100% en el espacio sRGB con una profundidad de 10 bits. Las altas prestaciones del panel lo hacen apto para tareas de edición gráfica o de alta precisión de color, como CAD / CAM. De hecho, BenQ publicita este monitor como un monitor para diseñadores, así que esto ya debería decírnoslo todo.

No obstante, no es solo un monitor para profesionales de la imagen. La enorme calidad de imagen sirve igualmente para jugadores, que además de la calidad de imagen se ven beneficiados por un tiempo de respuesta muy bajo, de tan sólo 4ms. EL monitor también cuenta con un overdrive propio de la marca, el AMA, y es compatible con FreeSync. La única limitación en cuanto a gaming son sus 60Hz de refresco, aunque esto es suficiente para la mayoría de usuarios.

Por otro lado, la superficie mate de la pantalla evita los reflejos. El nivel de brillo es elevado, con un máximo de 350 cd/2, y el monitor incorpora varios modos para facilitar la visión durante prolongadas sesiones, como la tecnología anti parpadeos, la reducción de luz azul y la tecnología patentada por BenQ Senseye 3.

Con respecto al BL3201PH, presenta varias funciones nuevas, como la función DualView, que divide la pantalla en dos ventanas permitiendo modos de visualización distintos en cada una de ellas, el modo Darkroom, heredado de los monitores gaming de la compañía y que consiste en el realce de las zonas oscuras de una imagen, y un novedoso conmutador KVM, que permite mostrar y controlar el contenido desde dos sistemas de PC diferentes en una sola pantalla usando un único teclado y ratón, función especialmente pensada para diseñadores.

Su calidad de imagen es soberbia, con una cobertura total del espacio de color sRGB, y el tamaño de 32″ es perfecto para la densidad de píxeles tan alta que tiene sin hacer ridículamente pequeño el espacio del escritorio. Es apto tanto para tareas de diseño gráfico como para jugar, y ya no digamos visualizar contenidos de vídeo en 4K. Un monitor absolutamente espectacular.

Como suele ser habitual con BenQ, el diseño es magnífico. Tanto la peana como los bordes tienen un acabado mate muy atractivo y sofisticado. La peana es especialmente elegante y útil, pues dispone de un controlador remoto para realizar los ajustes del menú OSD. Las posibilidades ergonómicas son también amplias, pudiendo girar, rotar y pivotar la pantalla hasta ponerla totalmente vertical. Por si fuera poco, tiene soporte para montaje VESA 100×100, y además tiene integrados unos altavoces estéreo con una potencia de 10W.

Las conexiones de las que dispone son 1 puerto HDMI, un DisplayPort, un MiniDP, 2 USB 3.0 y una entrada para auriculares de 3.5mm. Importante mencionar en este sentido que solo puede utilizarse la resolución 3840 x 2160 a 60Hz con los puertos DisplayPort, quedando el resto de conexiones limitadas a una resolución 3840 x 2160 a 30Hz.

Su precio es de 852,00 €. Obviamente no es un monitor barato, pero la calidad se paga, y en este caso queda justificado por la enorme calidad y prestaciones de un monitor 4K sencillamente increíble.

Monitor 4K muy completo: LG 27UD68-W

Los mejores monitores 4K: LG 27UD68-W

Con un tamaño de 27″, el LG 27UD68-W se presenta como una alternativa de tamaño más reducido y más económica que el modelo de BenQ que acabamos de ver.

El panel utilizado por LG para este monitor es un AHVA-IPS, con una resolución de 3840 x 2160 píxeles y una calidad de imagen muy buena. El contraste estático es de 1000:1, la profundidad de color es de 10 bits (8+2 con dithering) y la cobertura del espacio de color sRGB es del 99%, por lo que este monitor es también apto para tareas de retoque fotográfico, edición de vídeo y diseño gráfico.

Sin embargo, LG ha orientado el monitor más hacia lo multimedia, y por supuesto también para juegos. Así pues, el tiempo de respuesta es de tan sólo 5ms, y acompañan al monitor un conjunto de funciones, como un estabilizador de negros para una mayor visibilidad en zonas oscuras (similar al Dark Room que hemos visto en el anterior monitor de BenQ) y la función Dynamic Action Sync que reduce el input lag para una experiencia de juego aún más rápida. Por si fuera poco, este monitor es también compatible con FreeSync.

El diseño del monitor es muy bonito. Una cosa buena que tiene es que los marcos son muy finos, otorgando esa sensación inmersiva característica de este tipo de monitores. La peana tiene un diseño curvado, y aunque de plástico, tiene un acabado de cepillado metálico muy elegante. Las opciones ergonómicas son también muy amplias, permitiendo el giro, rotación y pivotaje hasta poner la pantalla en posición vertical de 90º. La superficie es mate, y tiene un brillo máximo de 300 cd/2.

Otro monitor espectacular, cuyo diseño sin marcos es muy atractivo, con una calidad de imagen espléndida y muy adecuado para gaming y multimedia.

Las conexiones de las que dispone son 2 puertos HDMI 2.0, un DisplayPort 1.2 y una entrada de auriculares de 3.5 mm. Tanto por HDMI como por DisplayPort puede sacarse una resolución nativa de 3840 x 2160 a 60Hz, aunque para el uso de FreeSync hay que usar obligatoriamente el DisplayPort y, como es obvio, una tarjeta gráfica compatible.

El LG 27UD68-W está disponible en color plateado. Su precio es de 499,00 €, siendo uno de los monitores 4K más baratos. Teniendo en cuenta la calidad que tiene y lo que cuesta, es una opción espectacular en relación calidad-precio.

Monitor 4K con pantalla curva y panel VA: Philips BDM4037UW

Los mejores monitores 4K: Philips BDM4037UW

Con la llegada del 4K, Philips se ha puesto las pilas en su división informática para sacar al mercado monitores muy competentes. El Philips BDM4037UW es una buena muestra de ello.

Se trata de un pedazo de monitor de 40″, con una pantalla ligeramente curvada y que monta un panel VA. Este tipo de paneles ofrecen un contraste muy superior a los IPS, y ya no digamos los TN. Gracias a su espectacular contraste estático de 4000:1 (tres veces más que un IPS), sus 8 bits y cobertura del 100% del espectro sRGB, la calidad de imagen es fantástica, y por el tamaño del monitor es ideal para un uso multimedia.

Con sus 40″ y el magnífico color y contraste que proporciona su panel VA, es un monitor excelente para un uso multimedia.

Para juegos también rinde. Con un tiempo de respuesta de 4 ms con el overdrive activado en el nivel máximo, y con una frecuencia de refresco de 60 Hz, este monitor cumple para gaming ocasional o poco intensivo.

El diseño es otro de los puntos fuertes del monitor. En apariencia es realmente bonito y elegante, como suele tenernos acostumbrados Philips con todos sus productos. Con un bonito acabado de plástico metalizado y unos bordes bastante finos, es un placer tener este monitor puesto en el escritorio, aunque también hay que decir que ergonómicamente es muy limitado, permitiendo únicamente la inclinación de la pantalla. Afortunadamente, es compatible con soportes VESA 100.

En conexiones incluye 2 puertos HDMI, otros 2 puertos DisplayPort y un puerto VGA. Tiene también un hub USB 3.0 y entrada y salida de audio auxiliar. También tiene altavoces integrados, de una potencia medianamente decente, con 5W por canal.

Monitor 4K all rounder: Dell P2715Q

Los mejores monitores 4K: Dell P2715Q

El Dell P2715Q es un monitor de fantástica calidad de imagen, con un balance casi perfecto en prestaciones que lo hacen apropiado para todo tipo de usos, o como les gusta decir a los estadounidenses, un producto all rounder.

En este caso tenemos de nuevo un panel AH-IPS con un tamaño de 27″ y una resolución UHD de 3840 x 2160, dando lugar a una densidad de píxeles de 163.18 PPI, lo cual es una barbaridad. Como resultado, la imagen tiene una nitidez absoluta, y este es uno de los monitores con mejor definición que vas a poder comprar, con el único problema de tener que usar el reescalado si el tamaño de los iconos se vuelve demasiado pequeño para tu gusto.

Afortunadamente, el resto de prestaciones también están a la altura, como sus 10 bits de profundidad de color y un 100% de cobertura del espacio sRGB, además de un contraste estático de 1000:1, típico de los paneles IPS, y unos ángulos de visión de 178º. El monitor despliega una imagen fantástica, con colores precisos, vivos y realistas, que se suman a la definición extrema para dar como resultado una imagen perfecta.

Este monitor alcanza un brillo máximo de 300 cd/2, y esto, sumado a la superficie mate de la pantalla, evitará los molestos reflejos. Dell también acompaña al monitor de retroiluminación libre de parpadeos y varios modos de imagen prestablecidos, entre los que se incluye el modo “Papel”, que reduce la luz azul para hacer más agradable la lectura en pantalla.

El Dell P2715Q es un monitor con una calidad de imagen espléndida de definición extrema, apta para casi cualquier uso, una gran ergonomía y muchas opciones de conectividad. Un monitor apto para cualquier tipo de uso, aunque el gaming no es precisamente su punto fuerte.

Otro punto que siempre analizamos es la respuesta de la pantalla, y esta no es su gran fuerte. Sus 8ms de tiempo de respuesta y un input lag medido de 11ms pueden resultar insuficientes para los jugadores más exigentes, aunque por otra parte la mayoría de jugadores ocasionales encontrarán este monitor más que capacitado. Su tasa de refresco máxima es de 60Hz.

Por otro lado, debemos decir que el diseño no es el más inspirado que hemos visto en Dell. No tiene los marcos tan finos como el Dell U2515H y el aspecto es mucho menos estilizado, aunque la parte trasera y la peana es prácticamente la misma. Por suerte su ergonomía es amplia, pudiendo inclinar el monitor, pivotarlo y rotarlo, además de ser compatible con montajes VESA.

En el capítulo de conexiones va muy bien servido: HDMI, DisplayPort, MiniDP, otro DisplayPort de salida, 4 USB 3.0  y una toma para auriculares. Su precio, 669,00 €, está enconsonancia con la tremenda resolución y calidad de imagen de su panel.

Otro fantástico 4K para gaming: Acer Predator XB281HK

Los mejores monitores 4K: Acer Predator XB281HK

Como una alternativa bastante más barata al ASUS PG348Q que hemos visto antes se presenta este Acer Predator XB281HK.

Este monitor dedicado a jugadores presenta un panel TN de una calidad bastante decente, con una resolución UHD en 28″, lo que se traduce en una densidad de píxeles muy alta (137.68 PPI). En juegos 4K, esto implica un mayor nivel de detalle que en monitores con diagonales más altas.

El mayor inconveniente de este monitor es su panel TN, aunque como ya hemos dicho tiene una calidad bastante decente para lo que son este tipo de paneles. Su contraste es de 1000:1 y muestra 10 bits de profundidad de color (8 + 2 con FRC), con una cobertura que Acer promete del 100% del espacio sRGB, aunque los escasos ángulos de visión te obligan a sentarte centrado en el monitor para obtener la mejor calidad de imagen. En general, una imagen buena pero sin alardes.

Un monitor que no destaca por una gran calidad de imagen (es un panel TN) pero sí por sus prestaciones para gaming: 1 ms de respuesta y soporte para G-Sync, además de modos de imagen exclusivos para gamers.

La fortaleza de este monitor reside en sus prestaciones gaming. Con un tiempo de respuesta de 1 ms y plenamente compatible con G-Sync, el Predator XB281HK reúne también otras funciones para minimizar la fatiga ocular en largas sesiones de juego, como el Predator EyeProtect’s Flicker-less, el Blue-light Filter, ComfyView y Low-dimming. El único inconveniente es que está limitado a 60 Hz, con lo que los jugadores más exigentes quizás deban mirar otros modelos, pero jugadores que se conformen con jugar a 60 fps encontrarán en el bajo tiempo de respuesta de este monitor un factor decisivo.

En diseño también hará las delicias de los jugadores. Con una apariencia agresiva y moderna, este monitor es también muy completo en ergonomía, permitiendo el ajuste de altura, rotación, giro e inclinación. También es compatible con VESA 100.

Las conexiones que tiene son 1 entrada HDMI, otra para DisplayPort, 4 USB 3.0 y una entrada de línea para auriculares. También le puedes conectar altavoces externos, cosa recomendable ya que los que trae integrados tienen una potencia de 4W y son de mala calidad.

¿Monitor o TV? Philips BDM4350UC

Los mejores monitores 4K: Philips BDM4350UC

El Philips BDM4350UC tiene la pantalla con la diagonal más grande de todos los monitores presentes en la comparativa. Con sus 43″, parece más un televisor que un monitor para PC, y de hecho, su diseño es casi calcado al de algunos televisores de la compañía.

A pesar de que su precio pueda parecer que diga lo contrario, se trata de un monitor de calidad. Tiene un panel IPS, con resolución UHD, contraste estático de 1200:1, soporte para 8 bits de color reales y un brillo máximo de 300 cd/m² con retroiluminación WLED. Aunque no es la mejor de su clase, la calidad de imagen es muy buena.

Para gaming es un monitor apto, pues el tiempo de respuesta es de 5 ms, y el overdrive del que hace gala reduce el motion blur de manera muy efectiva. La tasa de refresco máxima es de 60 Hz, suficiente para la mayoría de jugadores ocasionales.

Otro monitor bueno para todo un poco, con una calidad de imagen muy buena y con un tamaño más típico de los televisores, por lo que es una opción magnífica para un uso multimedia.

Ya hemos dicho que su diseño es casi calcado al de otros televisores Philips. Como tales, sus opciones ergonómicas son inexistentes, limitándose al soporte para VESA 200. También, como buen híbrido entre monitor y TV, viene con altavoces integrados, y además de una calidad superior a lo que suele ser habitual, con una potencia de 7W por canal y un buen nivel de detalle en todas las frecuencias.

Sus conexiones son 2 puertos HDMI, 2 DisplayPort, una entrada para el ya casi extinto cable VGA, una entrada de audio y otro de salida de 3.5mm y 4 USB 3.0.

Componentes
Las mejores tarjetas gráficas del momento [Guía de compra 2017]
Ordenadores
Mini PC y Nettop: 5 modelos muy buenos, bonitos y baratos
Componentes
Comprar memoria RAM: Recomendaciones y consejos
There are currently no comments.