Category

Informática

Category

Vista previa Producto Valoración Precio
Samsung 850 EVO - Disco Duro... Samsung 850 EVO - Disco Duro... 5.269 opiniones 86,00 €
Samsung 860 EVO - Disco estado... Samsung 860 EVO - Disco estado... 5.269 opiniones 75,00 €
Samsung 970 EVO - Disco duro... Samsung 970 EVO - Disco duro... 601 opiniones desde 103,31 €
Crucial MX500 CT500MX500SSD4 -... Crucial MX500 CT500MX500SSD4 -... 121 opiniones desde 48,78 €
Samsung 970 Pro - Disco Duro... Samsung 970 Pro - Disco Duro... 29 opiniones desde 166,98 €
Crucial BX300 CT480BX300SSD1 -... Crucial BX300 CT480BX300SSD1 -... 367 opiniones desde 48,09 €
Transcend SSD370S - Disco duro... Transcend SSD370S - Disco duro... 38 opiniones 191,77 €
Toshiba TR200 25SAT3-240G -... Toshiba TR200 25SAT3-240G -... 404 opiniones 38,99 €
Samsung T5 500GB - Disco... Samsung T5 500GB - Disco... 117 opiniones 97,68 €

Comprar un disco SSD para reemplazar tu viejo disco duro es una de las cosas más fáciles, baratas y directas que puedes hacer para mejorar el rendimiento de tu PC.
Instalar un SSD en tu viejo PC es una acción que tiene un efecto inmediato en el rendimiento. Es la actualización que más impacto tiene, por encima de actualizar la memoria RAM o el procesador.
En este artículo vamos a tratar de responder las preguntas frecuentes sobre este componente interno, por qué vale tanto la pena invertir algo de dinero en él y te recomendaremos qué SSD comprar según el presupuesto que tengas.

Mejores SSD según presupuesto y características

Aquí tienes mis recomendaciones con los mejores SSD del momento. Tienes muchos SSD para elegir en función de capacidades y precios.
Las versiones de 500 GB suelen ser las que guardan un precio por Gigabyte más bajo, así que los precios son siempre para el modelo de 500 GB, salvo que se indique lo contrario.

Los SSD mejora valorados: Samsung 850 EVO

La serie 850 EVO de Samsung es la más popular en el mundo de los SSD, y sus discos han sido con diferencia los más vendidos durante estos últimos años. Ahora se están viendo reemplazados por los nuevos 860 EVO, pero la serie 850 sigue siendo válida e igual de recomendable mientras siga existiendo stock para ellos, y más aún ahora que han bajado de precio.
Su rendimiento es fantástico, con una velocidad de escritura de 520 MB/s y velocidad de lectura de 540 MB/s en una interfaz compatible con SATA III. Basta con leer las 5.269 opiniones de clientes en Amazon, que le otorgan una nota media de 4.8 sobre 5, siendo el SSD más y mejor valorado del mercado.
Los 850 EVO emplean celdas TLC 3D V-NAND, por lo que su longevidad es alta. Samsung ofrece una garantía de 5 años con una tasa de 75 TB escritos. Aunque esta cifra pueda parecer corta, sobre todo viendo lo que garantizan SSD más modernos, piensa que escribiendo 20 GB diarios en el disco (cosa que no suele ser muy normal) te duraría casi 50 años.
Otro punto a favor de los 850 EVO es su consumo energético, el cual está ultra optimizado para la memoria 3D V-NAND que emplea, y la cual reduce el gasto eléctrico a unos ridículos 2mW en estado de suspensión. Es por esto que son unos discos SSD que habitualmente se compran para instalarlos en portátiles ligeros.
Otro añadido de este SSD es el software que trae. Se llama Samsung Magician, y con él puede utilizarse el modo Rapid, que utiliza parte de la memoria RAM para aumentar el rendimiento, o la función de clonado para copiar la instalación de un disco duro rígido y trasladarla al nuevo SSD que has comprado.
El modelo de 500 GB está ahora tirado de precio, pudiéndose comprar por lo mismo que cuesta el de 250 GB, así que sería absurdo comprar este último. Aprovecha, antes que se agoten.
Tipo de celdas: TLC 3D V-NAND | Lectura secuencial: 540 MB/s | Escritura secuencial: 520 MB/s | Factor de forma: 2.5″ | Capacidades: 250 GB, 500 GB, 1 TB, 2 TB, 4 TB | Durabilidad: 75 TB

Los mejores SSD en calidad-precio: Samsung 860 EVO

Los sucesores de los 850 son los nuevos Samsung 860 EVO, disponibles en capacidades desde los 250 GB hasta los 4 TB, siendo el modelo de 500 GB el más barato en precio por GB.
Esta serie mantiene las virtudes de la anterior y añade algunas ventajas, con un rendimiento en escritura y lectura secuencial que es prácticamente idéntico pero con un ratio de durabilidad muy superior, justo el doble. Así pues, mientras que los 850 EVO soportaban hasta 75 TB, los 860 EVO aumentan la durabilidad hasta los 150 TB, una diferencia muy significativa que agradecerán los usuarios que hagan un uso más intenso de su almacenamiento.
Esto es debido a que Samsung emplea en estos discos unas V-NAND MLC de 64 capas, aunque en este caso el término MLC es más marketing que otra cosa, pues en realidad son celdas TLC 3D V-NAND como las de su antecesor. No obstante, Samsung ha aplicado mejoras para que estas sean más duraderas.
También hay algunas mejoras en la lectura 4K, con 98.000 IOPS en el 860 EVO frente a los 90.000 IOPS del 850 EVO, y algo menos en cuanto a escritura 4K, con 90.000 IOPS en el 860 EVO frente a los 88.000 IOPS del 850. De todos modos, la diferencia en el uso real del día a día será inapreciable.
Tipo de celdas: TLC 3D V-NAND | Lectura secuencial: 550 MB/s | Escritura secuencial: 520 MB/s | Factor de forma: 2.5″ | Capacidades: 250 GB, 500 GB, 1 TB, 2 TB, 4 TB | Durabilidad: 150 TB

Mejores SSD M.2 en rendimiento: Samsung 970 EVO

Si prefieres tu disco SSD en factor de forma M.2 2280 y conexión NVMe, los Samsung 970 EVO son los más recomendables.
Sí, los hay más rápidos, pero ninguno por este precio. El Samsung 970 EVO ofrece velocidades secuenciales de 3400 MB/s de lectura y 2300 MB/s de escritura, además de una velocidad de lectura 4K de 370.000 IOPS y de 450.000 IOPS en escritura 4K.
Su durabilidad también es una pasada, con 300 TB gracias sus celdas TLC 3D V-NAND con tecnología mejorada para hacerlos más duraderos, al igual que sucede con los 860 EVO. Samsung está tan seguro de esto que ofrece 5 años de garantía para estos SSD.
Por ponerle algún pero, es justo decir que estos SSD M.2 son más caros que algunos otros de la competencia, como los Crucial MX500 que veremos a continuación, pero su impecable rendimiento y su durabilidad están por encima de cualquier otro SSD por esta capacidad y precio.
Tipo de celdas: TLC 3D V-NAND | Lectura secuencial: 3400 MB/s | Escritura secuencial: 2300 MB/s | Factor de forma: M.2 2280 | Capacidades: 250 GB, 500 GB, 1 TB, 2 TB | Durabilidad: 150 TB

Rebajas
Samsung 970 EVO - Disco duro sólido de 500 GB
Samsung - Ordenadores personales
desde 103,31 €

Mejores SSD M.2 en calidad precio: Crucial MX500

Si quieres un SSD M.2 con el que mejorar el rendimiento general del sistema e iniciar Windows rápidamente, pero sin pagar el extra que supone el 870 EVO, la mejor opción ahora mismo son los Crucial MX500.
Estos SSD simplemente recogen las prestaciones de los MX500 en factor de forma de 2.5″ y los presentan en formato M.2. La velocidad de escritura secuencial es de 560MB/s, y la velocidad de escritura secuencial es de 510MB/s.
En cuanto a durabilidad mantienen las buenas cifras de sus hermanos de 2.5″, con ratios de 100 TB para el modelo de 250 GB y de 180 TB para el de 500 GB, que es el modelo que recomiendo por su excelente relación calidad-precio.
Además, Crucial iguala los 5 años de garantía limitada de los Samsung. Una compra de rendimiento seguro por un precio imbatible.
Tipo de celdas: TLC 3D V-NAND | Lectura secuencial: 560 MB/s | Escritura secuencial: 510 MB/s | Factor de forma: M.2 2280 | Capacidades: 250 GB, 500 GB, 1 TB, 2 TB | Durabilidad: 180 TB

Mejor SSD para gaming: Samsung 970 Pro

Para gamers que busquen un SSD de máximo rendimiento, el Samsung 970 Pro es su disco SSD.
En formato M.2 2280 e interfaz NMVe, este SSD alcanza velocidades de vértigo de 3500 MB/s en lectura secuencial y de 2300 MB/s en escritura secuencial, además de 370,000 IOPS en lectura 4K y 500,000 IOPS de escritura aleatoria.
Usando celdas MLC de 64 capas, el 970 Pro en su versión de 512 GB proporciona una increíble durabilidad de 600 TB, la más alta de entre todos los SSD. Samsung incluso proporciona en este SSD una DRAM LPDDR4 de 512MB para un acceso casi instantáneo a la información del disco.
Los 970 Pro se cuentan también entre los SSD con consumo más reducido, así que le van como anillo al dedo a un portátil gaming, en el que cada componente importa a la hora de exprimir la autonomía de la batería.
Tipo de celdas: MLC | Lectura secuencial: 3500 MB/s | Escritura secuencial: 2300 MB/s | Factor de forma: M.2 2280 | Capacidades: 512 GB, 1 TB | Durabilidad: 600 TB

Samsung 970 Pro - Disco Duro sólido de 512 GB
Samsung - Accesorio
desde 166,98 €

Mejores SSD con celdas MLC: Crucial BX300

Los Crucial BX300 son también una estupenda opción en relación calidad-precio.
Estos SSD tienen factor de forma de 2.5″ con conexión SATA 3, y emplean celdas MLC 3D de 32 capas que garantizan una alta durabilidad, que en el caso del modelo recomendado de 480 GB es de 160 TB.
El rendimiento es fantástico, sobre todo en lectura secuencial donde alcanza los 555 MB/s, mientras que en escritura se queda en los 510 MB/s. En lectura y escritura aleatoria maneja muy buenas cifras igualmente, con 95K/90K IOPS, que están entre lo más alto para discos SSD en este formato.
Crucial también tiene la ventaja de acompañar sus SSD con uno de los mejores softwares para el control de estos, el Storage Executive. Instalar este programa nos permitirá acceder a la función Momentum Cache, que mejora el rendimiento del disco con archivos usados frecuentemente.
Son además unos SSD de bajo consumo y muy frescos en temperaturas, siendo ideales para instalar en portátiles que únicamente dispongan de conexión SATA.
Tipo de celdas: MLC 3D | Lectura secuencial: 555 MB/s | Escritura secuencial: 510 MB/s | Factor de forma: 2.5″ | Capacidades: 120 GB, 240 GB, 480 GB | Durabilidad: 160 TB

El SSD más longevo: Transcend SSD370

El Transcend SSD370 tiene ya un par de años, pero sigue siendo uno de los mejores SSD del mercado.
Es uno de los pocos SSD con celdas MLC que pueden adquirirse a un buen precio. En rendimiento puro está ligeramente por debajo de los EVO de Samsung y los nuevos SSD de Crucial, y es que, aunque en lectura secuencial ofrece un excelente registro de 560 MB/s en velocidades secuenciales de escritura se queda en los 460 MB/s, y en lecturas y escrituras aleatorias se queda en los 75000 IOPS.
No obstante, les supera en longevidad. En versión de 500 GB, el Transcend SSD370 tiene una durabilidad a prueba de bomba de 550 TB , por lo que si prefieres longevidad a rendimiento, definitivamente es un SSD a tener en cuenta.
El SSD370S dispone de un rango de capacidades que van únicamente desde los 32 GB hasta 1 TB, debido a las limitaciones en cuanto a densidad de bits en las celdas MLC.
Tipo de celdas: MLC | Lectura secuencial: 560 MB/s | Escritura secuencial: 460 MB/s | Factor de forma: 2.5″ | Capacidades: 32 GB, 64 GB, 128 GB, 256 GB, 512 GB, 1 TB | Durabilidad: 550 TB

SSD barato: Toshiba TR200

Para los que busquen actualizar su equipo con un SSD barato de capacidad media, la justa para instalar Windows y los principales programas en él, buscando un inicio de sistema rápido y una mejora de rendimiento instantánea, el Toshiba TR200 de 240 GB es ahora mismo una alternativa insuperable.
Se trata de un SSD con celdas TLC 3D V-NAND, cuyo rendimiento anunciado es de una velocidad de lectura de unos 555 Mb/s y una velocidad secuencial de escritura de 540 MB/s. Sin embargo, en pruebas sintéticas el registro máximo se queda en torno a los 300 Mb/s. Este dato no debe preocupar demasiado al tipo de usuario al que va dirigido este SSD, pues en el uso del día a día ya proporciona la mejora de rendimiento suficiente para hacer que su compra sea recomendable.
La durabilidad de este SSD está medida en los 60 TB para el modelo de 240 GB. Desde luego no es el más longevo, pero con un precio por Gigabyte tan bajo, no vamos a exigirle mucho más.
Tipo de celdas: TLC 3D V-NAND | Lectura secuencial: 555 MB/s | Escritura secuencial: 540 MB/s | Factor de forma: 2.5″ | Capacidades: 240 GB, 480 GB, 960 GB | Durabilidad: 60 TB

Toshiba TR200 25SAT3-240G - Disco Duro Interno de 240 GB, Color Negro
OCZ Technology - Ordenadores personales
38,99 €

Mejores SSD externos: Samsung T5

No existen muchos SSD externos, ya que generalmente lo que se busca en un disco externo es capacidad y no tanto velocidad de transferencia. El Samsung T5 es el mejor de los pocos modelos que hay en el mercado.
Con una memoria flash V-NAND y velocidades de transferencia de hasta 540 MB/s, el Samsung T5 presenta un tamaño compacto que además es ultra-resistente, gracias a un cuerpo metálico que resiste caídas desde 2 metros. El disco viene con software de encriptación para contraseñas AES 256-bit.
El único puerto del que dispone es un USB tipo C, lo que posibilita una transferencia rápida sin cuellos de botella y el uso de un único cable para la alimentación. Acompañando al disco viene un software de gestión del dispositivo, y se vende en capacidades de 250 GB, 500 GB, 1 TB y 2 TB.
Tipo de celdas: TLC 3D V-NAND | Lectura secuencial: 540 MB/s | Escritura secuencial: 515 MB/s | Factor de forma: 2.5″ | Capacidades: 250 GB, 500 GB, 1 TB, 2 TB

¿Qué es un SSD?

SSD es el acrónimo de solid-state drive, o traducido al español «unidad de estado sólido». Básicamente se trata de un disco duro, es decir, un dispositivo que almacena archivos en un ordenador. Sin embargo los SSD son muy distintos de los discos duros tradicionales, y aportan muchas más ventajas.
Hasta ahora (y aún actualmente) la unidad de disco duro rígido (HDD) ha sido el componente estándar para el almacenamiento de archivos en un PC. Un disco duro tradicional almacena los archivos en un disco magnético giratorio, y cuando se requiere acceso a un archivo concreto mueve un cabezal y busca la posición de ese archivo en el disco.

hdd vs ssd
A la izquierda un disco duro rígido, a la derecha un SSD


El funcionamiento de un disco duro rígido es muy mecánica, como puedes ver, y ello implica una serie de problemas a los que seguro ya te has habituado: el principal es el ruido que pueden llegar a hacer el disco y el cabezal. Seguro que te suena, es ese zumbido seguido de un chasquido que a veces se produce cuando el disco duro está trabajando a pleno rendimiento.
Pero además del ruido, los discos rígidos son también contaminantes, consumen más energía y por su funcionamiento mecánico son susceptibles a sufrir más averías o a ver perjudicado su rendimiento con el paso del tiempo.
Los SSD, a diferencia de los discos duros rígidos, funcionan con una memoria no volátil, la memoria flash. No se trata de ciencia ficción, la memoria flash la llevas usando desde hace años en pendrives y tarjetas de memoria de cámaras de fotos.
Gracias a este tipo de memoria, un disco SSD no necesita partes móviles que funcionen mecánicamente, sino que únicamente dispone de módulos de memoria a las cuales accede mediante su circuitería interna. Los beneficios son muchos e inmediatos: menos latencia, mayor velocidad, mucho menos ruido (son inaudibles), consumen menos energía, no sufren tantas averías y son más pequeños.
Estos beneficios se traducen en el entorno real en esta serie de ventajas:

  • Los archivos se transfieren a una velocidad muy superior
  • El tiempo que tarda el sistema operativo en abrirse se reduce drásticamente
  • Copiar y duplicar archivos se hace a una velocidad mucho menor
  • Se tiene la sensación de que el PC va más rápido en general

La diferencia en el precio era muy alta hace algunos años, aunque actualmente ya no es tanta y los precios se han equiparado bastante. Pero lo que es cierto es que el precio por Mb es mayor en los SSD, por lo que comprar un SSD de, por ejemplo 1Tb, puede costarte unos 250€, mientras que un disco duro rígido de la misma capacidad te cuesta apenas 60€.¿Tienen algo de malo los discos SSD? Si algo se les puede achacar es que son más caros que los discos duros rígidos.

 Por antiguo que sea tu PC, instalar un SSD te dará un salto de rendimiento enorme: notarás que todo carga más rápido, tendrás menos «cuelgues» en las aplicaciones y la sensación general que tendrás será que tu PC es más liviano.

¿Qué es lo que hace entonces la mayoría de la gente que se compra un SSD? Adquirir uno con una capacidad de 250GB o 500GB e instalar en él tanto el sistema operativo como los programas importantes, almacenando el resto de archivos que no requieren de una ejecución tan rápida, como pueden ser fotografías o vídeos, en un disco duro rígido tradicional.
Haciendo esto consigues los principales beneficios de un SSD, como es la velocidad de apertura del sistema operativo y la rápida ejecución de los programas, sin sacrificar espacio de almacenamiento. De todas formas indagaremos en esta idea más adelante.

Características en las que fijarse a la hora de comprar un disco SSD

Lo cierto es que si no quisieras complicarte mucho la vida, podrías ir a cualquier comercio, comprar cualquier disco SSD y seguramente notarías una mejora sustancial del rendimiento de tu PC. Y es que prácticamente cualquier SSD del mercado funciona mejor y más rápido que un disco duro rígido.
Pero de lo que se trata es de invertir el dinero de la mejor forma posible, ¿no?. Con esto en mente, queremos detallarte una a una las principales características que decantan la balanza para un lado o para el otro a la hora de comprar un SSD.

Tecnología de celdas

Es el aspecto más importante, por delante incluso de lo veloz que sea el SSD transfiriendo archivos.
La tecnología de celdas se refiere a la capacidad que tiene la memoria Flash de almacenar bits en cada celda de la que se compone la memoria. Esto tiene su impacto en la longevidad del SSD, que es su punto más delicado. Puesto que cada bit requiere dos estados de voltaje, cuantos más bits haya por celda habrá más densidad y menos aislamiento eléctrico, dando lugar a una degradación de datos progresiva, afectando al rendimiento y acortando la vida útil del SSD.
Las tecnologías de celda actuales en los SSD son estas:

  • SLC: Fueron las primeras. Cada celda almacena 1 bit, con lo que hay poca densidad en las celdas. El resultado es discos SSD con capacidades más bajas y más caros, pero a cambio ofrecen el mejor rendimiento y una enorme longevidad.
  • MLC: Cada celda almacena 2 bits. No son tan longevos como los SLC, pero ofrecen un ratio rendimiento/capacidad excelente. Los mejores SSD en relación calidad-precio usan celdas MLC.
  • TLC: Cada celda almacena 3 bits, requiriendo 8 estados de voltaje. Permiten capacidades de almacenamiento muy grandes a un precio muy bajo, puesto que les salen muy baratos de fabricar a las compañías, pero sufren de una gran degradación, con datos que se pierden pasado un tiempo, velocidades de transferencia cada vez peores y una vida útil del disco muy limitada.

Existe una cuarta, la TLC 3D V-NAND. Este es un invento que se sacaron de la manga los fabricantes para corregir los defectos de las TLC: en vez de apilar en plano las celdas, se apilan verticalmente en 3D para proporcionar mayor nanometraje a cada celda y, por lo tanto, mayor aislamiento. La degradación es muy inferior a las simple TLC, y su vida útil mucho más larga.
Aunque el bajo precio de los SSD con tecnología TLC es francamente irresistible, ve y compra discos SSD con celdas MLC, o al menos con TLC 3D V-NAND. De lo contrario te estarás arriesgando a que de repente un día no puedas abrir un archivo porque los datos están corruptos, o que el disco se vuelva extremadamente inestable y lento, tanto como desesperarte.
No hay diferencia de precio entre los TLC y los TLC 3D V-NAND, y muy poca con los MLC, así que no hay excusa. Un disco SSD con celdas TLC puede bastar para un PC con uso poco intensivo y dedicado a navegar por internet, pero para almacenamiento de datos o para un uso profesional o estudiantil, yo no me la jugaría.

Velocidad máxima lectura y de escritura

La segunda característica que querrás tener en cuenta es la velocidad de transferencia.
Básicamente estos valores te dan una idea de lo rápido que funciona un SSD. A mayor velocidad de escritura menor es el tiempo que se tarda en guardar un archivo, moverlo de una carpeta a otra o copiarlo.
Los SSD tienen unas tasas de velocidad grandiosas, desde luego mucho mejores que las de cualquier disco rígido. En cifras concretas, lo normal en un buen SSD actual es encontrarse tasas de lectura de unos 500 Mb/s, mientras que las tasas de escritura suelen situarse sobre los 400 Mb/s.

diferencia de rendimiento entre un hdd y un ssd
Como ves en esta comparativa, hay mucha diferencia entre un SSD y un disco duro rígido a nivel de rendimiento


No obstante, ten en cuenta que las velocidades reales siempre se quedan por debajo de estas cifras. Es muy difícil que un SSD alcance las cifras que prometen los fabricantes, pero los buenos discos SSD se caracterizan por quedarse muy cerca de esas cifras.
Hay una regla muy simple por la que guiarse para saber si un SSD es bueno o no lo es. Basta con leer pruebas reales por parte de personas que hayan comprado ese SSD; si la velocidad en pruebas reales es de 2/3 de la máxima velocidad teórica prometida, estamos antes un SSD de buen rendimiento.

Tiempo de acceso

El tiempo de acceso es lo que tarda un disco SSD en buscar un archivo, acceder a él y ejecutarlo.
A diferencia de los discos duros rígidos, en los que es el cabezal quien ha de buscar la ubicación del archivo, en un SSD ese archivo ya está ubicado y se accede a él por circuito eléctrico, por lo que el acceso al archivo es casi instantáneo.
Esto es lo que hace que los SSD ejecuten aplicaciones de manera tan ágil y que cargue el sistema operativo tan rápidamente. Y lo mejor es que, por su propio funcionamiento con partes no movibles, cualquier SSD por malo que sea siempre tendrá mejores tiempos de acceso que cualquier disco duro rigido.
Aún así, pueden haber diferencias entre un SSD y otro. Lo habitual es que los mejores SSD tengan un tiempo de acceso menor que los SSD de gama baja.

Factor de forma

La mayoría de SSD se comercializan en formato de 2.5″, que es el tamaño de los discos duros compactos para portátiles. Así pues, un SSD de este formato puede instalarse tal como viene en un portátil, o bien puede instalarse en un sobremesa con un adaptador de bahía de 2.5 a 3.5. La mayoría de estos discos tienen también un grosor de 7 mm para facilitar su instalación en cualquier portátil.

Mejores SSD: SSD M.2
Los SSD M.2 son ideales para portátiles delgados y Mini-PC


Existen otros dos formatos alternativos de SSD. Uno es el mSATA, que está quedando en desuso, el otro es el M.2, y este es cada vez más popular, ya que es ideal para portátiles ligeros y Ultrabooks.
Los M.2 se asemejan bastante a una memoria RAM y están pensados para instalarse en equipos con espacio físico muy reducido. Obviamente la placa base del ordenador ha de tener ranura M.2; de lo contrario no podrás utilizarlo. Los M.2 son algo más caros que los SSD con formato «normal».
Sin embargo, la falta de espacio no es el único motivo por el que vale la pena comprar un SSD en formato M.2, sino también el rendimiento, como veremos a continuación, hablando de las interfaces.

Interfaces

Los SSD pueden emplear la interfaz Serial ATA (SATA) o la PCI Express para comunicarse con el ordenador. 
SATA tiene tres interfaces hasta la fecha: SATA I, limitada a un ancho de banda de 1,5Gbps; SATA II, limitada a los 3Gbps; y SATA III, con un máximo de 6Gbps. Como habrás podido deducir, SATA 3 es la mejor, y por ello los SSD con factor de forma de 2.5″ utilizan esta interfaz para el máximo rendimiento del disco.
La otra interfaz es la PCI Express, que es la que utilizan los SSD con factor de forma M.2. PCI Express proporciona un ancho de banda muy superior a SATA, y por lo tanto, mejor rendimiento. Además, estos discos aprovechan el protocolo NVMe para alcanzar velocidades secuenciales superiores a los 2000 MB/s, lo que representa una mejora del 300% respecto a los SSD con formato 2.5″.

La interfaz M.2 3.0 toma hasta cuatro carriles PCI Express y es la más rápida. Así que si tu placa base tiene esta interfaz, aprovéchala comprando un SSD M.2 para exprimir al máximo su rendimiento. 

¿Discos híbridos?

Otro tipo de disco duro que puede comprarse a día de hoy son los discos duros híbridos. Principalmente estos son discos duros rígidos tradicionales, pero incorporan un búffer de memoria flash, donde quedan almacenados los archivos usados con mayor frecuencia.
Con este sistema los archivos más utilizados quedan en una especie de reserva de rápido acceso, con lo que el cabezal no está siempre en movimiento sino únicamente cuando tiene que abrir un archivo no presente en esa reserva. De esta manera se consigue agilizar tareas con archivos recurrentes, el cabezal se mueve menos y por lo tanto hace menos ruido, y además se alarga un poquito más la vida útil del disco duro.
Como parte negativa, es importante resaltar que los discos híbridos no alcanzan ni por asomo el extraordinario rendimiento de un SSD, así que quien espere lograr un rendimiento similar al de un SSD con un disco duro híbrido se llevará una gran decepción.
No obstante, pueden ser una buena opción intermedia, al situarse a medio camino entre los discos duros rígidos y los SSD.

Vista previa Producto Valoración Precio
Gigabyte GeForce RTX 2080... Gigabyte GeForce RTX 2080... 10 opiniones 775,00 €
Gigabyte GV-N108T Gaming... Gigabyte GV-N108T Gaming... 19 opiniones 723,98 €
ASUS Radeon RX Vega 56 -... ASUS Radeon RX Vega 56 -... 10 opiniones 398,57 €
Gigabyte GV-N107TGaming-8GD -... Gigabyte GV-N107TGaming-8GD -... 8 opiniones 350,00 €
ASUS DUAL-RX580-O8G Radeon RX... ASUS DUAL-RX580-O8G Radeon RX... 9 opiniones 229,00 €
Zotac ZT-P10600B-10M NVIDIA... Zotac ZT-P10600B-10M NVIDIA... 72 opiniones desde 243,00 €
ASUS CERBERUS-GTX1050TI-O4G -... ASUS CERBERUS-GTX1050TI-O4G -... 103 opiniones desde 168,89 €
ASUS PH-GT1030-O2G - Tarjeta... ASUS PH-GT1030-O2G - Tarjeta... 160 opiniones 87,45 €

Está claro que para el gamer no hay compra más determinante que la tarjeta gráfica. En base a ella, se ajustan el resto de componentes, de manera que a la hora de montar un ordenador desde 0, se decide primero la gráfica, después el procesador, y luego ya el resto de componentes.
En un mercado dominado por Nvidia, AMD se ha puesto las pilas y ha plantado cara. En cuestión de procesadores, AMD ha logrado con sus Ryzen competir de tú a tú con Intel, pero en tarjetas gráficas, y a pesar de sus esfuerzos, siguen un peldaño por detrás de Nvidia. Aún así, hay opciones en AMD que valen la pena.
En la comparativa se han incluido las mejores tarjetas gráficas por rango de precio. En el caso de las gráficas, los precios suelen ir además muy acordes con las posibilidades de la tarjeta. Así pues, las tarjetas de menos de 100€ suelen ser para uso multimedia y juegos de muy poca exigencia gráfica, las de menos de 200€ ya van destinadas a jugar con cierta soltura en Full HD, por debajo de 300€ veríamos ya tarjetas plenamente dedicadas al Full HD y QHD, en el rango de los 400€ tendríamos tarjetas gráficas para jugar en 4K, y a partir de ahí y para arriba ya tendríamos las mejores tarjetas gráficas para jugar con refrescos de 144Hz en modo ultra.

Las mejores tarjetas gráficas del momento

Mejor tarjeta gráfica para gaming 4K a 60 fps y con Ray Tracing: Nvidia GeForce RTX 2080

Con la nueva arquitectura Turing, Nvidia ha implementado algunas mejoras respecto a la generación anterior, como los Tensor Cores, nuevas tecnologías de sombreado de sombras y sobre todo el trazado de rayos en tiempo real (Ray Tracing), que ha dado mucho que hablar porque es una tecnología que se lleva usando desde hace años en los CGI de las películas para unos efectos 3D fotorealistas.
Las dos nuevas tarjetas con esta arquitectura son las Nvidia GeForce RTX 2080 y la RTX 2080 Ti, siendo esta aún mucho más cara. Con ambas tarjetas podrás aprovechar todas esas mejoras, y la impresionante memoria GDDR6, combinada con un número ingente de núcleos CUDA y una frecuencia de reloj altísima. permiten jugar a cualquier juego en 4K y con una tasa sostenida siempre por encima de los 60 fps.
Eso sí, prepárate para romper la hucha. Mi recomendación es que te quedes con la GeForce RTX 2080, que es mucho más barata pero en rendimiento no se queda muy lejos de su hermana Ti. Lo cierto es que el trazado de rayos aún está en pañales y muy pocos juegos lo emplean, por lo que las RTX quedan como opción exclusiva para un público entusiasta y que quiera jugar en monitores 4K con velocidades de refresco muy altas, sin necesidad de montar un SLI.
Núcleos GPU: 2944 | Memoria: 8GB GDDR6 | Ancho de banda: 448 GB/s | Frecuencia base: 1515 MHz | Frecuencia turbo: 1800 MHz | Conectores alimentación: 1x 8-pin, 1x 6-pin | TDP: 250W | PSU recomendada: 650W | G-Sync: | VR Ready: Sí 

Rebajas
Gigabyte GeForce RTX 2080 GAMING OC 8G
Gigabyte - Accesorio
775,00 €

Mejor tarjeta gráfica para gaming exigente: Geforce GTX 1080 Ti

Dos años después de su salida al mercado, la GTX 1080 Ti sigue siendo la opción predilecta para gaming exigente, puesto que ahora ha visto rebajado su precio por la llegada de las RTX, y por lo tanto supone una mejor opción.
Esta gráfica sigue siendo una auténtica bestialidad en cuanto a rendimiento, y solo hay que echarle un rápido vistazo a sus principales características para verlo: 11GB de memoria GDDR5X, frecuencia de reloj a 1480 MHz, bus de 352 bits y un ancho de banda total de 484 GB/s.
¿Qué aguanta esta tarjeta gráfica? Pues casi todo, pudiendo en muchos casos con resoluciones 4K a 60 fps, y siempre por encima de los 30 fps. Además, sus 3584 núcleos CUDA la hacen apropiada también para el trabajo de edición de vídeo, y viene certificada con VR Ready para entornos de realidad virtual, además de juegos en 3D.
Algo que has de tener en cuenta es que el consumo de esta tarjeta es muy elevado, en concreto son 250W de TDP, así que tendrás que hacerte con una buena fuente de alimentación, mínimo de 600W, y que tenga cable de 6+8 pines, para proporcionarle toda la energía que necesita.
Núcleos GPU: 3584 | Memoria: 11GB GDDR5X | Ancho de banda: 484 GB/s | Frecuencia base: 1544 MHz | Frecuencia turbo: 1657 MHz | Conectores alimentación: 1x 8-pin, 1x 6-pin | TDP: 250W | PSU recomendada: 600W | G-Sync: | VR Ready: Sí 

La mejor tarjeta gráfica de AMD: AMD Radeon RX Vega 56

Como alternativa en el tope de gama de AMD encontramos la RX Vega 56, una gráfica que rivaliza con la GTX 1070 Ti en rendimiento.
Sus 3584 núcleos GPU y sus 8GB de memoria HBM2 proporcionan el músculo suficiente para un juego fluido en resoluciones que van desde los 1080p a los 1440p, e incluso con resoluciones 4K si no somos demasiado exigentes en la mayoría de juegos. Además, la RX Vega 56 supera en rendimiento a las Nvidia con DirectX 12 en muchos juegos.
Una cosa que has de tener en cuenta es que la RX Vega 64 es superior sobre el papel, pero en un uso real ofrece un rendimiento solo un poco por encima de la Vega 56, pero su precio es muy superior, por lo que ha tenido muy mala acogida entre el público. En cambio, la Vega 56 ha tenido una buena acogida, siendo la alternativa preferida para un gaming exigente en una plataforma AMD.
Aunque las Nvidia siguen siendo algo mejores en relación rendimiento-consumo, la Vega 56 tiene también la ventaja de tener un montón de núcleos, con lo que además de para jugar es también ideal para tareas de renderizado, edición de vídeo y minería de criptomonedas.
Núcleos GPU: 3584 | Memoria: 8GB HBM2 | Ancho de banda: 410 GB/s | Frecuencia base: 1156 MHz | Frecuencia turbo: 1471 MHz | Conectores alimentación: 2x 8-pin | TDP: 210W | PSU recomendada: 750W | FreeSync: | VR Ready: Sí 

ASUS Radeon RX Vega 56 - Tarjeta gráfica de 8 GB, Color Negro
Asus - Ordenadores personales
398,57 €

Mejor tarjeta gráfica para gaming 2K: GeForce GTX 1070 Ti

Si nos alejamos de las topes de gama, es posible encontrar tarjetas muy potentes pero con precios más razonables. En este caso, la GeForce GTX 1070 Ti nos permitirá jugar en la mayoría de los casos a 1440p por encima de los 60 fps, o a 1080p en monitores gaming con refrescos de 144 Hz.
Todo ello es gracias a un combinado que nunca defrauda: un gran número de núcleos CUDA, enorme memoria GDDR5, con un gran ancho de banda y una frecuencia muy alta en modo Turbo. Por supuesto, es una tarjeta VR Ready y con G-Sync, así que tiene todos los ingredientes necesarios para todos aquellos gamers exigentes que no puedan gastarse más de 500 euros en una gráfica.
Lo bueno de esta gráfica es que su precio es prácticamente el mismo que la GTX 1070 y sin embargo garantiza un rendimiento entre un 15% y 20% superior, así que mi recomendación está clara.
Núcleos GPU: 2432 | Memoria: 8GB GDDR5 | Ancho de banda: 256 GB/s | Frecuencia base: 1607 MHz | Frecuencia turbo: 1683 MHz | Conectores alimentación: 1x 8-pin | TDP: 180W | PSU recomendada: 500W | G-Sync: | VR Ready: Sí 

Mejor tarjeta gráfica para 1080p y FreeSync: AMD Radeon RX 580 8GB

Con una de las mejores relaciones calidad-precio del mercado, la RX 580 es una fantástica gráfica que proporciona potencia de sobras para monitores Full HD y con FreeSync para refresco variable hasta 144 Hz.
Las virtudes de la RX 580 son muchas, y residen sobre todo en sus espectaculares 8GB de memoria GDDR5, corriendo a una frecuencia de reloj de 1411 MHz. Esto, junto a un bus de 256 bits llevan esta tarjeta a los 256 GB/s de ancho de banda total, elevando esta tarjeta a un rendimiento equivalente al de una GTX 1060.
Por si fuera poco, dispone de 2304 shader units, lo que la convierte en una buena tarjeta para la edición intensiva de vídeo y renderizado 3D, y por supuesto es compatible con la última versión de DirectX 12.
¿Lo malo? Que el consumo energético se eleva a los 185W, aunque también es justo decir que las temperaturas no se disparan tanto como cabía esperar. De todos modos, necesitarás una fuente de, como mínimo, 500W, y cable de 8 pines para hacerla funcionar.
Núcleos GPU: 2304 | Memoria: 8GB GDDR5 | Ancho de banda: 256 GB/s | Frecuencia base: 1257 MHz | Frecuencia turbo: 1340 MHz | Conectores alimentación: 1x 8-pin | TDP: 185W | PSU recomendada: 500W | FreeSync: | VR Ready: Sí 

La mejor tarjeta gráfica con G-Sync: GTX 1060

Obviamente, las hay mejores con G-Sync, pero no a este precio. La Geforce GTX 1060 es una de las tarjetas gráficas más populares y de más éxito de los últimos años, pues por un precio que no es nada desmedido proporciona un rendimiento fantástico en resoluciones 1080p y 1440p.
Hay dos versiones, una con 3 GB y otra con 6GB, ambas con memoria GDDR5, por supuesto. A estas alturas, te recomiendo la de 6GB, pues ese extra de memoria hará que la tarjeta te aguante un par de añitos más.
El resto de prestaciones son fantásticas: 1708 MHz de frecuencia, 1280 unidades de proceso CUDA, bus de 192 bits y ancho de banda de 192 GB/s. Este último dato, aunque pueda parecer escaso frente a la RX 580, no evita que la GTX 1060 se mantenga a la par que su rival de AMD en un gran número de juegos.
Sin embargo, el principal motivo para escoger la GTX 1060 por delante de la RX 580 es su consumo, muy comedido en sus 120W TDP, y siendo necesario únicamente un cable de 6 pines. Obviamente, el otro motivo es que tu monitor sea compatible con G-Sync; en ese caso, la 1060 le acompañará fantásticamente bien.
Núcleos GPU: 1280 | Memoria: 6GB GDDR5 | Ancho de banda: 192 GB/s | Frecuencia base: 1506 MHz | Frecuencia turbo: 1708 MHz | Conectores alimentación: 1x 6-pin | TDP: 120W | PSU recomendada: 400W | G-Sync: | VR Ready: Sí 

Tarjeta gráfica asquieble para jugar a 1080p: Geforce GTX 1050 Ti

La GTX 1050 Ti ya era una estupenda gráfica en el momento que salió al mercado, pero ahora con la bajada de precios que han tenido las gráficas Nvidia de gama media y baja, es seguramente la tarjeta con mejor relación calidad-precio para jugar en resoluciones Full HD.
Fabricada en proceso de 14nm y perteneciente a la popular arquitectura Pascal de Nivida, dispone de 4GB de memoria GDDR5, funcionando a una frecuencia de reloj de 1455 MHz en modo boost, y un bus de 128 bits, dando como resultado un ancho de banda de 112 GB/s. Pero sin duda que lo mejor de la GTX 1050 Ti es el reducido consumo, con un TDP de tan solo 75W, siendo innecesario conectarle un cable de 6 pines, pues ya se alimenta exclusivamente del puerto PCI-E.
En relación consumo-rendimiento esta es una de las mejores tarjetas gráficas que hay, y muestra toda la fortaleza de Nvidia en este apartado. Y aunque no es su principal cometido, la GTX 1050 Ti también es la puerta de entrada al gaming en 1444p, donde en muchísimos juegos actuales da el tipo y consigue no bajar nunca de los 30 fps.
Es, por tanto, la primera opción a considerar si lo que se quiere es jugar en Full HD sin gastar mucho dinero, o para montar un equipo gaming en cajas compactas ITX dado el perfil bajo que montan la mayoría de ensambladores.
Núcleos GPU: 768 | Memoria: 4GB GDDR5 | Ancho de banda: 192 GB/s | Frecuencia base: 1341 MHz | Frecuencia turbo: 1455 MHz | Conectores alimentación: No | TDP: 75W | PSU recomendada: 300W | G-Sync: | VR Ready: Sí 

Tarjeta gráfica básica y barata: GeForce GT 1030

Hay muchas personas que no necesitan una tarjeta gráfica de altas prestaciones porque no juegan con su PC o si lo hacen se conforman con jugar a una tasa de 30 fps o con detalles gráficos bajos. Otros sencillamente verán prohibitivo gastarse mucho dinero en una nueva tarjeta gráfica. Para ellos es esta GeForce GT 1030.
Se trata de una tarjeta gráfica de gama baja. Su uso está pensado para todo tipo de uso multimedia pero también para gaming ocasional, proporcionando una potencia suficiente para juegos actuales en Full HD con detalles gráficos bajos, o juegos indie sin mucha exigencia gráfica.
Su punto más fuerte es su memoria dedicada de 2GB GDDR5, que ofrece mucho más músculo que las anteriores gráficas de gama baja de Nvidia. Fabricada bajo la arquitectura Pascal, incluye 384 núcleos CUDA, lo cual es también una cifra respetable para una tarjeta tan básica. Además es plenamente compatible con DirectX 12.
Su otro gran punto fuerte es su escaso consumo. Gracias a las prestaciones tan comedidas y a la propia arquitectura de las GPU Pascal, la GT 1030 consume un máximo de 30W y la fuente de alimentación recomendada es de 300W. Unos requerimientos de energía tan bajos permiten a la GT 1030 prescindir de cables de alimentación adicionales, asegurando así que esta tarjeta puede instalarse en cualquier PC de humildes prestaciones.
Núcleos GPU: 384 | Memoria: 2GB GDDR5 | Ancho de banda: 48 GB/s | Frecuencia base: 1278 MHz | Frecuencia boost: 1468 MHz | Conectores alimentación: No | TDP: 30W | PSU recomendada: 300W | G-Sync: No | VR Ready: No

Aspectos a tener en cuenta antes de comprar una tarjeta gráfica

Como en muchas otras cosas en el ámbito de la informática, las tarjetas gráficas son pasto de los reclamos publicitarios engañosos, estudiados y ejecutados para captar a incautos y usuarios no especializados. Es muy frecuente leer ofertas en trípticos de comercios electrónicos en los que se anuncian a bombo y platillo determinadas prestaciones, mientras que otras, igual o más importantes aún, son directamente obviadas.
Así pues, dedícale una buena lectura a esta guía de compra si quieres invertir bien tu dinero a la hora de comprar tu nueva tarjeta gráfica.

¿Es tan importante la cantidad de memoria en una tarjeta gráfica?

En la mayoría de las ocasiones sí, pero es relativo.
Lo habitual es que en esos folletos publicitarios de los que antes hablábamos se anuncien tarjetas gráficas supuestamente espectaculares con 2Gb o más de VRAM, pero más importante que la cantidad de memoria es lo rápida que esta memoria es.
La memoria de una tarjeta gráfica actual puede ser GDDR5, GDDR5X, GDDR6 o HBM2 , esta última empleada de momento únicamente por AMD. Las dos últimas son las más rápidas aunque la velocidad de una GDDR5 ya es bastante para jugar en Full HD. Para que te hagas una idea, es preferible 1Gb GDDR5 que 4Gb GDDR3.
Probablemente más de uno haya pensado que la diferencia en la cantidad de VRAM compensa, pero no es así. Para resoluciones de pantalla de 1080p los 2GB de memoria en una tarjeta gráfica bastan y sobran, e incluso una tarjeta con 1Gb GDDR5 también nos serviría si el resto de prestaciones acompañan.
¿En qué mejora una tarjeta gráfica de más memoria? Esencialmente para jugar a mayores resoluciones, como por ejemplo QHD o 4K. Adquirir una gráfica con más memoria es también una garantía de futuro, pues aguantarán más tiempo antes de pasar a estar desfasadas.
Así pues, lo primero es asegurarse que la memoria es GDDR5 si lo que queremos es jugar a un nivel medianamente decente, y a continuación ya sí que podemos mirar la cantidad de memoria.
Si quieres más información acerca de las memorias GDDR5 échale un vistazo a este vídeo de Omar Berrio:

¿Qué es el bus y el ancho de banda de la memoria?

Esta es una de las especificaciones que no verás anunciadas a bombo y platillo en ninguna parte, y sin embargo es muy importante.
El ancho de banda de la memoria incide en la cantidad de elementos gráficos que es capaz de procesar la tarjeta gráfica a la vez. Como puedes suponer, un ancho de banda de 182Gb/s es mucho mejor que uno de 40Gb/s.
El ancho de banda de la memoria es una mezcla entre la frecuencia y el bus de memoria. Este último viene representado en bits, y actualmente las tarjetas gráficas van desde los 32 o 64 bits de la gama baja a la bestialidad de los 4096 bits de algunas tarjetas, pasando por cantidades más razonables como 192, 256 o 384, que son las marcas habituales de las tarjetas gráficas de buen rendimiento.
No obstante, no te fijes en los datos del bus de memoria o de la frecuencia por separado, y atiende al valor que ofrecen conjuntamente en el ancho de banda total.

¿Una mayor frecuencia de reloj de la GPU equivale a un mejor rendimiento?

Depende. El rendimiento de una tarjeta gráfica es un compendio de muchas características, y la frecuencia de reloj es una más, aunque si es verdad que tiene su peso.
Cuando hablamos de la GPU nos referimos al corazón de la tarjeta gráfica. Una GPU es, en esencia, un procesador específico para los gráficos del ordenador.
Al igual que los procesadores genéricos, una GPU también funciona a una determina frecuencia de reloj, que es lo que determina lo rápida que es. Por lo tanto, una mayor frecuencia suele corresponder a un mayor rendimiento. No obstante, el resto de componentes de la tarjeta gráfica han de ir en sintonía con la frecuencia, pues esta por si sola no hace milagros.
La frecuencia de reloj puede funcionar además a velocidad normal o a velocidad acelerada. La velocidad acelerada la puede activar automáticamente la tarjeta mediante su propio hardware, o bien puede ser overclockeada a través de software.
Arquitectura de la GPU

¿De qué hablan los expertos cuando mencionan la arquitectura de una GPU?

Cuando se habla de la arquitectura de una GPU, se está hablando principalmente del proceso de fabricación de la misma, el cual tiene un peso enorme en el posterior desempeño de la misma.
En este sentido, es decisivo el tamaño del chip con el que se diseña la GPU. Este tamaño se expresa en unidades de nanómetros, y como te puedes imaginar son unidades muy pequeñas.
Generalmente, un chip fabricado en 28nm es superior a un chip de 40nm. ¿Por qué? Pues porque se optimiza el espacio, se incluyen el doble de transistores en la misma área que con procesos anteriores, y por lo tanto la densidad de circuito es mayor. Esto suele traducirse casi siempre en un mejor rendimiento, siendo a la vez más eficientes en cuanto a consumo eléctrico.
NVIDIA tiene la costumbre de dar el nombre en clave a cada una de estas arquitecturas usando el nombre de algún científico famoso:

  • Tesla, desarrollada en 90 nm, 80 nm, 65 nm y 55 nm
  • Fermi, fabricada principalmente en 40nm
  • Kepler, desarrollada en 28nm
  • Maxwell, también fabricada en 28nm pero con optimizaciones relativas a la eficiencia energética
  • Pascal, fabricada en 16nm

AMD también las clasifica por proceso de fabricación, aunque tienen nomenclaturas algo más enrevesadas. En los últimos años empleó la arquitectura VLIW (40nm), y actualmente emplea la más reciente GCN, diseñada en 28nm.

¿Qué son los núcleos CUDA?

Los núcleos CUDA forman parte de las GPU de NVIDIA, y aprovechan la potencia de estas para ejecutar tareas de computación que hasta ahora realizaba el procesador central del PC. Con esto se busca mejorar el rendimiento en tareas de renderizado 3D y edición de vídeo en programas como AutoCAD o Adobe Premiere Pro.
AMD emplea una tecnología similar de código abierto, denominada OpenCL. Por el momento, parece ser que CUDA ofrece mejores resultados.
Así pues, si eres un diseñador gráfico o editas vídeo a nivel profesional, es probable que prefieras una tarjeta gráfica con muchos núcleos CUDA. Existe una gama de tarjetas NVIDIA llamada Quadro, diseñadas específicamente para estas tareas, con núcleos CUDA, drivers optimizados y componentes testados para soportar tareas de mayor estrés.

Nvidia Quadro
Las gráficas NVIDIA Quadro están especialmente diseñadas para trabajos de renderizado 3D y edición de vídeo.

Qué compañía es mejor ¿NVIDIA o AMD?

AMD y NVIDIA son los dos principales fabricantes de GPU del mundo. Todas las tarjetas gráficas para PC pertenecen a una de estas dos compañías.
Hace ya muchos años, las tarjetas de AMD (antiguamente ATI) gozaban de más popularidad. Actualmente y desde hace ya varios años las tornas han cambiado, siendo NVIDIA un fabricante más popular y respetado.
Lo cierto es que ambas compañías tienen sus puntos fuertes y debilidades. Ambas tienen productos muy buenos en todas las gamas, pero sí es cierto que NVIDIA actualmente está un peldaño por encima de AMD, sobre todo en dos aspectos: sus GPU consumen menos y tienen mejores arquitecturas, por lo que en términos generales rinden mejor.
Además NVIDIA ha desarrollado tecnologías propias que los desarrolladores de videojuegos utilizan mucho y que las tarjetas AMD no tienen, por lo que cada vez son más los videojuegos programados de base con tecnologías de NVIDIA.
¿Lo mejor de las tarjetas gráficas de AMD? Sin duda que son más baratas que las de NVIDIA, por lo que es más fácil encontrar en AMD tarjetas con un rendimiento muy bueno y a muy bajo precio. Lo malo es que algunas de ellas consumen mucho, y ello imposibilita poder instalarlas en cualquier ordenador.

¿Qué son los ensambladores?

Si has estado echando una ojeada a los catálogos de tarjetas gráficas es probable que te hayas dado cuenta de que todas las tarjetas gráficas se venden bajo el sello de empresas como ASUS, Gigabyte, PNY, MSI o EVGA (hay más).
Estas empresas trabajan como ensambladoras, es decir, utilizan las GPU fabricadas por AMD o NVIDIA y lanzan sus propias tarjetas, modificando en ocasiones algunas características.
Por ejemplo, es habitual encontrarse con tarjetas donde se ha añadido más memoria. También es frecuente ver tarjetas overclockeadas de serie para ofrecer un rendimiento extra respecto al modelo original. También es normal que los ensambladores añadan sistemas de refrigeración adicionales, como ventiladores más potentes, más silenciosos o incluso refrigeraciones líquidas.

¿Qué significa la nomenclatura de las tarjetas?

Hay quien se fija en el nombre de las tarjetas, pensando que cuanto más alto sea el número mejor, pero esto no es así del todo.
Tanto en tarjetas gráficas NVIDIA como AMD, la nomenclatura tiene un significado. Por ejemplo, en la NVIDIA GTX 960 el 9 representa la generación a la que pertenece esa tarjeta, y el 6 la posición de esa tarjeta en esa generación. Así pues, una GTX 960 es superior a una GTX 950, pero una GTX 780 es superior a una GTX 960.
En AMD la cosa funcionaba de forma similar hasta que decidieron complicarlo un poco con la llegada de sus últimas tarjetas. Desde entonces emplean una nomenclatura donde el número que acompaña a la primera R se refiere a la gama de rendimiento global de esa tarjeta, y los números que le siguen expresan el rendimiento dentro de esa gama.
Además, tanto AMD como NVIDIA tienen una nomenclatura especial para aquellas tarjetas a las que se les añade un plus de rendimiento respecto al modelo original. En NVIDIA son las tarjetas Ti, y en AMD son las que terminan en X.

¿Puedo instalar cualquier tarjeta gráfica en mi PC?

Una tarjeta gráfica es el componente más importante de un PC cuando de lo que se trata es de jugar con él, pero el resto de componentes han de acompañar.
De nada sirve comprar una tarjeta de gama alta como la GTX 970 si tienes un procesador Pentium o Celeron o tan sólo 2 Gb de RAM. En casos como este, se produciría un cuello de botella, en el que la tarjeta gráfica procesa los gráficos a una velocidad muy superior a la que el procesador puede gestionar.
Si este fuese tu caso, te recomendaría invertir mejor tu dinero comprando una tarjeta más humilde y con la que ya darías un salto de calidad para un PC de tus características, como por ejemplo la GTX 730.
Además de esto, has de estudiar si tu PC es plenamente compatible con la tarjeta gráfica que vas a comprar. Por un lado, has de ver si tu placa base tiene ranura PCI Express, que es el que emplean el 99% de las tarjetas gráficas actuales.
Y a todo esto has de añadirle que las tarjetas gráficas de gama media-alta, e incluso algunas de gama baja, ocupan el espacio de dos ranuras, por lo que has de asegurarte que cabrá dentro de la torre de tu ordenador y en tu placa base.

¿Es verdad que algunas tarjetas gráficas consumen mucho?

Cable de 6 pines
De verdad de la buena, y generalmente, cuanto mejor es la tarjeta gráfica, más consume. 
Así pues, el consumo eléctrico es otro factor a tener en cuenta. Y lo es porque la gran mayoría de fuentes de alimentación para PC ofrecen una alimentación justita para los componentes con los que ese PC fue montado, pero no garantizan la suficiente energía para otros componentes más «tragones».
Habitualmente las tarjetas de gama alta consumen mucha energía, y por lo tanto han de tener una fuente de alimentación que las acompañe. En el listado de especificaciones de una tarjeta gráfica ha de venir el TDP o consumo en vatios de esa tarjeta, así como la temperatura máxima que puede alcanzar, la potencia recomendada para la fuente de alimentación y las conexiones de alimentación que necesita.
Este último punto también puede traerte algún que otro problema si tienes un PC antiguo. Has de comprobar en la tarjeta que compres cuántos cables de alimentación requiere y la cantidad de pines de cada uno de ellos.
Lo normal en una tarjeta gráfica de gama baja es que no necesite cable de alimentación, mientras que en tarjetas de gama media se necesitará un cable de 6 pines, y en tarjetas gráficas de gama alta suelen requerirse dos cables de 6 pines o uno de 6 y otro de 8.

¿Vale la pena eso del SLI o Crossfire?

El SLI fue una tecnología que se sacó de la manga NVIDIA, mediante la cual se pueden instalar dos tarjetas gráficas en paralelo en un mismo PC, con el objetivo de aumentar el rendimiento. Poco después le siguió AMD con una tecnología similar denominada Crossfire.
Aunque sobre el papel suena interesante, esto tiene poca utilidad real. De hecho, la gente espera que el aumento de rendimiento sea el doble, pero en realidad la mejora se sitúa en torno al 30%. Además, para poder hacerlo se necesita una placa base certificada, mucho espacio en la torre de tu PC y una fuente de alimentación a prueba de bombas.
El sobrecoste que tiene montarse un SLI o un Crossfire no compensa, siendo más recomendable comprar una única tarjeta gráfica potente de gama alta.

¿Aguantará mucho tiempo mi nueva tarjeta gráfica?

Aunque nos gustaría poder darte una respuesta, eso nunca puede saberse. La industria de los videojuegos avanza a marchas forzadas, y cada año surgen nuevos juegos que dejan el listón gráfico muy alto.
Aún así, no te angusties por este tema. Si lees a algunos gamers puntillosos pareciera como si tuviésemos que comprar una tarjeta gráfica nueva cada año, pero si no somos tan exigentes creo que simplemente acertando en la elección de tu tarjeta podrás disfrutar de ella por un periodo de 4 o 5 años.

Vista previa Producto Valoración Precio
AMD Ryzen 7 2700X - Procesador... AMD Ryzen 7 2700X - Procesador... 353 opiniones 219,91 €
Intel Core i5-8400 -... Intel Core i5-8400 -... 224 opiniones desde 145,90 €
AMD Ryzen 5 2600X - Procesador... AMD Ryzen 5 2600X - Procesador... 353 opiniones 152,79 €
Intel Core i7-8700K  -... Intel Core i7-8700K -... 224 opiniones desde 145,90 €
Intel BX80673I97900X... Intel BX80673I97900X... 9 opiniones desde 274,99 €
AMD Ryzen 3 2200G - Procesador... AMD Ryzen 3 2200G - Procesador... 58 opiniones 89,99 €
Intel bx80684g5400 procesador... Intel bx80684g5400 procesador... 5 opiniones 54,30 €

Tanto si vas a montarte un PC desde 0, como si quieres renovar el PC que ya tienes, quizás quieras echarle un vistazo a los mejores procesadores para PC del momento.
Aunque está claro que el mejor procesador será siempre el que posea más núcleos, el que corra a mayor frecuencia, o el más hilos y caché tenga, es evidente también que no hace falta gastarse el dinero que cuesta un procesador de gama alta si el uso que vamos a darle al PC no lo requiere.
El mercado de procesadores domésticos, a pesar de estar dominado por dos únicas compañías, Intel y AMD, está repleto de modelos distintos, con muy variadas prestaciones y precios.
La lista que aquí tienes se ha confeccionado escogiendo a los mejores procesadores para cada uso concreto y dentro de unos rangos de precio razonables. En cuanto a su uso, damos por hecho que una CPU que sirva para gaming también sirve para ofimática, navegación en internet y multimedia. Otra cosa es si requerimos un procesador para tareas de diseño y modelado 3D, edición de vídeo y otras tareas de carácter profesional que demanden procesadores muy exigentes. En la lista también incluimos esta opción.

Mejor procesador calidad-precio: AMD Ryzen 7 2700X

Tras un tiempo muy largo en el que los procesadores Intel han sido indiscutiblemente los reyes de la función, la llegada de la familia Ryzen al catálogo de AMD ha supuesto un soplo de aire fresco y una muy sana competencia a Intel.
El Ryzen 7 2700X, perteneciente a la segunda generación de chips Ryzen de AMD, se convierte en el mejor procesador que se puede comprar hoy en día para la gran parte de usos domésticos, y esto incluye también gaming. Las pruebas de rendimiento muestran que el 2700X queda muy cerca del i7-8700K en gaming, mientras que en tareas que requieren potencia de procesamiento multinúcleo, como renderizado de vídeo o diseño gráfico, el 2700X queda por delante del i7 de Intel.
Culpa de esto la tiene sus 8 núcleos y 16 hilos, frente a los 6 núcleos y 12 hilos del Intel. Si a esto le añades el hecho que el i7-8700K de Intel es más caro y que viene sin disipador, cuando el 2700X trae uno de gran calidad como el Wraith Prism, es fácil concluir que en esta ocasión el procesador de AMD supera al Intel en cuanto a relación calidad-precio se refiere.
Núcleos: 8| Hilos: 16  | Arquitectura: 12nm | Frecuencia base: 3.7 GHz | Frecuencia turbo: 4.3 GHz | Caché L3: 16MB  | TDP: 105W | Gráfica integrada: No | Disipador: Sí  | Overclock:

Mejor procesador para gaming: Intel Core i5 8400

Si de lo que se trata es de jugar, no hay nada mejor en relación calidad precio que este Core i5 8400.
Perteneciente a la última generación de Intel «Coffee Lake», este i5 posee 6 núcleos y 6 hilos, funcionando a una frecuencia de reloj de 2,7 GHz que asciende hasta los 4 GHz en modo turbo. Otras características muy positivas son su consumo reducido, su buena caché L3 de 9 MB y una gráfica interna Intel UHD 630 que nos permitirá sacar señal para un monitor 4K, con un máximo de 4096 x 2304 píxeles a 60Hz.
Los tests de rendimiento muestran un desempeño equivalente al de un i7-7700K, pero mucho más barato y con una arquitectura más moderna. Así pues, este i5 8400 se convierte en el candidato Nº 1 para juegos a Full HD y 2K, e incluso para 4K si no tienes previsto hacer streaming. Lo único malo que se puede sacar es que viene bloqueado y no se le puede hacer overclock, pero si no te obsesiona exprimir su frecuencia, este procesador te dará horas y horas de diversión.
Núcleos: 6| Hilos:  | Arquitectura: 14nm | Frecuencia base: 2.7 GHz | Frecuencia turbo: 4 GHz | Caché L3: 9MB  | TDP: 65W | Gráfica integrada: Intel UHD 630 | Disipador: Sí  | Overclock: No

Alternativa para gaming: AMD Ryzen 5 2600X

El AMD Ryzen 5 2600X es la clara alternativa al i5 8400 que acabamos de ver.
Ambos procesadores rinden de forma muy pareja, con una ligera ventaja para el de Intel, que logra sacar unos cuantos fps en la mayoría de los juegos. No obstante, el i5 8400 no tiene el multiplicador desbloqueado, por lo que no se le puede hacer overclock.
El AMD Ryzen 5 2600X sí tiene el multiplicador desbloqueado, y además su disipador es mucha calidad, con lo que haciéndole overclock consigue situarse parejo en rendimiento e incluso superar al Core i5. Por lo tanto, este Ryzen 5 2600X es una alternativa muy válida por un precio similar, con la ventaja añadida de tener ya el disipador y poder hacerle overclock si así lo deseamos.
Núcleos: 6| Hilos: 12  | Arquitectura: 12nm | Frecuencia base: 3.6 GHz | Frecuencia turbo: 4.2 GHz | Caché L3: 16MB  | TDP: 65W | Gráfica integrada: No | Disipador: Sí  | Overclock: Sí

Mejor procesador para streaming y 4K: Intel Core i7 8700K

El Core i7 8700K es una bestia parda con la mayor frecuencia turbo que ha dispuesto Intel hasta la fecha en procesadores para uso doméstico.
Con 6 núcleos y 12 hilos, el rendimiento de este procesador frente al i5 8400 es marginal en cuanto a gaming se refiere, incluso si hablamos de resoluciones 4K, pues de momento son muy pocos los juegos que utilizan más de 4 núcleos. No obstante, el i7 8700K es perfecto para streaming y para cualquier otra tarea que requiera potencia multinúcleo.
Es también una delicia para overclockers, alcanzando frecuencias de hasta 5 GHz en algunos tests, siempre que se cuente con un sistema de disipación muy eficiente. Lamentablemente, este 8700K viene sin disipador, así que quieras hacerle o no overclock necesitarás comprar uno, cosa bastante inconveniente si consideramos que partimos ya de un precio algo elevado.
Núcleos: 6| Hilos: 12  | Arquitectura: 14nm | Frecuencia base: 3.7 GHz | Frecuencia turbo: 4.7 GHz | Caché L3: 12MB  | TDP: 95W | Gráfica integrada: Intel UHD 630 | Disipador: No  | Overclock: Sí

Mejor procesador para edición de vídeo, Autocad y diseño: Intel Core i9 7900X

Para diseñadores gráficos, edición de vídeo, Autocad o cualquier otro trabajo con renderización, el Intel Core i9 7900X es un procesador imbatible.
Esta CPU es una bestia de 10 núcleos y 20 hilos, optimizada al máximo para un rendimiento impresionante en programas que aprovechan los múltiples hilos de los procesadores. En este apartado, el Core i9 7900X rinde prácticamente el doble que un 8700K y en torno a un 40% más que el Ryzen 2700K, así que te puedes hacer una idea de lo que supone este procesador en cuanto a potencia.
Esto, evidentemente, tiene un precio, y es muy alto. También tiene una contrapartida, y es que es un procesador «calentorro» y necesitarás de un disipador de gama alta si no quieres convertir tu PC en un horno. Pero si obviamos su precio y la necesidad de una buena disipación, este procesador es una auténtica máquina que acerca a la serie Intel Core al nivel de rendimiento de los Xeon por mucho menos de lo que cuestan estos.
Y si quieres gastar menos, también tienes el i7 7820X, que es solo un 20% peor en rendimiento, pero mucho más barato.
Núcleos: 10| Hilos: 20  | Arquitectura: 14nm | Frecuencia base: 3.3 GHz | Frecuencia turbo: 4.5 GHz | Caché L3: 13,75MB  | TDP: 140W | Gráfica integrada: No | Disipador: No  | Overclock: Sí

Rebajas
Intel BX80673I97900X Procesador Core i9-7900X X-series
Intel - Ordenadores personales
desde 274,99 €

Mejor procesador gaming de gama baja: AMD Ryzen 3 2200G

El Ryzen 3 2200G es otro fantástico procesador de gama de entrada de AMD, que es perfecto para ordenadores gaming de bajo presupuesto pero que en realidad es ideal para cualquier PC de gama baja, indiferentemente del uso que se le vaya a dar.
Se trata de una APU con un procesador Ryzen de 14nm de 4 núcleos, y una gráfica integrada AMD Radeon Vega 8 que ofrece potencia para juegos de hace 2 o 3 años. Para juegos actuales, necesitarás comprar una tarjeta gráfica dedicada, siendo una CPU ideal en este caso para los que andan con poco presupuesto y quieran destinar más dinero a la gráfica que al procesador.
Otro punto muy positivo del 2200G es que es una CPU muy fresca, y viene acompañada además del cooler Wraith Stealth, con el que incluso puedes probar a hacer un poco de overclock con el que exprimir al máximo el rendimiento del procesador.
Si es para jugar, este Ryzen 3 2200G es mejor opción que el Pentium Gold G5400, ya que es solo un poco más caro y sin embargo ofrece cerca de un 30% de mayor rendimiento.
Núcleos: | Hilos: 4 | Arquitectura: 14nm | Frecuencia base: 3.5 GHz | Frecuencia turbo: 3.7 GHz | Caché L3: 4MB  | TDP: 65W | Gráfica integrada: AMD Radeon Vega 8 | Disipador: Sí  | Overclock: Sí

Mejor procesador barato: Intel Pentium Gold G5600

El Intel Pentium Gold G5600 es el sucesor del Pentium G4560, que fue el primer Pentium de Intel con Hyperthreading. El Gold G5600 es, en esencia, una versión vitaminada, perteneciente a la octava generación de Intel «Coffee Lake».
No te dejes engañar por su bajo precio, pues el Intel Pentium Gold G5600 es adecuado incluso para gaming en Full HD, siempre que se le acompañe de una buena gráfica dedicada. Y fuera de juegos, supone una excelente opción que rinde extraordinariamente bien con multimedia, siendo el primer procesador que debería mirar cualquier persona que quiera montar un PC para uso básico pero que no quiera gastar mucho dinero.
Con dos núcleos y 4 hilos y una frecuencia base de 3.9 GHz (sin turbo), el Pentium Gold G5600 iguala en algunos tests el rendimiento de los Core i5 de generaciones anteriores, lo cual es una auténtica barbaridad que coloca a este procesador como uno de los mejores en relación calidad-precio. Además, consume muy poco, lleva el disipador incluido y la gráfica integrada, la Intel UHD Graphics 630, permite sacar señal 4K a 60Hz sin despeinarse.
Por todo esto es un procesador espectacular, que se puede usar para montajes de PC para gaming medianamente exigente acompañado de una buena gráfica, pero también para HTPC y ordenadores de ofimática, multimedia y uso casual. Realmente, por el precio que tiene, este procesador es una auténtica ganga, la opción Nº 1 para cualquier configuración en la que haya que apretarse el cinturón, cualquiera que sea el uso que se le vaya a dar.
Núcleos: | Hilos: 4 | Arquitectura: 14nm | Frecuencia base: 3.5 GHz | Frecuencia turbo: No | Caché L3: 4MB  | TDP: 54W | Gráfica integrada: Intel UHD Graphics 630 | Disipador: Sí  | Overclock: No

Aspectos clave en la compra de un procesador

Vistas las recomendaciones, pasemos ahora a ver qué características son las más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar un procesador.
Te recomiendo que leas todo lo que viene a continuación si no tienes mucha idea sobre procesadores y quieres hacer una compra mucho más consciente. Lo cierto es que no será la primera ni la última vez que alguien se compra un i7 para acabar jugando a juegos indie a los que ya podrían jugar con un Pentium, o comprar un i3 para editar vídeo cuando por poco más podrían comprar un Ryzen que les rendiría mucho mejor para esa tarea.
Si eres un neófito en este tema descubrirás conceptos que es importante conocer antes de lanzarse a comprar el primer procesador que veas.

Los núcleos de un procesador ¿De verdad importan?

Los procesos de fabricación de chips han evolucionado tanto que ahora existe la posibilidad de integrar varios micro procesadores en el mismo espacio donde antes solo cabía un único procesador. Esto es lo que ha permitido que en la última década proliferen los procesadores de varios núcleos, hasta convertirse a día de hoy en un estándar, yendo desde los dos núcleos de los procesadores más básicos a los ocho núcleos de los más avanzados.
¿Sirve de algo un procesador con varios núcleos? Por supuesto que si. Has de pensar que los núcleos son algo así como si el procesador se hubiese troceado en varias partes, y cada una de ellas fuese capaz de ejecutar tareas independientes. Por lo tanto, cuantos más núcleos, más tareas simultáneas podrás realizar.
núcleos de un procesador
No obstante, la cantidad de núcleos que tenga un procesador no es algo que sea igual de determinante para todos los usuarios. Y es que existen muchos programas que no hacen uso de los múltiples núcleos.
Los usuarios que más provecho sacarán de los núcleos son los jugadores, diseñadores, editores gráficos, fotógrafos y editores de vídeo. El resto de usuarios obtendrán un mejor rendimiento, pues generalmente un procesador con más núcleos también lo acompaña de otras tecnologías que hacen que el procesador rinda mejor, pero no será una característica a la que le vayan a sacar mucho partido.
Por lo tanto, si las únicas tareas que realizarás consisten en navegar por Internet, ver películas y trabajos ofimáticos, un procesador de dos a cuatro núcleos será más que suficiente en tu caso. Para tareas más intensivas, empieza desde los 4 núcleos para arriba.
Los procesadores modernos también tienen una característica llamada hilos (threads en inglés). Un hilo es una unidad de procesamiento más pequeña, de manera que un núcleo puede manejar varios hilos a la vez. Esto posibilita que el rendimiento aumente, pues a mayor cantidad de núcleos y de hilos por cada núcleo, más tareas pueden realizarse simultáneamente.

Sobre la frecuencia de reloj

La guerra entre AMD e Intel por los procesadores multinúcleo ha dejado de banda otra que se libró hasta hace bien poco y que hacía referencia a la frecuencia del procesador, la cual se mide generalmente en gigaherzios (GHz) y sirve para especificar la velocidad de procesamiento de un núcleo.
La frecuencia de reloj ya no es tan determinante como lo fue en el pasado, y ahora es mucho más importante la arquitectura general del micro por encima de cualquier característica aislada que pueda tener. Y es que es fácil asumir que un procesador con mayor frecuencia que otro será más rápido, pero no tiene por qué ser así. De hecho, un procesador de 4 núcleos funcionando a 3GHz será más rápido que un procesador de dos núcleos funcionando a 3.5GHz.
Además, incluso los procesadores básicos de doble núcleo tienen frecuencias lo suficientemente decentes como para que el procesador rinda bien con las tareas habituales de un usuario medio.

¿Qué son los sockets de los procesadores?

El socket o zócalo es una pieza sobre la que va montado el procesador y que forma parte de la placa base. Esta pieza sirve para alimentar de energía al micro y permite a su vez la comunicación entre el micro y el resto de componentes del PC.
socket procesador
Gracias a los sockets podemos sustituir un micro por otro sin tener que cambiar también la placa base, pero para ello es imprescindible que pertenezcan a la misma familia de procesadores y tengan el mismo número de pines.
Los pines son esos hilos de cobre que ves en la foto. El número de pines del socket va cambiando con el tiempo, conforme evolucionan las tecnologías de los procesadores, por lo que hay que mirar que el procesador que compres sea compatible con el socket de tu placa base.
Tanto AMD como Intel tienen sus propios sockets. Tienes una lista actualizada y completa con los sockets actuales de Intel y AMD.

¿Y la cache?

La cache de un procesador, al igual que los sistemas cache de otros componentes informáticos, trata de almacenar datos e instrucciones, en este caso las del procesador, para que todo funcione más rápido.
En el caso de la cache de los procesadores, esta se encuentra ubicada en el mismo chip de la CPU, para que su acceso sea lo más rápido posible, casi instantáneo.
Los procesadores tienen una cache de primer nivel (L1), de segundo nivel (L2) y pueden tener una de tercer nivel (L3). Esta última es la que anuncian principalmente, ya que en términos generales es mejor que la de los dos primeros niveles.

Sobre las gráficas integradas en el procesador

Desde hace ya varios años es cada vez más frecuente ver procesadores con tarjetas gráficas integradas. A estos procesadores también se les llama APU (Accelerated Processor Unit).
Una gráfica integrada es justamente eso, una tarjeta gráfica como las de toda al vida, pero integrada en el mismo micro y no de manera independiente. Como bien puedes suponer, su tamaño es diminuto, y por lo tanto no tienen, ni de lejos, la potencia de una tarjeta gráfica dedicada.
Aún así pueden ser una buena solución para aquellos que no necesiten una potencia de procesamiento de gráficos muy grande. Por ejemplo, usuarios que únicamente utilicen su PC para ofimática, para multimedia y para navegar en Internet, pueden optar por un APU y así se ahorran el tener que comprar una tarjeta gráfica dedicada.
Por contra, si juegas a juegos 3D más o menos actuales, haces renderizados 3D o editas vídeos y fotografías, la gráfica integrada no te servirá.
¿Qué ocurre con la gráfica integrada cuando instalar una gráfica dedicada? Básicamente que la gráfica integrada se convierte en un bonito adorno, ya que el PC tirará del componente más potente para el procesamiento gráfico. No obstante, y sobre todo en portátiles, el sistema fuerza el uso de la gráfica integrada aún teniendo una gráfica dedicada, con el objetivo de reducir consumo eléctrico en tareas básicas.

Compatibilidad de RAM

Un último aspecto al que debes parar atención antes de comprar un procesador es su total compatibilidad con la memoria RAM que tienes en tu sistema o la que tienes pensado comprar.
Lo normal en los procesadores modernos es que soporten la memoria RAM del tipo DDR3, que es el estándar actual para los equipos nuevos. También es habitual encontrarse procesadores compatibles con la DDR3L, que es una versión de bajo consumo.
No obstante, poco a poco se va haciendo hueco una nueva RAM del tipo DDR4, que es más rápida y eficiente que la anterior. Por lo tanto, si vas a montarte un PC a tu medida, es buena idea que adquieras una placa base y un procesador compatibles con módulos DDR4, y de esta manera adelantarte a lo que de buen seguro será el estándar en el futuro.

Vista previa Producto Valoración Precio
Huawei Matebook X Pro -... Huawei Matebook X Pro -... 37 opiniones 1.699,00 €
Apple MacBook Pro (de 13... Apple MacBook Pro (de 13... 77 opiniones 1.199,00 €
Dell XPS 13 9370 - Ordenador... Dell XPS 13 9370 - Ordenador... 10 opiniones desde 2.038,35 €
MSI GS65 Stealth Thin... MSI GS65 Stealth Thin... 25 opiniones desde 1.561,07 €
Microsoft Surface Laptop -... Microsoft Surface Laptop -... 8 opiniones 1.449,00 €
HP Spectre x360 13-ae001ns -... HP Spectre x360 13-ae001ns -... 10 opiniones desde 1.066,79 €
MSI PS42 8RB-032XES -... MSI PS42 8RB-032XES -... 75 opiniones 999,00 €
Huawei Matebook X - Ordenador... Huawei Matebook X - Ordenador... 20 opiniones desde 400,00 €
Asus UX430UA-GV265T -... Asus UX430UA-GV265T -... 15 opiniones 1.137,00 €
Lenovo Ideapad 520S-14IKB -... Lenovo Ideapad 520S-14IKB -... 68 opiniones 719,10 €

Los Ultrabooks nacieron para rivalizar contra los Macbooks de Apple, pero también para dar salida a una demanda cada vez mayor por parte de los usuarios, que querían portátiles ligeros y cada vez más compactos, pero al mismo tiempo que proporcionaran mucha potencia, la máxima posible.

Con esa demanda creciente los fabricantes han ido copando el mercado con Ultrabooks cada vez más delgados y ligeros, y al mismo tiempo cada vez más potentes. Las innovaciones en nanotecnología han permitido diseñar chips cada vez más pequeños y eficientes energéticamente, con lo que en muchos casos se ha conseguido un balance casi perfecto entre potencia y autonomía.

Portátiles ligeros recomendados para este año

Los Modelos que tienes reseñados a continuación son los mejores portátiles ligeros y Ultrabooks que puedes comprar a día de hoy. Como ves, la selección va de modelos de más de 2000 euros a Ultrabooks baratos de apenas 500 euros, así que hay para todo tipo de usuarios y presupuesto.

El mejor Ultrabook del momento: Huawei Matebook X Pro

Portátiles ligeros: Huawei Matebook X Pro


Una auténtica maravilla. El Huawei Matebook X Pro es uno de los portátiles más ligeros, bonitos y elegantes que puedes comprar a día de hoy. Es verdad que el precio es alto, pero si analizas su increíble apariencia y la calidad de sus componentes te das cuenta que el precio no es para nada exagerado.

Con un grosor de 1,46 cm, un peso de 1,4 Kg y un chasis metálico color plata, el Huawei Matebook X Pro es un verdadero placer para la vista. Su pantalla, de 13.9 pulgadas impone no por su tamaño, sino por su calidad: se trata de un panel IPS con una increíble resolución de 3000×2000 píxeles y cobertura total del espacio sRGB, además de funcionalidad táctil, marcos de 4,4 mm y protección Gorilla Glass con recubrimiento anti huellas.

Un Ultrabook realmente espectacular en diseño y en calidad de sus componentes internos, destacando una de las mejores pantallas del mercado y una batería sobresaliente para el tamaño que tiene.

Con un procesador «Cofee Lake» i7 8550U y una gráfica Nvidia MX150 este Ultrabook tiene una potencia sorprendente para el tamaño que tiene. Para que te hagas una idea, hasta se puede jugar con él a juegos del 2016 como Rise of the Tomb Raider, en detalles gráficos medios y a 60 fps. Con juegos más actuales lo tendrás más difícil, pero algunos de ellos se pueden jugar con detalles gráficos bajos.

La batería es otro de los puntos fuertes del Huawei Matebook X Pro: es de 57.4Wh y proporciona autonomía para un día entero en las diversas pruebas que se le han hecho. También destaca por su matriz de cuatro micrófonos, sus otros 4 altavoces Dolby Atmos de una calidad muy destacable y una curiosa cámara web frontal retráctil que queda oculta en el teclado, una función de seguridad que se añade al botón de encendido con lector de huella dactilar.

Pantalla: 13.9″ IPS Táctil| Resolución: 3000 x 2000  | Procesador: i7-8550U | RAM: 8GB  DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Nvidia MX150  | Batería: 57.4Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 1x Thunderbolt, 1x USB 3.0, 1x USB 2.0 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 30,4 x 21,7 x 1,4 cm | Peso: 1,33 Kg

El Ultrabook de Apple: Macbook Pro

Portátiles ligeros: Macbook Pro


En una guía de portátiles ligeros no podía faltar el Apple Macbook Pro, el Ultrabook por antonomasia.

Este es un portátil que destaca por su diseño, elegante y con un perfil delgado y ligero. También por su pantalla, de 13.3 pulgadas, con un panel IPS de resolución retina de 2560 x 1600 píxeles y con una calidad tremenda, destacando por su gran cobertura de color en los espacios sRGB y P3 y un brillo que alcanza los 500 nits, algo muy apropiado si tenemos en cuenta que a pesar de no ser táctil su superficie es brillante, provocando reflejos con focos de luz directos.

El Ultrabook de Apple es siempre una opción recomendable para quienes prefieren macOS a Windows, pero también por diseño, la calidad de su pantalla retina y su excelente teclado y trackpad.

Este modelo en concreto monta un procesador Intel Core i5 de la 7ª generación de Intel con la gráfica integrada Iris Plus Graphics 640, 8 GB de RAM y un almacenamiento de 128 GB SSD. La versión del sistema operativo con la que viene instalada es el macOS Sierra.

Otros aspectos por los que destaca el Macbook Pro es por su autonomía, cercana a las 8 horas con navegación por WiFi, la calidad de su teclado y su trackpad y unos altavoces de una calidad muy decente.

Pantalla: 13.3″ IPS | Resolución: 2560 x 1600  | Procesador: i5-7360U | RAM: 8GB  DDR4 | Almacenamiento: 128GB SSD | Gráfica: Iris Plus Graphics 640  | Batería: 54.5Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: macOS Sierra | Conexiones: 2x USB 3.1, 2x Thunderbolt | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 30,4 x 21,2 x 1,5 cm | Peso: 1,37 Kg

El Ultrabook de 13 pulgadas más pequeño: Dell XPS 13

Portátiles ligeros: Dell XPS 13

Otro de los portátiles ligeros más populares y reconocidos es el Dell XPS 13, caracterizado por una combinación única de diseño y potencia.

Una de las cosas más llamativas del XPS 13 es que Dell ha sido capaz de introducir una pantalla de 13 pulgadas en el cuerpo de un portátil de 11 pulgadas.

La elección de los materiales y la fabricación en una única pieza de aluminio para el chasis le confiere una gran resistencia a la vez que ligereza y perfil delgado. La pantalla es de extrema calidad, con un panel IPS Full HD con cobertura total del espacio sRGB y un elevado contraste, y además con marcos extra finos.

El portátil de 13 pulgadas más pequeño, con un diseño fantástico, una pantalla de muy alta calidad y un rendimiento excelente de la batería. Una compra segura.

Disponible en varias configuraciones de procesadores y cantidad de memoria RAM, mi modelo recomendado incluye un Core i5 con gráfica integrada Intel UHD 620, 8GB de RAM, 256GB de almacenamiento SSD y una batería de 52 Wh que ofrece autonomía de 12 horas de navegación por internet, una de las más altas que vas a poder encontrar en cualquier Ultrabook.

Si a esto se le añade un teclado y un trackpad magníficos, un buen número de conexiones físicas y la posibilidad de extender la funcionalidad del portátil con el montón de accesorios de los que dispone Dell, como el dock para estación de trabajo, encontramos con que es uno de los mejores Ultrabook que puedes comprar a día de hoy.

Pantalla: 13.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i5-8250U | RAM: 8GB  LPDDR3 | Almacenamiento: 256GB SSD | Gráfica: Intel Graphics UHD 620  | Batería: 52 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 3x USB 3.1, 2x USB-C, 1x DisplayPort | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 1,16 x 30,2 x 19,9 cm | Peso: 1,22 Kg

Ultrabook para jugar: MSI GS65 Stealth Thin

Portátiles ligeros: MSI GS65 Stealth Thin


Si lo que quieres es un portátil ligero para juegos exigentes, no hay nada mejor ahora mismo que el MSI GS65 Stealth Thin.
Seleccionado también en mis recomendaciones de portátiles para gaming, este Ultrabook combina un diseño increíble, con un estilo elegante y refinado que nada tiene que ver con lo que es habitual en el mundo gamer, y con un perfil ultradelgado y un peso ligero a la altura de los mejores Ultrabooks.

Lo que sorprende es que con tan poco espacio el portátil sea tan potente. En su interior alberga un Core i7 de la última generación «Coffee Lake», con una Nvidia GTX 1070 de diseño Max-Q, una serie de gráficas de gama alta a las que se les ha restado algunas prestaciones para que quepan en chasis tan delgados como el de este GS65 Stealth Thin.

Increíble portátil en diseño y prestaciones. Puede con cualquier juego actual con una tasa máxima de 144 Hz, y además cumple con las funciones de un Ultrabook con su gran batería y perfil ultradelgado y ligero.

Aún así la potencia va tan sobrada como para llevar la mayoría de juegos actuales por encima de los 100 fps, y así aprovechar la frecuencia de refresco máxima de su pantalla, que es de 144 Hz. El panel empleado para esta pantalla es un IPS de gran calidad, que además de ser rápido y mostrar movimientos fluidos es capaz de cubrir el 100% del espacio de color sRGB y garantizar un gran contraste para todo tipo de contenidos multimedia.

Su batería de 82 Wh es también considerable, proporcionando autonomía de más de 8 horas para navegación, aunque obviamente este dato se ve reducido a la mitad para visualización de vídeo, y si le das mucha caña a los juegos, necesitarás tener un enchufe cerca.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 82 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 3x USB 3.1, 1x HDMI, 1x mini DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 5 | Tamaño: 35,8 x 24,8 x 1,8 cm | Peso: 1,8 Kg

El portátil ligero con mejor diseño: Microsoft Surface Laptop

Portátiles ligeros: Microsoft Surface Laptop


Microsoft se ha puesto las pilas y la última versión de su Surface Laptop es una verdadera maravilla.

Se trata de uno de esos Ultrabooks que entran por los ojos, con una carcasa de aluminio con la única presencia del logo minimalista de Microsoft en el centro de la tapa, pero sobre todo sorprende el teclado, recubierto con Alcantara, un material textil de lujo y de origen italiano que le da un toque sofisticado pero que al mismo tiempo protege al portátil de golpes y de manchas, ya que se puede limpiar fácilmente simplemente pasándole un paño húmedo.

Ultrabook de diseño exquisito, con una pantalla táctil de calidad sobresaliente y una gran autonomía.

Si nos detenemos en los componentes, el modelo elegido tiene lo suficiente para tareas exigentes, además de una muy buena batería que ofrece autonomía para unas 8 horas con reproducción de vídeo continua. La pantalla táctil también es espectacular, con un panel IPS de 2256 x 1504 píxeles y protección Gorilla Glass 3.

Como nota negativa hay que mencionar que la versión de Windows 10 que trae instalada es la S, por lo que solo puedes instalar aplicaciones que estén disponibles en el Store de Windows. Como contrapunto positivo, trae todo el paquete Office 365 preinstalado.

Pantalla: 13.5″ IPS Táctil| Resolución: 2256 x 1504  | Procesador: i5-7200U | RAM: 8GB | Almacenamiento: 256GB SSD | Gráfica: Intel Graphics HD 620  | Batería: 47 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 S| Conexiones: 1x USB 3.0, 1x mini DisplayPort | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.0 | Tamaño: 30,8 x 22,3 x 1,4 cm | Peso: 1,25 Kg

Portátil ligero de gran autonomía: HP Spectre x360

Portátil convertible: HP Spectre x360


Escogido también en la selección de portátiles convertibles, el HP Spectre x360 es un portátil que aúna diseño, rendimiento y batería en un dispositivo que rezuma estilo y elegancia por los cuatro costados.

Con una carcasa de aluminio que pesa únicamente 1,29 Kg y con un grosor de 14 mm, el Spectre x360 monta en su interior un procesador i7 de bajo consumo y de la octava generación de Intel «Coffee Lake». Este equipo tiene potencia suficiente para cualquier tarea, incluida edición gráfica, pero con un consumo muy reducido que consigue alcanzar la espectacular cifra de 16 horas de autonomía con navegación WiFi.

Sensacional portátil que puede usarse también en modo tablet gracias a sus bisagras de 360º. Pantalla táctil de gran calidad, con lápiz digital incluido y una batería que ofrece una gran autonomía.

La pantalla, de 13.3 pulgadas, táctil y con resolución Full HD, es también una pasada gracias a la calidad de imagen ofrecida por su panel IPS con protección Gorilla Glass. El HP Spectre x360 viene con un lápiz digital que permite tomar anotaciones en la pantalla gracias a Windows Ink, y la bisagra con orientación de 360º permite usar el portátil también en modo tablet o apoyada en un mueble en modo tienda de campaña.

Cuenta también con numerosas características de seguridad, varios puertos para conexiones y unos altavoces firmados por Bang Olufsen de calidad por encima de la media.

Pantalla: 13.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8550U | RAM: 8GB  LPDDR3 | Almacenamiento: 256GB SSD | Gráfica: Intel UHD Graphics 620  | Batería: 60 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 2x USB-C, 1x USB 3.1 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 21,8 x 1,4 x 30,6 cm | Peso: 1,29 Kg

Portátil ligero calidad-precio: MSI PS42

Portátiles ligeros: MSI PS42


MSI, compañía conocida por sus productos gaming, se ha atrevido también con los Ultrabook con este impresionante MSI PS42.

Es un portátil de impecable diseño, con chasis de aluminio y acabado cepillado en toda la carcasa, con un conjunto de componentes de alta gama que incluyen un procesador i7 de última generación (Coffee Lake), 8GB de RAM y una gráfica dedicada Nvidia MX150, con la que incluso se puede jugar a juegos recientes si se ajustan los detalles gráficos del juego.

Uno de los mejores portátiles ligeros en relación calidad-precio, de diseño fantástico, pantalla de gran calidad y hardware puntero que puede con casi todo lo que le eches. Ultrabook super recomendable.

Su pantalla es otro deleite para la vista. Se trata de un panel IPS de 14 pulgadas, con resolución Full HD y marcos extrafinos. En esta ocasión el panel no es táctil y presenta una superficie mate, así que es perfecta para quienes detestan las superficies brillantes por los reflejos que presentan. El perfil delgado de la pantalla le permite al portátil lograr un grosor ínfimo de 15 mm y solo 1,18 Kg de peso.

El modelo elegido es también generoso en capacidad de almacenamiento SSD, y con tal de ajustar el presupuesto al máximo te recomiendo la versión sin sistema operativo, con la que podrás ahorrar cerca de 100 euros e instalar el sistema operativo que tú prefieras por mucho menos dinero.

Pantalla: 14″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8550U | RAM: 8GB  DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Nvidia MX150  | Batería: 50 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: No | Conexiones: 2x USB-C, 2x USB 3.1, 1x HDMI | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 32,2 x 22,2 x 1,5 cm | Peso: 1,18 Kg

Ultrabook de 13 pulgadas y 2K: Huawei Matebook X

Portátiles ligeros: Huawei Matebook X


El Huawei Matebook X es el hermano pequeño del Matebook X Pro. En su diseño presenta una apariencia muy parecida, con un perfil aún más delgado y algo más ligero.

Sus componentes internos no son tope de gama como el Pro, pero siguen siendo muy buenos. Incluye un procesador i5 de la generación «Kaby Lake» con una gráfica integrada HD Graphics 620, 8GB de RAM y un almacenamiento SSD de 256GB.

El hermano pequeño del Matebook X Pro viene con una pantalla de menor resolución y con peor batería, pero ofrece igualmente un gran rendimiento y es aún más delgado y ligero.

Su pantalla es de 13.3 pulgadas y tiene una resolución de 2160 x 1440 píxeles. Es prácticamente la resolución de un monitor QHD pero en una diagonal de 13 pulgadas adquiere una nitidez increíble. Además la pantalla cubre todo el espectro sRGB y goza de un muy buen contraste como la de su hermano mayor. No obstante, la diferencia aquí es que la pantalla no es táctil.

Por lo demás mantiene muchas de las especificaciones del modelo Pro, como el botón de encendido con reconocimiento de huella dactilar, los altavoces con Dolby Atmos y los dos puertos USB-C. La batería, eso si, es peor, con 41.4 Wh que apenas llegan a las 6 horas de autonomía.

Pantalla: 13.3″ IPS | Resolución: 2160 x 1440  | Procesador: i5 7200U | RAM: 8GB  LPDDR3 | Almacenamiento: 256GB SSD | Gráfica: Intel HD Graphics 620  | Batería: 41.4 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 2x USB-C | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 28,6 x 21,1 x 1,2 cm | Peso: 1,05 Kg

Ultrabook de 14 pulgadas: Asus ZenBook UX430UA

Portátiles ligeros: Asus ZenBook UX430UA


Uno de los Ultrabooks más interesantes del mercado es el Asus ZenBook UX430UA. La serie ZenBook ha dado algunos de mejores portátiles ligeros de los últimos años y este no es la excepción, ya que cuenta con una muy buena relación calidad-precio.

El diseño es uno de los sellos distintivos de los ZenBook. Este modelo adopta la línea seguida hasta ahora por Asus, con un chasis de aluminio con acabado cepillado y un patrón concéntrico en la tapa realizado mediante litografía de nanoimpresión, dándole una textura similar a la del cristal. El grosor del portátil es de tan solo 15,9 mm y su peso es de 1,25 Kg, así que aquí tenemos otro UltraBook perfecto para la movilidad.

Otro Ultrabook de excelente relación calidad-precio, con potencia sobrada para cualquier labor de productividad, buena autonomía, fantástica pantalla y diseño precioso y elegante.

La pantalla de 14 pulgadas, con resolución Full HD y panel IPS es de gran calidad. Cuenta con una cobertura total del espacio sRGB y un ratio de pantalla del 80% gracias a sus marcos de 7,18 mm. No es táctil, y Asus ha optado con acierto por un acabado mate para evitar los reflejos.

En cuanto a los componentes internos, Asus ha integrado un Core i5 de última generación, con potencia más que sobrada para cualquier tarea de productividad y diseño. La batería, que es de 50 Wh puede parecer a priori escasa, pero gracias al bajo consumo del procesador se consiguen unas autonomías muy buenas de hasta 8 horas navegando con WiFi.

Pantalla: 14″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i5-8250U | RAM: 8GB  DDR4 | Almacenamiento: 256GB SSD | Gráfica: Intel UHD Graphics 620  | Batería: 50 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB 2.0, 1x USB 3.0, 1x USB-C, 1x micro HDMI  | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 22,5 x 1,6 x 32,4 cm | Peso: 1,3 Kg

El Ultrabook barato: Lenovo Ideapad 520S-14IKB

Portátiles ligeros: Lenovo Ideapad 520S-14IKB


De parte de Lenovo nos llega el Ideapad 520S-14IKB. Este portátil ultraligero trata de combinar unos componentes de gama baja con un diseño muy atractivo en el que destaca su grosor de 1,9 cm y su peso de 1,6 Kg.

Como digo, su hardware interno no es el más puntero. Con un procesador Intel Core i3-7100U, 4GB de RAM y una gráfica integrada Intel HD Graphics 620, este portátil es suficiente para tareas de ofimática, navegación y visualización de vídeo en Full HD, pero lo tendrá muy complicado para tareas más exigentes.

Portátil ultraligero con prestaciones suficientes para ofimática y navegación, con un bonito diseño y una buena pantalla, y sobre todo con un precio muy bajo.

Su pantalla es de 14 pulgadas y con resolución Full HD. El panel IPS proporciona unos buenos colores y contraste, y además su superficie es mate. El perfil delgado de la pantalla y del chasis del portátil le otorgan un grosor de 19,33 mm y un peso de 1,7 kg. Lenovo ha rediseñado la serie 5 de IdeaPad con una apariencia más elegante, con superficie metálica y bordes biselados.

Este portátil cuenta también con altavoces certificados por Harman y un puerto USB-C. Su batería es lo peor del conjunto, con 2 celdas de Iones de litio y 30 Wh que ofrecen una autonomía cercana a las 6 horas.

Pantalla: 14″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i3-7100U | RAM: 4GB  DDR4 | Almacenamiento: 128GB SSD | Gráfica: Intel UHD Graphics 620  | Batería: 30 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB 2.0, 1x USB 3.0, 1x USB-C, 1x HDMI  | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 23,6 x 1,9 x 32,7 cm | Peso: 1,6 Kg

Qué es un Ultrabook y sus características

Intel fue la primera en acuñar el término «Ultrabook» para describir a un nuevo tipo de portátil ligero, con un tamaño relativamente compacto y con un diseño elegante, pero al mismo tiempo con hardware de alta gama, con procesadores potentes y grandes baterías.

Según los propios estándares de Intel, para cualificar a un portátil como Ultrabook este debe tener un grosor igual o inferior a los 1,77 cm si la pantalla es de 13 pulgadas, y de 2 cm si la pantalla es de 14 pulgadas. También incluye otras directrices, como la utilización de procesadores de bajo consumo, montar chasis metálicos para disipar de forma más eficiente el calor o el uso de discos SSD para el almacenamiento.

Se ha acabado llamando Ultrabook a cualquier portátil que sea ligero, delgado y con un diseño estilizado y elegante

Algunas de estas directrices no las cumplen los fabricantes y aún así promocionan sus portátiles como Ultrabooks. Lo cierto es que existe un consenso en la comunidad informática para denominar Ultrabook a cualquier portátil que simplemente se rija por la norma del tamaño. Por esto mismo es que todos los portátiles ligeros suelen ser considerados también como Ultrabooks.

Los Ultrabooks, ¿son para mi?

Muchas veces encuentro que la gente se plantea la duda de si realmente necesita un Ultrabook o cualquier otro portátil más grande. En esto, como en todo lo referente a una compra, depende de tus necesidades.

Teniendo en cuenta que los Ultrabooks son portátiles ligeros y compactos, sobra decir que están enfocados a la movilidad, y por ello son ideales para usuarios que deben transportarlos con frecuencia en su día a día. Dentro de este tipo de usos encontramos a estudiantes, profesionales que necesiten desplazarse y entornos empresariales donde es frecuente llevarse el portátil a reuniones y grupos de trabajo.

Esto no quiere decir que cualquier otra persona ajena a estos ámbitos no pueda comprarse un Ultrabook y disfrutarlo igual, pues se tratan de máquinas con una potencia sobrada para las tareas habituales de un ordenador casero, como la navegación por Internet, el trabajo ofimático, la visualización de vídeos en alta definición y cualquier otro uso multimedia.

Como son portátiles ligeros, también son ideales para llevarlos de un sitio a otro dentro de casa, por ejemplo en el sofá o en la cama. Para esto quizás te interese también mirar un portátil convertible, pero si tienes claro que eso de la tablet no te interesa, entonces deberías considerar comprar un Ultrabook.

Qué se puede hacer con un Ultrabook

Los Ultrabook son máquinas potentes en la mayoría de los casos, pero eso no quiere decir que sean adecuadas para todo. El asunto está en que, como decía antes, suelen montar procesadores de bajo consumo, que no tienen el mismo rendimiento que homónimos de alto consumo. Por ejemplo, un i7 de bajo consumo no iguala en rendimiento a un i7 normal dentro de la misma generación de procesadores.

Lo que sí suele ocurrir es que un procesador de bajo consumo de una generación supere en rendimiento a su homónimo de la generación anterior, con lo que los Ultrabooks siempre están mejorando su rendimiento de una generación a otra. Así pues, hoy en día cualquiera de estos portátiles que monte un Core i5 o i7 es lo suficientemente potente como para realiza tareas de diseño gráfico, edición de vídeo o retoque fotográfico.

¿Y qué hay del gaming? Para poder ejecutar juegos actuales con un nivel de detalle gráfico decente se necesita, lo primero, una gráfica dedicada. Si compras un Ultrabook que solo tenga gráfica integrada olvídate de jugar a juegos actuales, a no ser que sean juegos 2D o con muy poca exigencia gráfica, o bien juegos antiguos de hace 4 o 5 años, y aún así en muchos casos te tocará bajar la resolución o el nivel gráfico para obtener una experiencia fluida.

De todos modos, está claro que los Ultrabooks no fueron hechos para jugar en serio. Si lo que quieres es jugar, te recomiendo que le eches un vistazo a los mejores portátiles gaming. Puede haber Ultrabooks para gaming, y si los hay los encontrarás recogidos en este mismo artículo, pero no suelen ser la norma.

Vista previa Producto Valoración Precio
HP Spectre x360 13-ae001ns -... HP Spectre x360 13-ae001ns -... 10 opiniones desde 1.066,79 €
Lenovo Yoga 720-13IKBR -... Lenovo Yoga 720-13IKBR -... 119 opiniones desde 798,96 €
Huawei Matebook E - Ordenador... Huawei Matebook E - Ordenador... 20 opiniones 1.254,53 €
HP Pavilion x360 14-ba001ns -... HP Pavilion x360 14-ba001ns -... 48 opiniones
Microsoft Surface Go -... Microsoft Surface Go -... 47 opiniones desde 418,00 €
Medion MD 60686 - Ordenador... Medion MD 60686 - Ordenador... 75 opiniones desde 173,51 €

El portátil convertible se ha posicionado muy bien como alternativa a los portátiles ligeros y Ultrabooks, entre un tipo de usuario que prioriza la movilidad, ligereza y autonomía por encima de la potencia de procesamiento. También entre los que necesitan una tablet para escribir notas o dibujar con un lápiz digital, pero no quieren renunciar a disponer de un portátil cuando lo necesiten.
Así pues, los convertibles son una magnífica opción para estudiantes, entornos empresariales, trabajos profesionales de movilidad y también, por qué no, cualquier usuario que quiera disponer de un dispositivo que le permita tener una tablet para cuando, por ejemplo, esté tumbado en el sofá, pero que se convierta en portátil cuando necesite trabajar con él sobre un escritorio.
Los portátiles convertibles pueden ser de dos maneras: con bisagra de 360º o con teclado tipo chiclet. El primero es mejor para un uso habitual como portátil, ya que te permite usar el dispositivo en varios modos gracias a que el teclado sirve también como soporte, mientras que el segundo es más adecuado para movilidad y para su uso como tablet, ya que el teclado funciona también como funda de transporte.
De todos modos, cualquiera de ellos va bien para tareas de productividad. En este sentido, lo importante es adquirirlo con Windows 10 para poder usar Office y cualquier otro programa que necesites para tu trabajo. También hay que atender al procesador y la memoria RAM; si solo vas a usar Office y ver vídeos en HD cualquier procesador, incluso un Intel Atom, te vale, pero si vas a usar Photoshop o cualquier otro programa de exigencia gráfica, mira que tenga, al menos, un Core i3 y 8GB de RAM.

6 portátiles convertibles para este año

El más potente: HP Spectre x360

Portátil convertible: HP Spectre x360
El HP Spectre x360 es el portátil convertible más potente del momento, ya que monta un procesador de la última generación de Intel: el i7-8550U, un i7 de bajo consumo, que proporciona una excelente relación entre consumo de batería y rendimiento. Este procesador tiene una gráfica integrada Intel UHD Graphics 620.
La serie Spectre de HP también se caracteriza por un diseño fantástico, muy elegante tanto para el hogar como para la oficina. El portátil tiene un perfil de tan solo 1,36 cm y es ligero como una pluma, con un peso de 1,29 Kg. El chasis metálico, fabricado en una única pieza de aluminio, es realmente bonito y a la vez confiere durabilidad y resistencia al dispositivo.
La pantalla también es una delicia, con un panel IPS de 13.3 pulgadas con resolución Full HD, micro-bordes y con protección Gorilla Glass. La pantalla es táctil y compatible con un lápiz digital que viene incluido. La bisagra de 360º te permitirá usarlo en modo portátil, como tablet, con el soporte en modo de tienda de campaña o como libro en formato vertical.

Portátil convertible de fantástico diseño y con un procesador de la última generación de Intel. El más potente y completo que puedes comprar a día de hoy.

Aparte del procesador y el diseño, el Spectre x360 incorpora 8GB de RAM, un SSD de 256 GB y una batería de 3 celdas y 60Wh. La autonomía ofrecida por esta batería garantiza unas 16 horas, y el sistema de carga rápida deja el dispositivo cargado al 50% en media hora. Los altavoces, firmados por Bang&Olufsen, ofrecen también una calidad muy decente para el tamaño que tiene este portátil.
El Spectre 360º también cuenta con características de seguridad y privacidad, como un lector de huellas digitales, una cámara de infrarrojos con ángulo de visión de 88 grados y el modo de privacidad Sure View, que oscurece la pantalla para todo el mundo excepto para ti.
En cuanto a conexiones, sus dos puertos USB-C permiten conectar hasta 2 monitores 4K al dispositivo. También cuenta con un puerto USB 3.1, una toma combinada de entrada y salida de audio y una ranura para tarjetas Micro-SD.
Pantalla: 13.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8550U | RAM: 8GB  LPDDR3 | Almacenamiento: 256GB SSD | Gráfica: Intel UHD Graphics 620  | Batería: 60Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 2x USB-C, 1x USB 3.1 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 21,8 x 1,4 x 30,6 cm | Peso: 1,29 Kg

El mejor en calidad-precio: Lenovo Yoga 720-13IKBR

Portátil convertible: Lenovo Yoga 720-13IKBR
Igual de bonito que el HP Spectre pero más barato se presenta el Lenovo Yoga 720-13IKBR. Este portátil monta un procesador i7-7500U, perteneciente a la séptima generación de Intel «Kaby Lake». Este procesador no es tan potente ni ofrece tan buenos consumos como los «Coffee Lake», pero se trata igualmente de un potentísimo procesador, con la misma gráfica integrada Intel UHD Graphics 620.
La pantalla es una delicia en cuanto a calidad de imagen, colores y contraste. Con un panel táctil IPS, con resolución Full HD y biseles ultradelgados, la pantalla es abatible gracias a sus bisagras de 360º, transformando el portátil en una tablet o utilizando el teclado como soporte tipo tienda para visualización de vídeos o diapositivas.

Otro portátil de excelente diseño, delgado y ligero, con un procesador potente y gran capacidad de almacenamiento SSD, y que además ha visto reducido su precio en los últimos meses.

El diseño es muy bonito y elegante. Con un grosor de 1,43 cm y un peso de tan solo 1,3 kg es también uno de los convertibles más ligeros y fáciles de transportar. El portátil cuenta con la función de reconocimiento facial Windows Hello, y un lector de huellas dactilares. La batería, de 4 celdas y 48Wh, proporciona autonomía de 10 horas.
En cuanto a conexiones, el Yoga 720 cuenta con dos puertos USB-C, uno de ellos con Thunderbolt 3, un puerto USB 3.0 y un combinado de entrada y salida auxiliar de audio. Los altavoces integrados, firmados por JBL, ofrecen una calidad de sonido decente, y para los auriculares se ha dispuesto de la tecnología Dolby Atmos virtual.
Pantalla: 13.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-7500U | RAM: 8GB  DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Intel UHD Graphics 620  | Batería: 48Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 2x USB-C, 1x USB 3.0 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 31 x 21,3 x 1,4 cm | Peso: 1,25 Kg

Portátil convertible con i5 y pantalla 2K: Huawei Matebook E

Portátil convertible: Huawei Matebook E
El Huawei Matebook E es un portátil convertible con teclado tipo chiclet, y que monta un procesador i5-7Y54, perteneciente a la generación «Kaby Lake» de Intel, con una gráfica integrada Intel HD 615, 8 GB de RAM  256 GB SSD.
Este convertible tiene un diseño muy atractivo, fino y ligero, donde destaca una pantalla IPS de 12 pulgadas, con una resolución de 2160 x 1440 píxeles. Con esa diagonal y esa resolución, la nitidez es máxima, obteniendo una densidad de píxeles elevada que se suma a una calidad de los colores y un contraste que hacen de esta una de las mejores pantallas táctiles del mercado.

Convertible de 12″ y con un Core i5 de bajo consumo, con una de las mejores pantallas IPS, un fantástico teclado tipo chiclet y un grosor de tan solo 7 mm

El Matebook E está hecho de aleación de aluminio, dándole ligereza y a la vez resistencia al equipo. El teclado desmontable funciona como funda y también como base para la pantalla. El teclado, forrado en una especie de material imitación del cuero, es de muchísima calidad, y además es retroiluminado. Con el teclado puesto como funda, el Matebook E mide solo 0,7 cm, siendo uno de los convertibles más delgados.
Como punto menos positivo, mencionar que incluye únicamente un puerto USB-C y el puerto para auriculares. Para ampliar la conectividad se puede comprar aparte el MateDock 2, con puertos adicionales USB C, USB 3.0, HDMI y VGA.
Pantalla: 12″ IPS | Resolución: 2160 x 1440  | Procesador: i5-7Y54 | RAM: 8GB  LPDDR3 | Almacenamiento: 256GB SSD | Gráfica: Intel HD Graphics 615  | Batería: 33,3 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 0,7 x 27,8  x 19,4 cm | Peso: 1,1 Kg

Portátil convertible de 14 pulgadas: HP Pavilion x360

Portátil convertible: HP Pavilion x360 14-ba001ns
El HP Pavilion x360 14-ba001ns es para los que buscan un portátil convertible con una diagonal de tamaño medio y no quieran gastar mucho dinero.
Este convertible dispone de un Intel Core i3-7100U «Kaby Lake» con una gráfica integrada Intel HD Graphics 620, con 4 GB de RAM y 500 GB de almacenamiento HDD. La potencia de este equipo se aleja de los modelos que hemos visto hasta ahora, pero es suficiente para tareas ofimática y multimedia del día a día, con la ventaja de un consumo reducido.

Portátil convertible con un gran tamaño de pantalla y diseño elegante, pero con componentes de gama media para ajustar al máximo su precio.

La pantalla táctil, de 14″ y tipo IPS, tiene una resolución HD de 1366×768 píxeles. La pantalla va anclada a un teclado retroiluminado con bisagras de 360º, posibilitando los modos de portátil, tablet o tienda. Con 2 cm de grosor no es el convertible más delgado que hemos visto, pero sí es ligero. El empleo de aluminio así como un elegante acabado en negro cepillado en el teclado le confieren un aspecto muy sofisticado.
La batería es de 41,5 Wh. Aunque a priori es un dato escaso, el procesador de bajo consumo permite alcanzar las 5 horas de uso continuado con tareas como navegación con WiFi. Este modelo también cuenta con altavoces firmados por Bang&Olufsen, de una calidad decente pero sin alardes, y una muy buena conectividad, con dos puertos USB 3.1, un puerto USB-C y una salida HDMI, además de una toma combo de auriculares y micrófono y el lector de tarjetas.
Pantalla: 14″ IPS | Resolución: 1366 x 768  | Procesador: i3-7100U | RAM: 4GB  DDR4 | Almacenamiento: 500GB HDD | Gráfica: Intel HD Graphics 620  | Batería: 41,5 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 2xUSB 3.1, 1x HDMI | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 22,7 x 2 x 33,5 cm | Peso: 1,72 Kg

El portátil convertible para estudiantes: Microsoft Surface Go

Portátil convertible: Microsoft Surface Go
Microsoft ha lanzado recientemente la nueva Surface Go, una alternativa barata a la Surface Pro que resulta muy interesante por tamaño, autonomía y concepto.
Una de las mejores característica de este modelo es su pantalla táctil, que es de 10 pulgadas pero con una resolución de 1800 x 1200, lo que se traduce en una densidad altísima de 217 píxeles por pulgada. La pantalla es de extrema calidad, enorme nitidez y un contraste increíble, y además está protegida con Gorilla Glass 3.
El resto de componentes del dispositivo consisten en un procesador Intel Pentium 4415Y, 4 GB DDR4 y almacenamiento EMMC de 64 GB. El rendimiento general del Surface Go no es top pero suficiente para navegación, ofimática y las principales labores de productividad para las que está destinado este producto.

Convertible pensado para la productividad y la movilidad en el trabajo, con una excelente pantalla de 10″, un diseño que destaca por su poco grosor y peso, y un teclado tipo chiclet de gran calidad

Y aquí es donde está lo interesante del concepto de este convertible, y es que la Surface Go es una herramienta de trabajo perfecta para entornos empresariales y para estudiantes, debido a su tamaño compacto y una gran portabilidad, con solo 8 cm de grosor y un peso liviano de 522 gramos. La carcasa, hecha de magnesio, hace de ella un aparato resistente, y en su interior goza de diversos sensores, además del módulo de seguridad TPM 2.0 y el inicio de sesión por detección facial de Windows Hello.
Para productividad es muy recomendable adquirir el teclado junto a la tablet. Este teclado es ultrafino y tiene teclas mecánicas retroiluminadas, además de un trackpad de cristal muy preciso. El teclado sirve como funda de protección y transporte del dispositivo.
Cuenta también con doble webcam, una delantera y otra tasera, altavoces estéreo con Dolby Audio, y conexiones de USB-C, puerto Surface Connect para la conexión de accesorios, la toma de auriculares y un lector de tarjetas MicroSDXC. Su batería, de 26,7 Wh es el peor apartado del conjunto, aunque su autonomía asegura entre 6 y 9 horas en función del uso que se le de.
Pantalla: 10″ IPS | Resolución: 1800 x 1200  | Procesador: Pentium 4415Y | RAM: 4GB  DDR4 | Almacenamiento: 64GB EMMC | Gráfica: Intel HD Graphics 615  | Batería: 26,7 Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 24,5 x 17,5 x 0,8 cm | Peso: 522 gr

Convertible asequible con Office 365: Medion MD 60686

Portátil convertible: Medion MD 60686
Mi última recomendación en cuanto a convertibles es el Medion MD 60686. Se trata de un portátil con bisagras de 365º en la base de la pantalla para usarla como tablet, como portátil o en modo tienda usando el teclado como soporte.
Las prestaciones son humildes, con un procesador Intel Atom x5-Z8350, una RAM de 4 GB y almacenamiento de 64 GB EMMC. La pantalla táctil es de 11.6 pulgadas, tiene una resolución HD de 1366 x 768 píxeles y es de tipo IPS.

Convertible muy asequible, con prestaciones humildes pero suficientes para ofimática, navegación y multimedia, con una buena pantalla y con Office 365 incluido.

La batería es de iones de litio pero el fabricante no proporciona el dato concreto de su capacidad, aunque en distintas pruebas la autonomía ofrece un máximo de 8 horas de uso navegando por internet a través de WiFi.
El diseño del dispositivo es bastante atractivo y combina un perfil muy delgado con un peso muy ligero, facilitando así su transporte. Las conexiones no son muchas pero las imprescindibles, como una salida HDMI, un par de USB, el mini-jack para audio y el lector de tarjetas.
Este modelo, el 60686, viene con el paquete de Office 365 preinstalado. Si prefieres sacrificar el Office por tener el doble de almacenamiento, tienes disponible el modelo 60692, con 128GB.
Pantalla: 11.6″ IPS | Resolución: 1366 x 768  | Procesador: Intel Atom x5-Z8350 | RAM: 4GB  DDR3L | Almacenamiento: 64GB EMMC | Gráfica: Intel HD Graphics 400  | Batería: ¿? | Teclado retroiluminado: No | SO: W10 | Conexiones: 2x USB, 1x HDMI | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 19,9 x 1,8 x 27,8 cm | Peso: 1,14 Kg

Vista previa Producto Valoración Precio
MSI GS65 Stealth Thin... MSI GS65 Stealth Thin... 25 opiniones desde 1.561,07 €
Gigabyte AERO15X v8 Gigabyte AERO15X v8 24 opiniones desde 1.959,00 €
MSI GT75 Titan 8RG-009ES -... MSI GT75 Titan 8RG-009ES -... 2 opiniones 1.613,00 €
ASUS GL703GS-E5011 - Ordenador... ASUS GL703GS-E5011 - Ordenador... 5 opiniones 900,00 €
ASUS G752VS-GC310T - Ordenador... ASUS G752VS-GC310T - Ordenador... 7 opiniones 1.200,00 €
Acer Predator Helios 300... Acer Predator Helios 300... 60 opiniones desde 899,99 €
Lenovo Ideapad Y520-15IKBN -... Lenovo Ideapad Y520-15IKBN -... 225 opiniones desde 719,00 €
Acer Nitro 5 AN515-51 -... Acer Nitro 5 AN515-51 -... 50 opiniones desde 599,99 €
HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns... HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns... 3 opiniones desde 699,00 €
MEDION ERAZER P6689-Ordenador... MEDION ERAZER P6689-Ordenador... 35 opiniones desde 1.048,03 €

En esta guía quiero ofrecerte recomendación y consejo acerca de qué portátil comprar. Es una selección de 10 portátiles cuyas características están pensadas para jugar. Del más potente al que no lo es tanto, y con portátiles para todos los presupuestos.

Después de las reseñas de cada modelo en concreto, encontrarás también una pequeña guía sobre algunas cuestiones elementales a la hora de elegir y comprar un portátil gaming.

Portátiles gaming: 10 recomendaciones para este año

El mejor: MSI GS65 Stealth Thin

Qué portátil gaming comprar: MSI GS65 Stealth Thin


Si hablamos del mejor portátil gaming del momento seguramente tendremos que hablar del MSI GS65 Stealth Thin. Este portátil es una auténtica bestia que combina puro rendimiento con un diseño estilizado que se aleja bastante de la extravagancia habitual de los portátiles gaming y se acerca más a la presencia sofisticada de los Ultrabooks.

Si atendemos a sus prestaciones vemos de lo que es capaz: un procesador i7-8750H de la última generación Coffeelake, una Nvidia GTX 1070 de 8GB GDDR5, 16GB de RAM y 512GB de disco SSD. La potencia de todos estos componentes permite mantener el framerate por encima de los 60 en todos los juegos actuales, pero ajustando las opciones visuales de los juegos se pueden superar los 100 Hz de refresco y sacarle partido así a su pantalla de 15.6 pulgadas, con una tasa máxima de refresco de 144 Hz.

Precioso portátil, con prestaciones para gaming exigente y un diseño exquisito y con clase que le diferencian de la extravagancia de otros portátiles para gamers

Lo que es genial de este portátil es que también es perfecto para labores de productividad. La carcasa está hecha de aluminio con un elegante acabado mate con detalles de color dorado que le confieren un aspecto precioso. Además, solo mide 18 mm de grosor, y con un tamaño de 35,8 x 24,8 x 1,8 cm y solo 1,8 Kg de peso, el portátil es ligero como una pluma y una delicia a la hora de transportarlo. En este sentido también ayuda su batería de 82Wh, que aguanta un día entero navegando y unas 4 horas de uso continuo con vídeo.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 82Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 3x USB 3.1, 1x HDMI, 1x mini DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 5 | Tamaño: 35,8 x 24,8 x 1,8 cm | Peso: 1,8 Kg

Otra bestia parda: Gigabyte Aero 15X v8

Qué portátil gaming comprar: Gigabyte Aero 15X v8


El Gigabyte Aero 15X v8 es la nueva versión renovada de unos de los primeros portátiles Max-Q que salieron al mercado. En esta nueva versión, la pantalla se ha viso muy mejorada, con mejores colores y con una tasa de refresco que alcanza los 144 Hz, además de corregir algunos fallos de puntero de ratón y teclado que tenían los modelos previos.

El Gigabyte Aero 15X v8 es prácticamente calcado en prestaciones el MSI GS65, solo que con un diseño algo más simple y menos elegante. Aún así es un portátil muy fino y con un peso irrisorio, y cuenta con dos ventajas frente al MSI, como una mejor batería (94 Wh) y una pantalla IPS algo mejor, con certificado X-Rite Pantone y con los marcos más finos.

Portátil potente y completo, con una pantalla IPS de excelente calidad y con opción a adquirirla con resolución 4K

En cuanto a la experiencia gaming ofrece exactamente lo mismo, pues sus componentes internos son prácticamente los mismos, incluso el mismo número de conexiones, incluyendo un puerto USB-C y otro HDMI 2.0 con el que se puede conectar el portátil a un monitor 4K. De manera alternativa, existe otro modelo de este portátil con una pantalla nativa en 4K.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 94Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 3x USB 3.1, 1x HDMI, 1x mini DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 35,6 x 25 x 2 cm | Peso: 2 Kg

Rebajas
Gigabyte AERO15X v8
Gigabyte - Ordenadores personales
desde 1.959,00 €

El más potente: MSI GT75 Titan

Qué portátil gaming comprar: MSI GT75 Titan


Si hablamos de potencia bruta, el MSI GT75 Titan es ahora mismo el portátil gaming que más impresiona. De hecho, es un portátil que supera en rendimiento a un buen número de ordenadores de sobremesa para gaming.

Y es que este portátil monta una Nvidia GTX 1080 con 8GB GDDR5X, que acompaña a su procesador Intel Coffeelake i7-8750H y 16GB de RAM DDR4. Su pantalla también es de un tamaño superior, con 17.3 pulgadas y resolución Full HD. En almacenamiento también presenta una solución híbrida de de disco duro HDD de 1TB y 256GB SSD.

Una bestia parda de 17 pulgadas que puede con cualquier juego actual con detalles gráficos altos, aunque sea a costa de perder movilidad por su tamaño y peso.

Esto no acaba aquí, pues el GT75 Titan es compatible con G-Sync, con una tasa de refresco máxima de 120 Hz y uno de los tiempos de respuesta más bajos de cualquier pantalla para portátil, con solo 3 ms, gracias a un panel TN de bastante calidad en cuanto a colores y contraste. Además, su sistema de refrigeración es imponente, así como la calidad y volumen de sus altavoces, que incluyen dos transductores de rango completo de 3W y un woofer de 5W para los graves.

Todo esto tiene un coste, obviamente. El portátil no es compacto, fino ni ligero, y la batería de 90Wh se agota rápidamente. Así pues, no es un portátil enfocado a la movilidad, pero sí claramente al rendimiento.

Pantalla: 17.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+512GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1080  | Batería: 90Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 5x USB 3.1, 1x HDMI, 1x mini DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 5 | Tamaño: 42,8 x 31,4 x 4,9 cm | Peso: 4,56 Kg

Potencia en 17″: Asus Rog Strix Scar Edition

Qué portátil gaming comprar: Asus Rog Strix Scar Edition


El Asus Rog Strix Scar Edition es otro pedazo de portátil gaming con potencia de sobras para ejecutar juegos actuales pero con un precio algo más contenido que los portátiles que hemos visto hasta ahora.

El procesador que lleva este modelo es el habitual en los actuales portátiles gaming de gama alta, el i7-8750HQ, a lo que suma la también potentísima gráfica Nvidia GTX 1070, con 8GB de VRAM GDDR5. La pantalla, de 17 pulgadas, es un panel IPS con un tiempo de respuesta de 3ms y con una tasa de refresco máxima de 144 Hz y compatible con refresco variable de Nvidia G-Sync.

Completísimo portátil gaming, con pantalla de 17″, componentes de gama alta, G-Sync y múltiples características y funciones para gamers.

El diseño, inspirado en el rifle de asalto FN SCAR, tiene un acabado gris plomo bastante elegante, y el portátil tiene un perfil de 2,4 cm y un peso de tan solo 2,6 kg. El teclado es de los mejores y está especialmente diseñado para shooters, con retroiluminación en RGB y en hasta 4 zonas personalizables, superficie cóncava y largo recorrido para una mayor precisión, y la función N-key Rollover.

El Asus Rog Strix Scar Edition también dispone de altavoces de gran calidad, con una potencia RMS de 7W, así como un gran número de conexiones, incluyendo USB-C y DisplayPort para su soporte G-Sync con monitores gaming externos. Por lo demás, lo único que has de saber es que este modelo viene sin sistema operativo preinstalado.

Pantalla: 17.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+256GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 76Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: No | Conexiones: 1x USB-C, 4x USB 3.1, 1x HDMI, 1x DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 41,2 x 27,4 x 2,4 cm | Peso: 2,6 Kg

Portátil gaming calidad-precio: Asus ROG G752VS

Qué portátil gaming comprar: Asus ROG G752VS


El Asus ROG G752VS es el mejor portátil gaming en relación calidad-precio que puedes comprar ahora mismo. Se trata de un modelo que ya lleva más de un año en el mercado y ha visto muy rebajado su precio, pero igualmente sus componentes siguen siendo de gama alta.

Así pues, el Asus ROG G752VS lleva un procesador i7-7700HQ, de la 7ª generación de Intel. Aunque no sea el procesador más puntero ahora mismo, sigue siendo potentísimo y más que suficiente para gaming. Y más si tenemos en cuenta que la gráfica de este portátil es una GTX 1070, siendo ahora mismo el portátil más barato de entre los que llevan esta gráfica.

El portátil más barato de entre todos los que llevan una GTX 1070, con pantalla de 17″ y con G-Sync. Una compra recomendada con el precio que tiene ahora mismo.

Hay que tener en cuenta también que la pantalla es de 17 pulgadas, con un panel IPS de enorme calidad de resolución Full HD y compatible con G-Sync, con un máximo de 120 Hz de refresco de pantalla. La batería, de 90Wh, también ofrece una autonomía muy considerable para todo lo que no sea gaming, y el teclado retroiluminado con teclas de largo recorrido y precisión es una delicia para shooters y juegos de estrategia.

Como contrapartida a todo esto, el portátil tiene un perfil más ancho de lo habitual y es algo pesado, pero si la movilidad no es tu primera preocupación, y sí obtener un enorme rendimiento para juegos sin tener que dejar tu cuenta corriente tiritando, este portátil es el tuyo.

Pantalla: 17.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-7700HQ | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+256GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 90Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 4x USB 3.0, 1x HDMI, 1x DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 32,2 x 4,9 x 41,6 cm | Peso: 4,3 Kg

Otro excelente portátil con precio ajustado: Acer Predator Helios 300

Qué portátil gaming comprar: Acer Predator Helios 300


En un ámbito más terrenal tenemos el Acer Predator Helios 300, que es otro magnífico portátil gaming con una excelente relación calidad-precio.

Este portátil es el indicado para un tipo de jugador que quiere jugar a juegos actuales pero sin la necesidad de jugarlos todos al máximo nivel de calidad y detalles. La combinación de un procesador i7-8750H y una GTX 1060 de 6GB GDDR5 proporciona la potencia suficiente para ello.

Portátil gaming de gran relación calidad-precio, que te permite jugar a la mayoría de juegos actuales con buenos framerates por la mitad de lo que cuestan otros portátiles superiores.

La pantalla es otro punto fuerte de este modelo, con un panel IPS de 15.6 pulgadas, de muy buena calidad y con una tasa de refresco máxima de 144 Hz. Lo cierto es que solo podrás superar los 100 Hz si rebajas bastante la calidad gráfica de los juegos, pero en cualquier caso es una demostración de lo rápida y fluida que es su pantalla.

El diseño del Helios 300 sigue la línea de los Acer Predator con una apariencia y una combinación de colores moderna pero sin ser del todo agresiva. Cuenta con la ventaja de ser lo suficientemente delgado y ligero como para facilitar su transporte.

Otras características que se han recortado en este modelo respecto a otros de gama alta para ajustar su precio, además de una gráfica inferior, es una batería de menor capacidad (48Wh), la ausencia de salida para DisplayPort y menos cantidad de puertos USB.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+128GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1060  | Batería: 48Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 1x USB 3.0, 2x USB 2.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.0 | Tamaño: 26,6 x 2,7 x 39 cm | Peso: 2,7 Kg

Portátil gaming por 1000 euros: Lenovo Legion Y520

Qué portátil gaming comprar: Lenovo Legion Y520


Si seguimos bajando de presupuesto nos encontramos con el Lenovo Legion Y520-15IKBN, que es uno de los portátiles gaming más populares del último año.

Este portátil lleva el procesador i7-7700HQ de la anterior generación de Intel, junto a una Nvidia GTX 1050, 16GB de RAM y una solución híbrida HDD+SSD para el almacenamiento. Estas prestaciones de gama media lo colocan como una opción a considerar para jugadores que no sean exigentes, o que simplemente quieran jugar con alto nivel de calidad gráfica a juegos de generaciones anteriores, como por ejemplo GTA V.

La pantalla es de 15.6 pulgadas, con panel IPS y con resolución Full HD, así que la nitidez y la calidad de imagen están garantizados. El perfil del portátil es bastante delgado, con unos 2,5 cm de alto y 2,4 Kg de peso. El diseño es bastante bonito y elegante, sin demasiados elementos que le hagan parecer un portátil gaming, más allá del teclado retroiluminado y algún que otro detalle en la carcasa.

Un portátil de gama media para jugar a juegos actuales con nivel de detalle gráfico medio y a juegos de años anteriores con nivel gráfico alto.

Los altavoces, firmados por Harman, son también de una calidad muy decente para lo que suele ser habitual. Por contra, el Legion Y520 carece de puertos para USB-C o DisplayPort, y su batería de 3 celdas y 45Wh es algo escasa, así que a poco que juegues o veas muchos vídeos, tendrás que echar mano del cargador rápidamente.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-7700HQ | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+256GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 45Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 2x USB 3.0, 1x USB 2.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 38 x 26,5 x 2,58 cm | Peso: 2,4 Kg

Portátil gaming por 800 euros: Acer Nitro 5 AN515-51

Qué portátil gaming comprar: Acer Nitro 5 AN515-51


La serie Nitro es una clásica de los portátiles de Acer. El Nitro 5 AN515-51 es otro fantástico portátil gaming de la serie, con unas prestaciones de gama media y un precio muy ajustado.

Este modelo permite jugar a prácticamente cualquier juego actual gracias a su procesador Intel de séptima generación y la gráfica Nvidia GTX 1050, de 4GB GDDR5. Los 8GB de RAM sobran para jugar, mientras que el almacenamiento cuenta con una solución híbrida, tan típica de estos tiempos, con un disco HDD principal de 1TB y otro secundario SSD de 128GB.

Otro portátil gaming con precio muy ajustado y prestaciones de gama media para jugadores que no sean demasiado exigentes en cuanto a calidad gráfica y tasa de fps.

La carcasa presenta una apariencia gamer pero sin estridencias, con un acabado cepillado muy elegante. El teclado es retroiluminado en color rojo, con la isla WASD aislada para ayudar a los shooters. Con un perfil de 2,7 cm y solo 2,7 Kg de peso, el portátil es ligero y transportable, y solo flaquea un poco su batería de 4 celdas y 45Wh, que proporcionan autonomía suficiente para ofimática y navegación, pero que demandan rápidamente alimentación eléctrica con juegos y multimedia.

Este modelo en concreto se vende sin sistema operativo, motivo por el cual se vende a un precio tan bajo.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-7700HQ | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+128GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 45Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: No | Conexiones: 1x USB-C, 1x USB 3.0, 2x USB 2.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.0 | Tamaño: 26,6 x 2,7 x 39 cm | Peso: 2,7 Kg

Portátil gaming económico: HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns

Qué portátil gaming comprar: HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns


Ajustando componentes y restando prestaciones es posible encontrar portátiles gaming aún más baratos. El HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns es uno de ellos.

Este portátil monta un procesador de la última generación de Intel, aunque en esta ocasión es un i5-8300H. El i5 es igual de potente que un i7 en las tareas diarias, y en combinación con la GTX 1050 proporciona el rendimiento suficiente para ejecutar juegos actuales a una buena tasa de fps, jugando con las opciones gráficas de los juegos.

Portátil con muy buen diseño, bonito y ligero, y con la potencia suficiente para ejecutar cualquier juego actual si ajustamos bien las opciones gráficas.

La pantalla, de 15,6 pulgadas, con panel IPS y con resolución Full HD es también de muy buena calidad. El aspecto del portátil es muy atractivo y parece más un portátil para trabajo que para gaming, ya que no tiene ningún detalle estético gamer, más allá de un teclado retroiluminado y con isla WASD diferenciada. El portátil tiene un perfil delgado, y un peso muy ligero.

Hay dos inconvenientes con este portátil, y es que su almacenamiento consiste únicamente en un disco duro de 1TB y viene con sistema operativo FreeDos. Por lo tanto, tendrás que comprar un SSD si quieres cargar los programas más rápido, e instalar Windows 10 aparte si quieres jugar a la mayoría de juegos actuales.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i5-8300H | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 52.5Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: FreeDos | Conexiones: 1x USB-C, 2x USB 3.0, 1x HDMI, 1x DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 36,5 x 25,7 x 2,5 cm | Peso: 2,3 Kg

Otro portátil gaming barato: Medion Erazer P6689

Qué portátil gaming comprar: Medion Erazer P6689


La última de nuestras recomendaciones es el Medion Erazer P6689.

Este portátil monta un procesador i7-8550U-QC. Es una CPU de bajo consumo de la última generación de Intel, por lo que ofrece menos rendimiento que otros i7 de la misma generación pero similar rendimiento a otros i7 de generaciones anteriores. Combinado con la GTX 1050 el portátil ofrece rendimiento de sobras para jugar con detalles gráficos en medio o bajo.

Otro portátil con un precio muy ajustado y con unas prestaciones adecuadas para juegos actuales tocando bien los ajustes gráficos del juego.

La pantalla es un panel IPS de 15,6 pulgadas y resolución de 1920x1080px, y con respecto al portátil HP anterior tiene la ventaja de incluir un SSD de 128GB que complementa al HDD de 1TB. También es un portátil muy ligero y transportable, gracias a una anchura de tan solo 2,7 cm.

Por contra, no tiene sistema operativo, no dispone de puerto USB-C ni DisplayPort, y el teclado no es retroiluminado.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8550U-QC | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+128GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 45Wh | Teclado retroiluminado: No | SO: No | Conexiones: 2x USB 2.0, 2x USB 3.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 38,4 x 27 x 2,7 cm | Peso: 2,4 Kg

Cómo elegir un portátil gaming

Además de recomendarte 10 portátiles gaming para este año, también quería explicarte cuatro cosas que son importantes acerca de la elección de un portátil para jugar.

Lo primero es que un portátil gaming nunca será igual de potente que un equivalente de sobremesa. Es decir, un portátil con un procesador i7-8750HQ y una GTX 1070 seguramente no ofrezca el mismo rendimiento que un sobremesa con un procesador i7 8700k y una GTX 1070 de escritorio.

El motivo es que los componentes para portátil tienen recortadas muchas prestaciones, ya que el espacio interno del portátil es escaso y se debe optimizar al máximo los chips en un tamaño muy pequeño. Solo tienes que comparar el tamaño de una gráfica para portátil y el tamaño de una gráfica para escritorio. Y ya ni hablemos de disipación y ventilación, pues en los portátiles se suelen requerir auténticas virguerías para disipar el calor generado por los componentes, y a veces ni siquiera eso es suficiente y se debe recurrir a soportes con ventilador para evitar problemas como el del termal throttling.

¿Quiere decir esto que no vale la pena comprar un portátil gaming? No, en absoluto. Los portátiles gaming son un opción estupenda porque nos permiten jugar en cualquier rincón del mundo. Desde luego que no ofrecen la misma potencia que el mejor de los sobremesas, pero con un sobremesa tampoco puedes irte a jugar a casa de un amigo, llevártelo al hotel en tus vacaciones o a torneos y eventos de esports. La movilidad es el factor determinante de los portátiles gaming, y en eso los sobremesa no tienen nada que hacer frente a ellos.

La gráfica, lo más determinante

A la hora de elegir un portátil gaming la tarjeta gráfica es lo más determinante.
En muchos portátiles la gráfica está integrada en el procesador, cosa conveniente para mejorar el consumo y aligerar peso en el portátil, pero si es para gaming hay que buscar explícitamente que la gráfica sea dedicada, y obviamente cuanto mejor sea la gráfica podremos ejecutar más juegos y con mejor calidad gráfica.

Nvidia es ahora mismo la compañía dominante en cuanto a gráficas para portátiles, al igual que ocurre con las gráficas para sobremesa. La serie 10 de Nvidia, con arquitectura Pascal, ofrece un rendimiento fantástico, y con prestaciones muy similares entre las GPU para portátiles y sobremesas.

Las mejores gráficas para portátiles

La GTX 1080 y 1070 son las dos mejores y permiten jugar a juegos actuales en Full HD, con detalles gráficos de calidad alta y con fps sostenidos en la mayoría de los casos por encima de los 60 fps. La GTX 1060 ofrece un buen rendimiento pero con muchos juegos recientes tendremos que empezar a restar calidad gráfica si queremos que el juego corra a 60 fps. Luego están la GTX 1050 Ti y la 1050. La Ti es algo superior, pero ambas gráficas son de gama media-baja y lo tienen más difícil para ejecutar todos los juegos actuales con detalles gráficos altos. Aún así, con cualquiera de ellas deberías poder jugar a cualquier juego reciente con un mínimo de 30 fps.

Nvidia también ha puesto sobre la mesa una innovación en sus tarjetas gráficas para portátiles, el diseño Max-Q. Esta iniciativa trata de preservar al máximo posible la potencia de las gráficas tope de gama a la vez que se comprime al máximo su tamaño para posibilitar el diseño de portátiles potentísimos gráficamente pero lo más finos, delgados y ligeros posibles.

El procesador y la RAM, importantes pero menos

El procesador es el cerebro del ordenador y por supuesto un portátil también tiene uno. Sin embargo, este componente es menos importante que la gráfica en cuanto a jugar se refiere.

Lo normal ahora es encontrar portátiles que tienen procesadores de la séptima generación de Intel, los Kaby Lake, o los más recientes de la octava generación, que son conocidos como Coffee Lake. A grandes rasgos, esta última generación aporta mejoras en la arquitectura y dos núcleos más. No obstante, la diferencia en lo que a gaming se refiere es mínima, de tal forma que un i7 Kaby Lake te servirá igual que un i7 Coffe Lake.

Los Core i5 son también una estupenda opción para gaming. Su diferencia de rendimiento con respecto a los i7 es poca en lo que a juegos se refiere, por lo que la combinación de un i5 y una GTX 1060, por ejemplo, ya nos permitirá un gaming fluido en la mayoría de juegos y seguramente habremos gastado menos dinero. Recuerda que para jugar, siempre es preferible destinar más dinero a la gráfica que al procesador.

La nomenclatura de las CPU Intel

Las CPU Intel para portátiles suelen tener una letra añadida al modelo del procesador: HQ, HK y U. Los HQ son los de más potencia, al igual que los HK, cuya única diferencia es que estos últimos se pueden desbloquear para overclocking. Los U, por otra parte, tienen menos núcleos, menos potencia y están pensados para reducir consumo y optimizar la batería.

Y si hablamos de la memoria RAM, la importancia de esta para jugar es aún menos determinante. Generalmente bastan 8GB de RAM para jugar a cualquier juego, y lo cierto es que es raro encontrar portátil gaming con menos de 8GB de RAM. Esta, si es DDR4, mejor, pero la diferencia con las DDR3 tampoco es tan grande. De todos modos, con las dos últimas generaciones de procesadores la DDR4 se está estandarizando, así que es raro encontrar ya portátiles gaming con memorias DDR3.

La pantalla y la resolución

El tamaño de la pantalla es una elección que depende de los gustos y preferencias de cada uno. Dado que la inmensa mayoría de portátiles usan una resolución Full HD, tanto las 15 como las 17 pulgadas nos proporcionan nitidez absoluta a la distancia habitual a la que uno se sienta frente a un portátil, que es entre medio metro y un metro.

Ya he dicho antes que las gráficas de portátiles tienen menos potencia que las de sobremesa, y por lo tanto funcionan bien para resolución Full HD, pero se las ven canutas para aguantar el tipo con resoluciones de QHD y 4K. Una GTX 1080 aún puede ejecutar juegos en 4K con más de 30 fps en muchos juegos, pero en otros no los supera e incluso se queda en la franja de los 20 fps. Así pues, hoy por hoy es tontería comprar un portátil gaming con pantalla 4K si es solo para jugar. Si es para otros usos, como diseño gráfico, es una buena opción, pero recuerda que cuando quieras jugar es posible que tengas que cambiar la resolución para una experiencia de juego fluida.

Con respecto a la pantalla, es igual de importante fijarse en el tipo de panel empleado. Tal y como explico en mi artículo sobre monitores para PC, los IPS y VA son los que ofrecen mejores colores, contraste y ángulos de visión, mientras que los TN tienen peor calidad de imagen pero son más rápidos. La gran mayoría de portátiles gaming llevan panel IPS, que ofrecen un buen balance entre rapidez y fluidez del movimiento y calidad de imagen.

Almacenamiento: HDD y SSD

En cuanto a jugar, la diferencia de rendimiento entre un HDD y un SSD no es nada determinante. Es verdad que con un SSD el juego se carga más rápido, pero esto solo lo notarás en la carga inicial o entre pantallas, cuando se necesite cargar mapas o elementos que requieran un uso del almacenamiento. Durante el juego en sí, todo el trabajo lo hacen la gráfica, la RAM y el procesador, y el disco duro interviene lo mínimo.

Puesto que el precio del Giga sigue siendo más caro en los SSD, la opción por la que apuestan los fabricantes es la solución híbrida: disco HDD de gran capacidad para el almacenamiento de documentos, vídeos, fotos, etc, y un disco SSD para programas y la instalación del sistema operativo.

Ten en cuenta que con 128GB de disco SSD ya es suficiente para tener Windows instalado y todos los programas, pero si instalas muchos juegos se te quedará corto rápidamente. Cuanta más capacidad tenga el SSD, más te costará el portátil, pero también es probable que llegue un momento en el que tengas que sustituir el SSD por otro de mayor capacidad, por lo que con lo que te ahorras en el presente, probablemente lo tendrás que gastar en el futuro.

Vista previa Producto Valoración Precio
BenQ GW2270 - Monitor para PC... BenQ GW2270 - Monitor para PC... 773 opiniones 98,99 €
Asus VP228DE - Monitor 21.5'... Asus VP228DE - Monitor 21.5"... 90 opiniones 84,99 €
HP 22w - Monitor 21.5' (Full... HP 22w - Monitor 21.5" (Full... 663 opiniones 89,90 €
LG 22M38A-B - Monitor para PC... LG 22M38A-B - Monitor para PC... 33 opiniones desde 74,99 €
Acer Essential -  Monitor de... Acer Essential - Monitor de... 223 opiniones 71,00 €
Philips Monitores 193V5LSB2/10... Philips Monitores 193V5LSB2/10... 57 opiniones 74,11 €

Bien porque tengas un presupuesto muy limitado, o bien porque no necesites las grandes prestaciones de, por ejemplo, un monitor 4K, aquí tienes una selección de monitores baratos a los que vale la pena echarles un vistazo.

La criba a la hora de seleccionar estos monitores ha estado en el límite de los 100 euros. En este límite de precios los únicos monitores que se pueden encontrar son de 17, 18, 21 o 22 pulgadas. Lo cierto es que por un poco más de dinero se pueden encontrar monitores de 24 pulgadas que ya empiezan a ser mejores, pero entiendo que a veces el presupuesto es el que es y no puede estirarse ni un céntimo más.

Una cosa buena sí que tienen estos monitores de diagonal pequeña, y es que gozan de una mayor nitidez para resoluciones Full HD. Así pues, son una buena solución si se va a estar muy cerca de la pantalla.

Los mejores monitores de 21 y 22 pulgadas

Sin más dilación, vamos a ver qué monitores baratos podemos encontrar en el mercado, con un precio inferior a los 100€ y con diagonales de 21 y 22 pulgadas.

El mejor en calidad-precio: BenQ GW2270

Monitores baratos: BenQ GW2270

BenQ suele ser la compañía con los monitores con mejor relación calidad-precio, y entre los monitores baratos tampoco es la excepción. El BenQ GW2270 es el monitor más recomendable de entre todos los que hay puestos  la venta por menos de 100€, y si tu presupuesto límite es este te recomiendo encarecidamente que lo tengas como primera opción.

El motivo de esta recomendación es que este monitor ofrece la mejor calidad de imagen de entre todos los demás. Su resolución Full HD en un tamaño de 21.5″ pulgadas dan como resultado una definición extrema en la imagen, pero lo mejor de esta pantalla está en su panel AM-VA de gran calidad, capaz de ofrecer un contraste extraordinario y una representación de colores de 8 bits reales, superior incluso a muchos de los monitores que se venden a un precio superior.

También es totalmente apto para juego ocasional, gracias al overdrive de BenQ que deja el tiempo de respuesta en un valor más que bueno de 5ms, juntamente con una frecuencia de refresco típica de 60Hz. Con una pantalla mate y tecnologías de confort visual, el GW2270 es totalmente apto para largas sesiones de trabajo.

El diseño también es muy elegante, destacando una peana con acabado de aluminio cepillado. Sus opciones ergonómicas se reducen a una leve inclinación, pero al menos es compatible con soportes VESA. En cuanto a conectividad tiene un puerto VGA, 2 puertos HDMI y una conexión para auriculares.

Diagonal: 21.5″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: VA | Contraste típico: 3000:1 | Profundidad de color: 8 bits  | Soporte color: 90% sRGB |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 1x VGA | Tamaño: 50,6 x 5,1 x 30,4 cm | Peso: 3,4 kg

Monitor barato para gaming: Asus VP228DE

Monitores baratos: Asus VP228DE


Si buscas un monitor barato para jugar este Asus VP228DE es una buena opción. Se trata de un monitor con pantalla de 21.5″ y un panel AH-IPS de buena calidad, con una representación de colores más que digna y un buen contraste.

Su tiempo de respuesta es de 5 ms, y su tasa de refresco de 60 Hz. El monitor viene con modos específicos para gamers, como puntos de mira personalizables o temporizador en pantalla para juegos de acción o estrategia.

El nivel máximo de brillo es de 250 cd/m2 y la superficie de la pantalla es mate. Cuenta con certificación Eye Care de TÜV Rheinland, que garantiza que este monitor está libre de parpadeos, con lo que es también idóneo para largas sesiones de trabajo frente a él.

Lo menos bueno del monitor es su escasa ergonomía, aunque al menos es compatible con soportes VESA. Tampoco va muy sobrado en conexiones, pues cuenta únicamente con una toma VGA, y tampoco tiene salidas de audio ni altavoces, pero por el precio que tiene poco más se le puede pedir.

Diagonal: 21.5″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 6 bits + FRC  | Soporte color: 72% NTSC |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 1x VGA | Tamaño: 19,9 x 51,3 x 37,3 cm | Peso: 3,5 kg

Monitor 22 pulgadas sin marcos: HP 22w

Monitores baratos: HP 22w


Ya había hablado de él en mi selección de monitores Full HD como uno de esos monitores buenos, bonitos y baratos. Lo cierto es que el HP 22w es también muy recomendable por la calidad que ofrece a un precio super ajustado.

Emplea un panel IPS con una calidad de imagen lo suficientemente buena para un uso general y todo terreno. Así pues, goza de una representación de color muy decente, un buen contraste y un nivel de brillo suficiente, que se ve compensado también por una superficie de pantalla anti-reflejos.

Para juegos, el HP 22w cuenta con las prestaciones habituales para un gaming poco exigente, con un tiempo de respuesta de 5 ms y un refresco máximo de 60 Hz.

El diseño es bastante elegante y bonito, aunque lamentablemente su ergonomía está muy limitada, pudiendo únicamente inclinarse en unos pocos grados. Por suerte es compatible con soportes VESA, y a diferencia de otros monitores baratos de su mismo precio, cuenta con entrada HDMI.

Diagonal: 22″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 6 bits + FRC  | Soporte color: 72% NTSC |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 1x HDMI, 1x VGA | Tamaño: 17,6 x 38 x 48,9 cm | Peso: 3,1 kg

Monitor barato para trabajar: LG 22M38A-B

Monitores baratos: LG 22M38A-B


Otro monitor de 22 pulgadas muy recomendable para trabajo y ofimática en general es el LG 22M38A-B. Se trata de un monitor con resolución Full HD y panel TN, por lo que la calidad de imagen es buena siempre que se mire el monitor desde una posición centrada, ya que no cuenta con unos buenos ángulos de visión.

¿Aspectos positivos? Tiene funciones para reducir la fatiga visual, como reducción de luz azul y tecnología anti-parpadeos, la superficie de la pantalla es mate, cosa que compensa un valor de brillo máximo algo pobre, y para productividad cuenta con modos Screen Split y PIP para trabajar con varias ventanas al mismo tiempo. También cuenta con una interesante función que ayuda a los daltónicos en la detección de colores.

Lamentablemente solo tiene una entrada VGA. Tampoco va muy sobrado en ergonomía, pero sí es compatible con soportes VESA de 75 mm.

Diagonal: 22″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 6 bits  | Soporte color: 72% NTSC |Brillo: 200 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 1x VGA | Tamaño: 15 x 30 x 25 cm | Peso: 2,9 kg

Otros monitores baratos

Monitores baratos: Acer Essential

Otro monitor tirado de precio es el Acer V206HQLAb. Tiene 19.5″ pulgadas, resolución HD+ de 1600 x 900 pixeles y un panel TN.

¿Qué decir de este monitor? Lógicamente y como puedes imaginar la calidad de imagen en este monitor es muy justita. No tenemos datos oficiales de su cobertura de color o su contraste, pues deben ser bastante bajos.

Por contra, es un monitor que goza de algunas ventajas, independientemente de su bajo precio. La primera es que no va con alimentador y se puede enchufar directamente a la corriente, lo que es ideal si quieres ahorrar espacio y tener menos lío de cables.
La segunda es una derivada de la primera, y es que su consumo energético es muy reducido: apenas 16,2 W, muy por debajo del resto de monitores.

Cuenta con un diseño bonito a pesar del precio. Puede inclinarse la pantalla en un ángulo de 25º y tiene soporte para montajes VESA. Sus conexiones se limitan a un puerto VGA, cosa más que suficiente teniendo en cuenta su resolución.



Otro monitor con un precio de derribo es el Philips 193V5LSB2/10. La verdad es que se entiende su precio si miramos sus características. Con una diagonal de 18.5″ y un panel TN, este monitor emplea una resolución de 1366 x 768 píxeles.

La calidad de imagen es muy justa, con unos ángulos de visión muy pobres y un contraste muy bajo, lo que hay que sumar su baja resolución. Su ergonomía se limita a una leve inclinación de la pantalla, pero es compatible con soportes VESA. En cuanto a conexiones, solo cuenta con una toma VGA.
Se trata de un monitor que es solo recomendable si se anda realmente escaso de presupuesto pero se requiere una pantalla de este tamaño.

Vista previa Producto Valoración Precio
HP 27W - Monitor de 27' (Full... HP 27W - Monitor de 27" (Full... 663 opiniones 149,00 €
BenQ GW2765HT - Monitor para... BenQ GW2765HT - Monitor para... 168 opiniones 292,74 €
LG 27UD69-W - Monitor 4K de... LG 27UD69-W - Monitor 4K de... 19 opiniones 336,69 €
BenQ SW2700PT - Monitor para... BenQ SW2700PT - Monitor para... 35 opiniones 664,96 €
BenQ ZOWIE RL2755T - Monitor... BenQ ZOWIE RL2755T - Monitor... 28 opiniones 247,00 €
DELL P2717H 27' Full HD Negro... DELL P2717H 27" Full HD Negro... 18 opiniones 330,00 €

Si los monitores de 24 pulgadas son el estándar para la resolución Full HD, el monitor de 27 pulgadas le va como anillo al dedo a resoluciones 2K o QHD. Esto no quiere decir que no vaya bien con otras resoluciones, solo es que las 27 pulgadas encajan muy bien con la resolución de 2560 x 1440 píxeles.

No obstante, un monitor de 27 pulgadas y resolución Full HD nos dará una nitidez perfecta si nos sentamos a metro y medio del monitor. Si nos sentamos mucho más cerca, por ejemplo a medio metro, esa resolución con esa diagonal de pantalla hará que podamos ver claramente los píxeles.

Por otra parte, la resolución 4K en las 27 pulgadas también encaja bastante bien. La densidad de píxeles aumenta, el tamaño del escritorio se hace más grande, y podemos trabajar cómodamente con archivos de texto y bases de datos de gran tamaño. Es también una resolución recomendada si vamos a estar con el monitor a menos de un metro, ya que a esa distancia, incluso con una resolución QHD empezaríamos a ver píxeles.

Los monitores de 27 pulgadas son también mucho más inmersivos que los de 24″. Aunque parezca poco, la diferencia se nota, y más si se trata de una pantalla sin marcos o con una ligera curvatura. Así pues, son ideales para consumo multimedia y juegos. A menudo se dice que un monitor de 27 pulgadas es para ocio y uno de 24 es para trabajar, y aunque esto depende mucho de casa usuario, sería una buena forma de resumirlo.

De todos modos ya digo que es solo una forma muy genérica de clasificarlos. Por ejemplo, un monitor de 27 pulgadas proporciona a editores de vídeo, fotógrafos y diseñadores una mayor área de trabajo, con lo que también ellos salen ganando.

Monitores de 27 pulgadas recomendados

Con tal de abarcar todos los posibles usos y combinaciones entre diagonal de pantalla y resoluciones, he reunido los que creo que son los 6 mejores monitores de 27 pulgadas del momento. Aquí tienes las reseñas para cada uno de ellos.

Monitor 27 pulgadas Full HD: HP 27W

Monitor 27 pulgadas Full HD: HP 27W


Los monitores Full HD encuentran mejor acomodo en diagonales de 24 pulgadas, aunque con 27 pulgadas aún estamos dentro de un rango aceptable, más si nos ubicamos a una distancia superior al metro y medio. El HP 27W es uno de los monitores de este tipo más baratos.

Este monitor cuenta con muchos puntos positivos, a pesar de su bajo precio. Con un panel IPS de buena calidad, la imagen que ofrece goza de un buen contraste y colores bastante fieles. Lo cierto es que no llega para un trabajo dedicado de diseño o retoque fotográfico, pero sí para cualquier otro uso multimedia o de ofimática diaria.

Monitor de 27 pulgadas con resolución 1080p. Bueno, bonito y barato, para un uso todo terreno.

Su diseño también está bastante bien, con una peana con efecto de aluminio cepillado muy elegante, y una pantalla sin marcos muy atractiva. La superficie tiene tratamiento anti-reflejos, con lo que se compensa su nivel de brillo algo bajo. Por otro lado, es muy limitado en cuanto a ergonomía, pero es compatible con soportes VESA.

Diagonal: 27″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 6 bits + FRC  | Soporte color: 72% NTSC |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 1x HDMI, 1x VGA | Tamaño: 5,2 x 36,6 x 61,1 cm | Peso: 5,2 kg

Monitor 27 pulgadas 2k (QHD): BenQ GW2765HT

Monitor 27 pulgadas 2K: BenQ GW2765HT

La resolución 2K o QHD ya es más adecuada para un tamaño de pantalla de 27 pulgadas. El BenQ GW2765HT es uno de los mejores monitores 2K, y por lo tanto tenía que escogerlo también para esta selección.

Este monitor monta un panel IPS que ofrece una representación de colores exacta, unos impecables ángulos de visión y un buen contraste. Gracias su gran calidad de imagen, el GW2765HT permite realizar todo tipo de tareas, desde ofimática a multimedia, pasando por retoque fotográfico. También para gaming ocasional, puesto que goza de un buen tiempo de respuesta.

Monitor de 27 pulgadas con resolución QHD. Realmente completo, con un panel de mucha calidad, amplios ajustes de ergonomía y múltiples conexiones. Gran relación calidad-precio.

Como en la mayoría de monitores de la marca, el GW2765HT cuenta con funciones anti fatiga visual, como Flicker Free, evitando el parpadeo de la pantalla, y Low Blue Light, reduciendo la emisión de luz azul. También ayuda en este sentido la superficie mate y un nivel alto de brillo para garantizar una visualización sin reflejos.

Otro punto destacado de este monitor es su gran ergonomía, con ajustes para el giro, rotación, inclinación y altura, siendo además compatible con soportes VESA. Y si todo esto fuese poco, dispone de una gran conectividad y altavoces integrados.

Diagonal: 27″ | Resolución: 2560 x 1440  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 8 bits + FRC | Soporte color: sRGB 100% |Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 1x VGA,  1xDVI, 1x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 24,4 x 64,1 x 55,5 cm | Peso: 6,9 kg

Monitor 27 pulgadas 4K: LG 27UD69-W

Monitor 27 pulgadas 4K: LG 27UD69-W


Un monitor 4K con una diagonal de pantalla de 27 pulgadas es también una muy buena alternativa, sobre todo si vas a sentarte muy cerca de la pantalla.  El LG 27UD69-W es el más recomendable.

Utilizando un panel IPS de muy buena calidad, este monitor ofrece una calidad de imagen espléndida, con un buen contraste y colores precisos y ajustados. Su calidad es suficiente para permitir un entorno de trabajo apropiado para retoque fotográfico, edición de vídeo y diseño gráfico.

Monitor de 27 pulgadas y con resolución 4K. Muy completo en prestaciones y apto para todo tipo de usos, desde retoque fotográfico a gaming ocasional.

Gracias a su pantalla sin bordes, es también una opción espectacular para contenido multimedia. Esto incluye también juego poco exigente, ya que el LG 27UD69-W es compatible con AMD FreeSync (limitado a 60 Hz) y tiene un bajo tiempo de respuesta. También cuenta con varios modos de imagen exclusivas para gaming.

El diseño del monitor no es solo muy bonito, sino también funcional. Su ergonomía permite el giro, rotación y pivotaje, así como compatibilidad con montajes VESA.

Diagonal: 27″ | Resolución: 3840 x 2160 (UHD) | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  8 bits+FRC | Soporte color: sRGB 99% |Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 2 x DisplayPort | Tamaño: 20,9 x 61,5 x 45,5 cm | Peso: 4,6 Kg

Monitor 27 pulgadas para fotografía: BenQ SW2700PT-B

Monitores 2K y QHD: BenQ SW2700PT-B


Premiado en diversas publicaciones y galardones de fotografía, el BenQ SW2700PT-B es un extraordinario monitor para fotografía.

Con un panel IPS de altas prestaciones, este monitor tiene una representación del color de 10 bits y cobertura completa de los espacios de color sRGB, Adobe RGB y DCI-P3. También tiene la certificación Technicolor y las herramientas de calibración de AQCOLOR y Palette Master Element.

Un monitor de 27 pulgadas para fotografía. La combinación de su resolución QHD, colorimetría perfecta, modos de imagen para edición fotográfica y gran ergonomía lo convierten en el mejor monitor posible para trabajo fotográfico profesional.

Su resolución 2K o QHD es perfecta para tareas de retoque y edición fotográfica. El panel es mate y con un elevado nivel de brillo, pero por si fuese necesario, se pueden montar unas viseras de matización. EL monitor disfruta también de varios modos de imagen exclusivos para fotógrafos, así como un OSD con 3 teclas de acceso directo a modos personalizables por el usuario.

Como no puede ser de otra manera en un monitor para fotógrafos, el BenQ SW2700PT-B goza también de una grandísima ergonomía, con ajustes para el giro, inclinación, rotación y ajuste de altura. Compatible con soportes VESA y con múltiples conexiones, se trata de un monitor realmente espectacular y completo.

Diagonal: 27″ | Resolución: 2560 x 1440  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 10 bits | Soporte color: sRGB 100% |Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 1x HDMI, 1x DisplayPort, 1x DVI | Tamaño: 65,3 x 21,1 x 56,7 cm | Peso: 8,3 kg

Monitor 27 pulgadas para PS4 y Xbox One: BenQ Zowie RL2755T

Monitor 27 pulgadas para PS4: BenQ Zowie RL2755T


El BenQ Zowie RL2755T es una versión con pantalla más grande del RL2455, uno de los mejores monitores gaming del momento. Al igual que aquel, el RL2755T está certificado como monitor oficial para PS4.

Sus características son prácticamente las mismas que las de su hermano menor pero algo mejoradas. Así pues, monta un panel TN de resolución 1080p, con una reproducción del color y un contraste bastante buenos aunque con ángulos de visión limitados.

Donde destaca especialmente es en su bajo tiempo de respuesta. De hecho, el RL2755T es un monitor empleado en e-sports, y optimizado para juegos de consolas como Call of Duty, Fortnite, Tekken, FIFA, Rocket League y muchos otros.

Monitor oficial de PS4, con un panel TN de una calidad muy decente, pero sobre todo rápido, con un bajo tiempo de respuesta y optimizado para juegos de consola.

El monitor cuenta con muchas funciones y modos de imagen para juegos como Black equalizer o Color vibrance, así como las tecnologías habituales de BenQ para combatir la fatiga visual, como la pantalla sin parpadeos y la baja emisión de luz azul. La superficie de la pantalla es mate, y además cuenta con un elevado nivel de brillo para evitar los reflejos provocados por los focos de luz intensos.

Otro aspecto positivo del monitor es su ergonomía, muy mejorada con respecto a sus hermanos pequeños de 24 pulgadas, permitiendo el giro, inclinación y ajuste de altura de la pantalla. También es compatible con soportes VESA, tiene altavoces integrados y un buen número de conexiones, aunque sin DisplayPort.

Diagonal: 27″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 8 bits | Soporte color: 72% NTSC |Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 1x VGA, 1x DVI | Tamaño: 42 x 64 x 66 cm | Peso: 7,9 kg

Monitor 27 pulgadas para trabajar: Dell P2717H

Monitor 27 pulgadas para trabajar: DELL P2717H


El Dell P2717H es uno de esos monitores perfectos para el trabajo de oficina, y de hecho pertenece a la gama de monitores profesionales de Dell, aunque en realidad es también el tipo de monitor todo terreno que es bueno para casi todo.

Este monitor monta un panel IPS, con una resolución Full HD y una representación del color magnífica, gracias a sus 8 bits y total cobertura del espacio sRGB. Para los largo ratos de trabajo, el P2717H presenta una superficie mate, con un alto nivel de brillo y las funciones Dell’s ComfortView, que incluyen la reducción de emisión azul y libre de parpadeos para mejorar el confort visual.

Monitor enfocado a la productividad, con una gran calidad de imagen, con tecnologías de confort visual, gran ergonomía y muchas conexiones.

El monitor también se caracteriza por una enorme ergonomía, que incluye todos los ajustes posibles de un monitor: el giro, la rotación, la inclinación y el ajuste de la altura. Además es compatible con soportes VESA. En cuanto a productividad, es destacable también la gran cantidad de conexiones que tiene, con multitud de puertos USB 3.0 y entradas para HDMI y DisplayPort.

Los monitores Dell son también conocidos por la cantidad de extras y accesorios que se pueden utilizar con ellos, como el dock Dell DS1000, que aumenta el número de conexiones y añade un puerto USB-C, el brazo soporte MSA14 o la barra de sonido AC511, con la que este monitor es compatible.

Diagonal: 27″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 8 bits | Soporte color: 99% sRGB |Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 6ms | Entradas de vídeo: 1x HDMI, 1x VGA, 1x DisplayPort | Tamaño: 20 x 62 x 46 cm | Peso: 8,5 kg

Vista previa Producto Valoración Precio
BenQ GW2470HL - Monitor para... BenQ GW2470HL - Monitor para... 773 opiniones 105,99 €
DELL Professional P2418D -... DELL Professional P2418D -... 18 opiniones 204,98 €
Samsung C24FG73FQU LED 24'... Samsung C24FG73FQU LED 24"... 39 opiniones 244,95 €
BenQ ZOWIE RL2455 - Monitor de... BenQ ZOWIE RL2455 - Monitor de... 46 opiniones desde 198,00 €
BenQ BL2420PT - Monitor para... BenQ BL2420PT - Monitor para... 205 opiniones 229,00 €
LG 24UD58-B - Monitor Serie 4K... LG 24UD58-B - Monitor Serie 4K... 87 opiniones 269,90 €

Las 24 pulgadas son el tamaño estándar de los monitores para PC, así que no es de extrañar que sean los más demandados y los más vendidos. Si tú también estás interesado en comprar un monitor de 24 pulgadas, en este artículo tienes los 4 mejores.

¿Pero por qué son tan populares los monitores de 24 pulgadas? El motivo es que tienen un tamaño ideal para trabajar con la pantalla a una distancia aproximada de un metro, que es la distancia habitual en la mayoría de escritorios.

En función de si nos sentamos más cerca o más lejos de la pantalla, puede que necesitemos más o menos resolución para ver una imagen totalmente nítida, pero con una diagonal de 24 pulgadas, la resolución Full HD suele ser adecuada para la gran mayoría de casos.
Sin más dilación, vamos a repasar los 6 monitores recomendados.

Monitor 24 pulgadas para PC: BenQ GW2470HL

Monitor 24 pulgadas para PC: BenQ GW2470HL

El BenQ GW2470HL es un fantástico monitor en relación calidad-precio, y es por eso que es mi primera recomendación para todo aquel que esté buscando un monitor de 24 pulgadas con las tres B: bueno, bonito y barato.

Escogido también en mi selección de monitores Full HD, el BenQ GW2470HL destaca por su panel AMVA+, un tipo de panel con mucho más contraste que los IPS o los TN que abundan en el mercado. Pero el contraste no es lo único bueno que ofrece, sino también una reproducción del color precisa y natural, dando como resultado una calidad de imagen espléndida, apta para casi cualquier uso que quieras darle al monitor (salvo, claro está, diseño gráfico y retoque fotográfico profesional).

Monitor de 24 pulgadas con resolución 1080p, con una calidad de imagen fantástica y de excepcional relación calidad-precio.

BenQ incorpora en este monitor todas las tecnologías que suele emplear en todos sus monitores para reducir la fatiga visual; estas son Flicker Free, con una reducción del parpadeo típico de las pantallas LCD, y Low Blue Light, reducción de la emisión de luz azul. Además, la pantalla tiene tratamiento anti-reflejos, con lo que se evitan los molestos reflejos bajo luz intensa.

Si hay que achacarle algún defecto es que su ergonomía es muy limitada, aunque por suerte es compatible con soportes VESA 100. Tampoco cuenta con ninguna entrada para DisplayPort, pero por todo lo demás es un monitor super recomendable, y más por el precio que tiene.

Diagonal: 23.8″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: AMVA | Contraste típico: 3000:1 | Profundidad de color: 8 bits  | Soporte color: 99% sRGB |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 1x VGA, 2x HDMI | Tamaño: 55 x 19 x 42 cm | Peso: 4,1 kg

Monitor 24 pulgadas QHD: Dell P2418D

Monitor 24 pulgadas QHD: Dell P2418D


Estamos viendo cada vez más monitores 2K o QHD con una diagonal de 24 pulgadas. Y es que meter una resolución QHD en una pantalla de 24 pulgadas da como resultado una densidad de píxeles enorme, con lo que el espacio en el escritorio se ensancha y los textos ganan definición. El Dell P2418D es uno de estos monitores.

El P2418D monta un panel IPS con un buen contraste y una reproducción de colores fiel y ajustada. La pantalla también tiene una superficie mate y un nivel de brillo elevado, siendo este monitor apto para cualquier uso, incluso retoque fotográfico gracias a la alta densidad de píxeles.

Monitor de 24 pulgadas y resolución QHD, con un panel de excepcional calidad de imagen, sin marcos y grandísima ergonomía.

Otra característica digna de mención es que se trata de una pantalla sin marcos, lo que hace que la imagen sea más inmersiva y el diseño muy elegante. En cuanto a diseño, el P2418D brilla con luz propia también por su gran ergonomía, con ajustes de inclinación, rotación, giro y nivel de altura, y siendo compatible también con soportes VESA 100.

Lleva también un buen número de conexiones, así que puede decirse que es muy completo. El único aspecto en el que flojea es su alto tiempo de respuesta, no siendo el monitor adecuado para gaming exigente.

Diagonal: 23.8″ | Resolución: 2560 x 1440  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 8 bits | Soporte color: sRGB 99% |Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 8ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 2x DisplayPort | Tamaño: 18 x 55,4 x 48,9 cm | Peso: 3,4 kg

Monitor 24 pulgadas para gaming en PC: Samsung C24FG73

Monitores Full HD: Samsung C24FG73


El Samsung C24FG73 no suele entrar en las quinielas, pero lo he seleccionado también entre los mejores monitores gaming. En mi opinión, es el mejor monitor de 24 pulgadas para gaming en PC, ya que combina rapidez y fluidez con buena calidad de imagen.

El panel de este monitor es un VA, con lo que nos encontramos con un contraste espectacular, pero además emplea la tecnología Quantum Dot de los televisores Samsung, con lo que la cobertura de color es casi perfecta. La pantalla tiene también una curvatura de 1800R, con lo que se gana en inmersión. La calidad de imagen es fantástica, muy superior a lo que suele ser habitual en los monitores para juegos.

Monitor de 24 pulgadas para gaming en PC, con una calidad de imagen espectacular a la vez que rápida y fluida, gracias a su bajo tiempo de respuesta y AMD FreeSync.

Por otro lado, goza de un tiempo de respuesta de 1 ms, y una frecuencia de refresco máxima de 144 Hz, y adaptativa gracias a AMD FreeSync. Se le suma una ergonomía casi total, con ajustes de pivotación, giro y regulación de la altura, además de compatibilidad con soportes VESA. El monitor es realmente completo para gamers, y además no es excesivamente caro para todo lo que ofrece.

Diagonal: 23.5″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: VA | Contraste típico: 3000:1 | Profundidad de color: 8 bits  | Soporte color: 125% sRGB |Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 144Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 54,5 x 28 x 51,9 cm | Peso: 4,4 kg

Monitor 24 pulgadas para PS4: BenQ Zowie RL2455

Monitor 24 pulgadas para PS4: BenQ Zowie RL2455


El Zowie RL2455 es un monitor muy recomendable para jugar con la PS4. Esto no lo digo yo, sino la propia Sony, que ha certificado a este monitor como el primer monitor oficial de PS4.

El monitor monta un panel TN con una resolución Full HD. Este tipo de paneles no son lo más puntero en cuanto a calidad de imagen, pero sí en rapidez y fluidez, y este monitor es una muestra: un input lag inferior a los 10 ms y un tiempo de repuesta de 1 ms. La frecuencia de refresco es de tan solo 60 Hz, así que no sería el monitor ideal para gaming ultra-rápido en PC, pero sí para PS4 o Xbox One, ya que no superan los 60 fps.

Primer monitor certificado como monitor oficial de PS4 y para e-sports. Muy bajo tiempo de respuesta y de input lag, imagen muy decente para tratarse de un panel TN, y un precio muy ajustado.

En cuanto a su calidad de imagen, hay que decir que es muy decente y bastante buena para ser un panel TN, siempre claro está que se mire la pantalla en una posición centrada, y es que los ángulos de visión son malos, como suele ser habitual en los TN.

Por otro lado, el monitor cuenta con los modos marca de la casa de BenQ para combatir la fatiga visual, además de modos específicos para juegos. Con entradas VGA, DVI y HDMI, el monitor cubre las conexiones más frecuentes, y es importante mencionar también que dispone de altavoces integrados.
Por último, mencionar también que su ergonomía es muy limitada, pudiendo únicamente inclinar la pantalla en unos pocos grados. Si el ajuste de altura es importante para ti, y se puede estirar el presupuesto, el RL2455T es tu opción.

Diagonal: 24″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico:1000:1 | Profundidad de color: 6 bits | Soporte color: sRGB 72% |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x VGA,  1xDVI, 2x HDMI | Tamaño: 43,5 x 57,9 x 18,9 cm | Peso: 4,1 kg

Monitor 24 pulgadas para fotografía: BenQ BL2420PT

Monitor 24 pulgadas para fotografía: BenQ BL2420PT


De nuevo un monitor de 24 pulgadas con resolución QHD, y en este caso específico para profesionales de la imagen, desde diseñadores a fotógrafos, pasando también por la edición de vídeo. Es el BenQ BL2420PT.

Se trata de un magnífico monitor que utiliza un panel IPS de muchísima calidad. El panel viene ya calibrado de fábrica, con valores del 100 % de cobertura de los espacios de color sRGB y Rec. 709 y modos de trabajo para CAD/CAM y animación. La alta densidad de píxeles facilitan la labor de retoque fotográfico y vídeo, así como el software Display Pilot para calibrar y configurar el monitor según tus preferencias.

Monitor de 24 pulgadas para fotografía, diseño gráfico y edición de vídeo. Resolución QHD, con una espléndida calidad de imagen y cobertura de colores, así como una amplia ergonomía.

Puesto que es un monitor destinado a largas sesiones de trabajo frente a él, cuenta con un elevado nivel de brillo y una superficie de pantalla mate que reduce los reflejos. BenQ acompaña a este monitor con las tecnologías habituales de reducción de fatiga visual, como Low Blue Light y Flicker Free.

Ergonómicamente es también super completo, con ajustes de giro, pivotación y altura, además de ser compatible con soportes VESA. Cuenta con numerosas conexiones, como DVI, VGA, HDMI y DisplayPort, y solo se le echa en falta la presencia de puertos con USB 3.0 o algún puerto con USB-C.

Diagonal: 24″ | Resolución: 2560 x 1440  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 8 bits | Soporte color: sRGB 100% |Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 1x VGA,  1xDVI, 1x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 52,5 x 56,3 x 23,9 cm | Peso: 7 kg

Monitor 24 pulgadas 4K: LG 24UD58-B

Monitor 24 pulgadas 4K: LG 24UD58-B


Aunque parezca mentira también hay unos pocos monitores 4K que utilizan una diagonal de pantalla tan pequeña para una resolución tan grande. El LG 24UD58-B es uno de ellos.

Con una densidad de píxeles de 185 ppp, la nitidez y claridad de las imágenes está fuera de toda duda. El espacio de trabajo también se agranda, siendo este monitor una opción estupenda si se va a trabajar con él a una distancia muy corta.

Uno de los pocos monitores de 24 pulgadas con resolución 4K. Buen panel IPS y prestaciones que indican que estamos ante un monitor todo terreno. Nitidez máxima gracias a una densidad de píxeles altísima.

Pero lejos de su resolución, el monitor muestra una imagen muy buena. El panel es un IPS de muy buena calidad en los colores y con buen contraste, al menos lo suficientemente buenos como para hacer retoque fotográfico, cosa a la que también ayuda contar con esa tremenda cantidad de píxeles por pulgada.

El monitor dispone de varios modos de imagen para productividad y para juegos, demostrando así que es un monitor todo terreno. Por ejemplo, es compatible con AMD FreeSync, aunque su tasa de refresco máxima es de 60 Hz. En este sentido es de agradecer que la superficie de pantalla sea mate para evitar reflejos, y que disponga de tecnología anti-parpadeos para evitar la fatiga visual durante largas sesiones de trabajo.

La ergonomía es muy limitada, pero al menos es compatible con soportes VESA.

Diagonal: 23.7″ | Resolución: 3840 x 2160  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 10 bits (8+FRC) | Soporte color: sRGB 99% |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 15 x 30 x 25 cm | Peso: 5 kg

Vista previa Producto Valoración Precio
BenQ ZOWIE RL2455 - Monitor de... BenQ ZOWIE RL2455 - Monitor de... 46 opiniones desde 198,00 €
Samsung C24FG73FQU LED 24'... Samsung C24FG73FQU LED 24"... 39 opiniones 244,95 €
Alienware AW3418DW LED Display... Alienware AW3418DW LED Display... 10 opiniones 989,00 €
ASUS ROG Swift PG258Q -... ASUS ROG Swift PG258Q -... 114 opiniones desde 270,00 €
LG 29UM69G-B - Monitor Gaming... LG 29UM69G-B - Monitor Gaming... 151 opiniones desde 204,00 €
BenQ EX3203R - Monitor Curvo... BenQ EX3203R - Monitor Curvo... 302 opiniones 495,00 €
Acer GN246HLB - Monitor LED de... Acer GN246HLB - Monitor LED de... 77 opiniones 207,16 €

En el mercado de los monitores gaming, los paneles TN han sido hasta la fecha los reyes de la función. El motivo, principalmente, es que los TN ofrecen la respuesta más rápida y un input lag super reducido, algo que es fundamental para batir al contrario en juegos de acción, shooters o juegos de conducción.

No obstante, todos sabemos ya el principal inconveniente de las pantallas TN: una calidad de imagen mediocre en muchos casos, que palidece irremediablemente frente a los paneles IPS o VA. Evidentemente hay también paneles TN de muy buena calidad, y algunos incluso se acercan a la calidad ofrecida por un IPS.

La disyuntiva frecuente en el mundo gamer es si merece la pena un monitor TN por su rapidísima respuesta, aún a costa de sacrificar calidad de imagen, o si vale la pena sacrificar rapidez de respuesta en favor de una mejor calidad de imagen.

En mi caso, está clara la respuesta: la calidad de imagen prevalece, pero puede que haya otras personas que piensen lo contrario. Afortunadamente, los fabricantes están corrigiendo esta disyuntiva apostando por paneles TN de mayor calidad, o aplicando mejoras en los paneles IPS y VA para que sean cada vez más rápidos en su respuesta.

La conclusión de todo esto es que podemos disfrutar de monitores para gaming veloces como un rayo y a la vez disfrutar de una magnífica calidad de imagen, pero sin duda que hay que saber elegir entre la mucha oferta existente.

Monitores gaming recomendados: reseñas

A continuación tienes una reseña para cada uno de los mejores monitores gaming del momento. Los hemos escogido teniendo en cuenta sus prestaciones para jugadores, pero siempre echándoles un vistazo por el rabillo del ojo a la calidad de imagen que pueden ofrecer.

Monitor para PS4 y Xbox One: BenQ Zowie RL2455

Monitores gaming: BenQ ZOWIE RL2455

A finales de 2015, BenQ anunciaba una nueva marca para sus productos destinados a gamers y los e-sports, con la idea de diferenciar estos productos de otros más generalistas. La nueva marca lleva por nombre Zowie, y el Zowie RL2455 es uno de los primeros productos de esta nueva marca filial de BenQ. Es también el primer monitor oficial para PS4.

El tamaño de la pantalla es de 24″, y cuenta con resolución nativa Full HD. El panel empleado es un TN, con la consecuente ventaja de gozar de un input lag muy bajo junto a un tiempo de respuesta irrisorio de 1ms, que proveen una imagen de una velocidad y fluidez extremas, justo lo que los gamers exigentes necesitan. No obstante, la frecuencia de refresco máxima es de 60 Hz, y por eso es más un monitor para consolas que para PC.

En cuanto a calidad de imagen este monitor no es de los mejores, pero es bastante decente. Con tan solo 6 bits de profundidad de color el RL2455 palidece frente a los paneles IPS en cuanto a reproducción del color, contraste y ángulos de visión. Aún así, BenQ ha hecho todo lo posible para exprimir este panel, consiguiendo un contraste típico algo por debajo de los 1000:1 y una cobertura del espacio sRGB del 72%, que puede acercarse al 100% usando un programa de calibración profesional.

Monitor gaming ideal para consolas, gracias a su bajísimo tiempo de respuesta, modos de imagen para juegos y un precio super competitivo.

Pero está claro que el monitor está enfocado a un público gamer, y de ahí que BenQ acompañe a la pantalla de tecnologías propias como Flicker Free, buscando disminuir la fatiga visual, o la tecnología Black eQualizer, que permite aumentar el detalle en las zonas oscuras sin sobreexponer los niveles de blanco. También cuenta con varios modos de juego exclusivos, que pueden alternarse fácilmente con los botones físicos del monitor. Para conectarlo, podrás hacerlo a través de VGA, DVI y HDMI. El monitor tiene altavoces estéreo integrados, de cierta potencia pero de una calidad insuficiente.

Uno de los aspectos menos positivos de este monitor es su escasa ergonomía, ya que tan solo se puede inclinar unos pocos grados hacia adelante y hacia atrás. Existe otro modelo, el RL2455T, que es exactamente igual que este pero con la posibilidad de ajustar la altura de la pantalla.

Diagonal: 24″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 6 bits | Soporte color: sRGB 72% |Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x VGA,  1xDVI, 2x HDMI | Tamaño: 43,5 x 57,9 x 18,9 cm | Peso: 4,1 kg

Monitor gaming de alta calidad de imagen: Samsung C24FG73

Monitores gaming: Samsung C24FG73

Aunque la velocidad y fluidez de la imagen es lo más importante para un gamer, también los hay que prefieren priorizar la calidad de imagen. ¿Qué tal si existiera un monitor que combinara ambos aspectos?

El Samsung C24FG73 es exactamente eso: un monitor ultra-rápido pero que a su vez monta un panel de mucha calidad. La pantalla, de 23.5 pulgadas, con una ligera curvatura y con resolución Full HD, tiene una calidad de imagen extraordinaria. Gracias al panel VA, el contraste estático es de 3000:1, y lo que acentúa los colores y les otorga una riqueza que ya de por sí tienen, gracias al soporte de color de 8 bits y una cobertura del 100% del espectro sRGB.

Para este monitor, Samsung ha echado mano de una tecnología que ha estado empleando en los últimos tiempos en sus televisores: Quantum Dot. Esta tecnología proporciona una colorimetría natural y realista, a la vez que aumenta el brillo de la pantalla, algo en lo que los paneles VA no destacan precisamente.

Monitor que combina una buenísima calidad de imagen con prestaciones gaming, entre ellas un tiempo de respuesta bajo y AMD Freesync con hasta 144 Hz de refresco.

Pero las novedades no quedan ahí, y es que estamos hablando del primer monitor del mundo de panel VA con un tiempo de respuesta de tan sólo 1ms. Y no solo eso, sino que es compatible con Freesync, soportando una frecuencia de refresco máxima de 144 Hz. Gracias a esto, los jugadores más exigentes pueden jugar a una tasa muy alta de frames pero con una calidad de imagen excelente.

El diseño también es estupendo. La peana del monitor aguanta con firmeza un brazo articulado que permite mover con absoluta libertad la pantalla, y a sus posibilidades ergonómicas hay que añadirle soporte para VESA 100.

Las entradas de vídeo de las que dispone son escasas: 2 puertos HDMI, otro puerto DisplayPort y una entrada de auriculares.

Diagonal: 23.5″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: VA | Contraste típico: 3000:1 | Profundidad de color: 8 bits  | Soporte color: 125% sRGB |Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 144Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 54,5 x 28 x 51,9 cm | Peso: 4,4 kg

El mejor y más completo monitor gaming: Dell Alienware AW3418DW

Monitores gaming: Alienware AW3418DW


Seleccionado también en nuestra guía de compra de monitores 4K, el Dell Alienware AW3418DW pasa por ser el mejor y más completo monitor gaming del momento.

Es un monitor UltraWide, con una resolución WQHD en una pantalla curva y con un tamaño de 34 pulgadas. Su tamaño es considerable, pero es precioso, con un diseño moderno y futurista, digno de la serie Alienware de Dell.

El panel empleado por Dell para este monitor es un IPS, con un contraste habitual para este tipo de paneles de 1000:1, con una colorimetría casi perfecta gracias a sus 8 bits y cobertura total del espacio sRGB. La superficie de la pantalla, que es mate, y un alto nivel de brillo de 300 cd/m2, garantizan poder usar la pantalla en situaciones de mucha luz.

Extraordinario monitor, super completo en prestaciones y con una gran calidad de imagen, además de una gran capacidad inmersiva gracias a su diagonal de 34″ y curvatura de la pantalla.

En cuanto a sus características gaming, este monitor es apto para gaming intenso y exigente, con un tiempo de respuesta de 4 ms y una tasa de refresco de 100Hz, subiendo a los y 120Hz si se hace overclock, y con un refresco variable de 30 y 120Hz gracias a su compatibilidad con Nvidia G-sync.

Por si fuera poco es bastante ergonómico a pesar de su gran tamaño, ya que se puede inclinar, girar y ajustar la altura, además de ser compatible con soportes VESA 100. Cuenta también con un buen número de conexiones, entre las que se incluyen puertos HDMI, DIsplayPort, USB 3.0 y dos tomas para auriculares y altavoces.

Diagonal: 34″ | Resolución: 3440×1440 (WQHD) | Relación de aspecto: 21:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  8 bits | Soporte color: sRGB 99% | Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 120Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 1x DisplayPort, 1x HDMI | Tamaño: 31,9 x 56,1 x 81,4 cm | Peso: 19,3 Kg

Monitor gaming ultra-rápido: Asus ROG Swift PG258Q

Monitores gaming: ASUS ROG Swift PG258Q


Para los gamers más exigentes, existen ahora monitores con velocidades de refresco tan altas como 240 Hz. El Asus ROG Swift PG258Q es seguramente el monitor más recomendable de este tipo.

El PG258Q monta un panel TN, de 24 pulgadas y resolución de 1920 x 1080 píxeles. Su calidad de imagen es muy decente para tratarse de un TN, pero por lo que destaca este monitor es por una tasa de refresco nativa de 240 Hz, haciendo uso de la tecnología de Nvidia G-Sync. A esto hay que sumarle, claro está, un tiempo de respuesta de tan solo 1 ms.

Uno de los monitores más rápidos, con una frecuencia de refresco máxima de 240 Hz gracias a Nvidia G-Sync, y con un arsenal de ajustes y opciones especialmente pensadas para gamers.

Este monitor gaming también cuenta con un auténtico arsenal de funciones y ajustes para gamers, como la elección entre múltiples mirillas para juegos shooters, temporizadores y contador visual de FPS, 6 configuraciones para optimizar la imagen en distintos escenarios, un joystick de navegación y accesos directos a configuraciones y compatibilidad con Nvidia 3D Vision. También cuenta con reducción de la luz azul y certificado por TÜV Rheinland como monitor anti-parpadeos.

El diseño del monitor es también impresionante, con una apariencia en la línea de los productos ROG de Asus y una base con efectos de iluminación LED, que además es personalizable. El diseño es también ergonómico, pudiendo girar, inclinar y regular la altura del monitor. Es también compatible con soportes VESA.

Diagonal: 24″ | Resolución: 1920 x 1080 | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  6 bits + FRC | Soporte color: sRGB 72% | Brillo: 400 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 240Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x DisplayPort, 1x HDMI | Tamaño: 25,4 x 56,4 x 50,4 cm | Peso: 5,6 Kg

Monitor gaming calidad-precio: LG 29UM69G-B

Monitores gaming: LG 29UM69G-B


El LG 29UM69G-B es otro fantástico monitor gaming en formato UltraWide. Por calidad de imagen, prestaciones y precio es uno de los monitores gaming con mejor relación calidad-precio del momento.

Cuenta con una pantalla de 29 pulgadas, con una resolución de 2560 x 1080 y relación de aspecto de 21:9. El panel es un IPS de buena calidad, con 8 bits (6+FRC), contraste estático de 1000:1 y una cobertura del 99% del espacio sRGB. El nivel de brillo máximo no es muy alto (250 cd/m2), pero su superficie es mate, así que no tendrás graves problemas de deslumbramientos en pantalla.

Monitor gaming UltraWide de 29″, con un panel IPS de buena calidad, y lo suficientemente rápido y fluido como para satisfacer a jugadores exigentes. Un monitor de excelente relación calidad-precio.

Para gaming, este monitor cumple de sobras, incluso si es gaming exigente. A su reducido tiempo de respuesta, de tan solo 1 ms con el overdrive activado, se suma su compatibilidad con AMD Freesync, con una frecuencia de refresco variable entre 40 Hz – 75 Hz, aunque hay que decir que esto es solo a través de DisplayPort.

También cuenta con modos de imagen exclusivas para jugadores de acción, como el Dynamic Action Sync y el estabilizador de negros, que sirve para aclarar zonas oscuras de la imagen para detectar enemigos escondidos. Y para combatir la fatiga visual, este monitor también tiene reducción de la luz azul y tecnología anti-parpadeos.

Con conexiones para DisplayPort, HDMI y USB-C, y altavoces integrados de una potencia muy decente de 5W, este monitor es realmente completo para el precio al que lo vende LG. Únicamente lamentar su falta de ergonomía, aunque por fortuna es compatible con soportes VESA.

Diagonal: 29″ | Resolución: 2560 x 1080 | Relación de aspecto: 21:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  6 bits + FRC | Soporte color: sRGB 99% | Brillo: 250 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 75Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x DisplayPort, 1x HDMI | Tamaño: 81 x 40 x 15 cm | Peso: 5,5 Kg

Monitor QHD para gaming: BenQ EX3203R

Monitores gaming: BenQ EX3203R


Los monitores QHD son fantásticos para gaming, ya que ese plus de resolución reduce el aliasing en los juegos. Uno de los mejores es este BenQ EX3203R.

Se trata de un monitor de 32 pulgadas, con resolución QHD, curvatura en la pantalla de 1800R y un panel VA que proporciona una extraordinaria calidad de imagen: contraste típico de 3000:1, 8 bits reales de profundidad de color y cobertura del 99% sRGB, 100 % de Rec. 709 y 90 % de DCI-P3. Además tiene soporte para HDR y un nivel de brillo muy alto (400 cd/m2) que, junto a la superficie mate, garantiza 0 problemas con los reflejos de la luz.

Aún siendo un panel VA, BenQ se las ha ingeniado para hacer que el panel responda rápido y muestre fluidez en los movimientos. Compatible con AMD Freesync 2, el refresco de frecuencia alcanza un máximo de 144 Hz, con un tiempo de respuesta de 4 ms.  El monitor cuenta con los modos y funciones para jugadores habituales de BenQ, e incluye por supuesto las tecnologías Low Blue Light y Flicker-Free para reducir la fatiga visual.

Monitor QHD de gran tamaño, compatible con AMD FreeSync 2 y una gran calidad de imagen, con un enorme contraste y soporte para HDR.

 
Encontramos también puertos para HDMI y DisplayPort, así como también una toma para USB-C. También es compatible con soportes VESA, y menos mal, porque la ergonomía del monitor no es gran cosa; solo se puede inclinar y ajustar la altura de la pantalla.

Diagonal: 32″ | Resolución: 2560 x 1440  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: VA | Contraste típico: 3000:1 | Profundidad de color: 8 bits | Soporte color: sRGB 99% |Brillo: 400 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 144Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 22,4 x 71,3 x 53,6 cm | Peso: 8,1 kg

Monitor para gaming 3D: Acer GN246HLB

Monitores gaming: Acer GN246HLB


Entre los monitores gaming con soporte para 3D, el Acer GN246HLB es uno de los más baratos y recomendables.

Este monitor presenta un panel TN, de 24 pulgadas de tamaño y resolución Full HD. Para ser un TN, es de bastante calidad, con 8 bits (6+FRC), cobertura completa del espacio de color sRGB y contraste nativo de 1000:1, además de un elevado nivel de brillo de 350 cd/m2.

Monitor económico con soporte para 3D, con una tasa de refresco nativa de 144 Hz y con una calidad de imagen muy decente para tratarse de un panel TN.

El panel es rápido y muestra una gran fluidez, gracias a su tiempo de respuesta de 1 ms y sus 144 Hz de refresco de frecuencia, aunque sin compatibilidad para ninguna de las tecnologías de frecuencia variable, como AMD FreeSync o Nvidia G-Sync. No obstante, el principal reclamo de este monitor es su compatibilidad con Nvidia 3D Vision, además de 3D LightBoost, que reduce el efecto de imagen fantasma cuando se activa el 3D.

El monitor cuenta con entradas para DVI, VGA y HDMI. Sus opciones ergonómicas son limitadas, pero al menos es compatible con soportes VESA de 100 mm.

Diagonal: 24″ | Resolución: 1920 x 1080  | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 8 bits (6+FRC) | Soporte color: sRGB 99% |Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 144Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 56,4 x 17,8 x 40,1 cm | Peso: 3,5 kg