ssd samsung

Samsung 850 Evo: Análisis de nuestro SSD recomendado

El primer análisis a fondo de esta web tenía que ser para el SSD más popular del momento, el Samsung 850 Evo.

Se trata del SSD más vendido en los principales comercios online, y esto tiene su explicación en la grandísima relación que guarda entre calidad y precio, con un rendimiento más que bueno pero manteniendo a la vez un precio muy bajo.

Lo bueno de los SSD de Samsung es que emplean hardware fabricado por ellos mismos y no por terceros; esto les otorga una serie de ventajas, pues poseen el control absoluto del hardware y pueden exprimirlo al máximo para obtener un gran rendimiento en sus SSD.

Los Samsung 850 Evo vienen con 5 capacidades: 120GB, 250GB, 500GB, 1TB y 2TB. Las diferencias de rendimiento entre los distintos modelos son inapreciables, por lo que el análisis es el mismo para todas las versiones con distintas capacidades.

Hechas las presentaciones entraremos en materia, no sin antes ver un listado de sus características técnicas.

Resumen de características del Samsung 850 Evo

Samsung 850 EVO

  • Factor de forma: 2.5″ pulgadas, 7mm de grosor
  • Capacidades: 120GB, 250GB, 500GB, 1TB y 2TB
  • Interfaz: SATA 1, SATA 2, SATA 3
  • Tipo de memoria: 3D V-NAND (TLC)
  • Controladora: Samsung MEX
  • Seguridad: Encriptación AES 256 bits
  • Velocidad máxima lectura: 540MB/s
  • Velocidad máxima escritura: 520MB/s
  • Garantía del fabricante: 5 años

Contenido de la caja

  • El disco SSD
  • Manual con guía de instalación rápida
  • Documento de garantía de fabricante
  • CD con software de Samsung

Factor de forma e instalación

El Samsung 850 Evo es un SSD con factor de forma de 2.5″ pulgadas; esto es el tamaño estándar de los discos duros que se instalan en los portátiles.

Su tamaño es de 10 x 7 x 0,7 cm, por lo tanto su grosor es de 7mm, apto para su instalación en cualquier PC, portátil o videoconsola.

Samsung 850 EVO

La interfaz del disco es SATA 3, el estándar actual para todos los SSD. SATA 3 es retrocompatible con anteriores interfaces SATA, por lo que si tu ordenador solo tiene soporte para SATA 1 o SATA 2 podrás seguir utilizando este disco, aunque no obtendrás las máximas velocidades para las cuales está preparado.

Estéticamente es bastante sobrio, de color negro y con el logo de Samsung en el centro. Incluye también un cuadrado de color gris, que lo diferencia de la gama Pro (esta es de color rojo).

Para instalarlo habrá que hacer como con todos los SSD: conectar el cable de alimentación primero y conectar después el cable SATA. Windows debería reconocer automáticamente los drivers del disco.

Rendimiento del Samsung 850 Evo

Si por algo se caracterizan los SSD de Samsung es por su rendimiento notable en todas las áreas en las que se necesita que rinda bien un SSD. El hecho que Samsung fabrique su hardware propio con sus propias controladoras facilita que pueda exprimir el rendimiento de sus SSD al máximo.

Samsung utiliza para sus SSD una memoria 3D V-NAND, fabricada con 32 capas de celdas de memoria apiladas de forma vertical, proporcionando así una densidad de circuito que mejora el rendimiento y la durabilidad del SSD, así como se optimiza también su consumo energético.

Samsung 850 EVO

Gran velocidad de transferencia con TurboWrite y Rapid Mode

Los datos de velocidad máxima que facilita Samsung son de 520 MB/s de escritura, y 540 MB/s de lectura. Esto es en lo referente a la velocidad secuencial, que por así decirlo es la velocidad máxima que se obtiene cargando un archivo de gran tamaño o a la hora de transferirlo.

En cuanto a velocidades aleatorias, que son el resultado de ejecutar pequeños archivos de forma simultánea, los Samsung 850 Evo prometen 88.000 IOPS en el apartado de escritura aleatoria.

Uno de los grandes añadidos de Samsung con estos SSD es el modo TurboWrite, que exprime el SSD para acelerar la velocidad aún más en las tasas de transferencia. Los efectos de esta tecnología se pueden apreciar en las transferencias de archivos grandes, como por ejemplo películas en HD, donde la velocidad normal puede llegar a triplicarse.

Otro añadido interesante es Rapid Mode, función que se puede habilitar con el software Samsung Magician, y que utiliza la memoria RAM que quede libre en el sistema como memoria caché del SSD. Esto lo que consigue es doblar el rendimiento en operaciones habituales, como apertura de programas, descarga de páginas navegando por internet, y cualquier otra operación, exceptuando la transferencia de archivos.

Esta caché dinámica se suma a la que ya lleva de serie en el disco, con 256MB en el modelo de 120GB, 512MB en los modelos de 250GB y 500GB, y de 1GB en los modelos de 1TB y 2TB.

Menos consumo, más durabilidad

La fiabilidad de la memoria 3D V-NAND más el controlador propio de Samsung proporciona también un consumo energético muy reducido en los Samsung 850 Evo. Samsung cifra este consumo en 2,4W en modo reposo y 4,4W en plena carga de trabajo, lo que supone una reducción de un 25% con respecto a la anterior gama, la 840 Evo.

Dynamic Thermal Guard

Además, todos los Samsung 850 Evo disponen de una protección denominada Dynamic Thermal Guard, cuyo funcionamiento consiste en mantener la temperatura adecuada del disco según su actividad. De esta manera, si la carga de trabajo es alta y el disco empieza a sobrecalentarse, disminuye dinámicamente su temperatura.

En términos de durabilidad Samsung ha llevado a las memorias TLC a unos nuevos niveles. En concreto, Samsung asegura una durabilidad de 10 años a razón de una carga diaria de 40GB de lectura/escritura. Teniendo en cuenta que son muy pocos los usuarios que someten a tanto estrés a sus SSD, es de esperar que los 850 Evo duren mucho más que esos 10 años antes de que empiecen a dar problemas.

De hecho, Samsung ha aumentado su habitual garantía de 3 años a una más amplia de 5 años de garantía oficial del fabricante, demostrando así la seguridad y confianza que tiene depositadas en la durabilidad de sus SSD.

Seguridad y monitorización con Samsung Magician

Como no podía ser de otra manera, los Samsung 850 Evo tienen cifrado AES de 256 bits para proteger tus datos, cuestión muy importante si se tiene pensado instalar el disco en un portátil. También cumplen con la normativa TCG Opal 2.0, y es compatible con el protocolo IEEE1667.

Una característica que los entusiastas de la informática apreciarán es la monitorización que pueden realizar del estado del disco con el programa Samsung Magician. Este programa, además de informarnos sobre el estado del disco, puede realizar tareas de mantenimiento y optimización muy interesantes:

  • Asignar perfiles para optimizar el rendimiento, la durabilidad o la capacidad de almacenamiento.
  • Habilitar el modo Rapid Mode que ya hemos visto antes.
  • Habilitar el buffer de caché de escritura y limpiarlo.
  • Realizar copias de seguridad de archivos, carpetas o el sistema al completo, siempre que la capacidad del disco lo permita.
  • Restaurar las copias de seguridad hechas con anterioridad y que permanezcan almacenadas.

Conclusiones sobre los Samsung 850 Evo

La gama 850 Evo se sitúa justo por debajo de los 850 Pro en cuanto a rendimiento, ubicándose en la gama media de la compañía. Pero es que la gama media de Samsung es el equivalente a las gamas altas de otros fabricantes de SSD, cuestión que deja claro que, en cuestión de rendimiento, Samsung es la mejor.

Samsung 850 EVO 250GB

Además del rendimiento, Samsung ha completado un trabajo de optimización grandioso con estos SSD, destacando la alta eficiencia energética de sus memorias 3D V-NAND, y que junto al buen hacer de su controlador MGX/MEX también ha aumentado la vida útil de sus SSD a periodos superiores a los 10 años, cosa que parecía impensable hasta hace bien poco.

Los modos TurboWrite y Rapid Mode son la guinda del pastel para unos SSD casi perfectos y con una relación calidad-precio que está fuera de toda duda, en concreto el modelo de 500GB, con un precio inferior a los 150€ y que ofrece una capacidad sobrada para instalar el sistema operativo, multitud de programas y juegos.

En definitiva, los Samsung 850 Evo son unos discos fantásticos y que cumplen con todo lo que le pedimos a un buen SSD. Y por su excelente rendimiento y su fantástica relación calidad-precio los escogemos como los SSD recomendados en nuestra web.

Samsung 850 Evo

Samsung 850 Evo
9

Rendimiento

9/10

    Durabilidad

    8/10

      Relación calidad-precio

      10/10

        Pros

        • Gran rendimiento en lectura/escritura secuencial y accesos aleatorios
        • Alta durabilidad de 10 años a razón de 40GB diarios
        • Monitorización y ajustes avanzados con Samsung Magician
        • Consumo muy reducido y protección termal dinámica
        • 5 años de garantía por parte de Samsung

        Cons

        • El paquete viene con lo justo, sin extras
        • Los modelos de 1TB y 2TB son algo caros

        También te podría gustar...

        Deja un comentario

        Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

        0 Shares
        +1
        Tweet
        Share
        Pin
        Share