0 Compartir

Es ya un hecho: los monitores 4K han llegado para quedarse.

El aumento de resoluciones ha traído consigo pantallas de ordenador con una definición extrema, a las cuales sacan partido desde los jugadores más extremos hasta fotógrafos y diseñadores, pasando obviamente por todo tipo de consumidor multimedia que quiere disfrutar de la nitidez y realismo que aporta el Ultra HD.

Lo cierto es que hemos tenido que esperar algunos años hasta que los monitores 4K han alcanzado cierta madurez, pues se trata de una tecnología que había tenido más desarrollo en televisores que en monitores, debido a las limitaciones de los equipos. Por suerte, hoy en día hay monitores 4K muy buenos, algunos espectaculares, y como en cualquier otra categoría, algunos no tan buenos.

En esta guía hemos seleccionado, en función del principal uso que vayas a darle, los que creemos que son los 8 mejores monitores 4K que puedes comprar a día de hoy.

Nuestros 8 monitores 4K recomendados

El mejor monitor 4K: BenQ PD3200U

Mejores monitores 4K: BenQ PD3200U

El BenQ PD3200U es, sin ninguna duda, uno de los mejores monitores 4K que han salido nunca a la venta. Su espléndida calidad de imagen y gran diagonal lo hacen apto para cualquier uso, a pesar que el monitor venga anunciado para profesionales de la imagen.

Se trata de un monitor con tamaño de 32 pulgadas y una resolución de 3840 x 2160 (UHD). El amplio tamaño de diagonal acomoda muy bien una resolución tan alta, mostrando una enorme densidad de píxeles (0.1845mm) sin hacer más pequeño el tamaño del escritorio.

El panel que ha montado BenQ en este monitor es del tipo AHVA-IPS. Como en todos los paneles de este tipo, la calidad de los colores es fantástica, los ángulos de visión son amplios y el contraste es muy bueno. En concreto, el contraste estático es de 1000:1, y la cobertura de color del monitor es del 100% en el espacio sRGB con una profundidad de 10 bits. Las altas prestaciones del panel lo hacen apto para tareas de edición gráfica o de alta precisión de color, como CAD / CAM. De hecho, BenQ publicita este monitor como un monitor para diseñadores, así que esto ya debería decírnoslo todo.

No obstante, no es solo un monitor para profesionales de la imagen. La enorme calidad de imagen sirve igualmente para jugadores, que además de la calidad de imagen se ven beneficiados por un tiempo de respuesta muy bajo, de tan sólo 4ms. El monitor también cuenta con un overdrive propio de la marca, el AMA, y es compatible con FreeSync. La única limitación en cuanto a gaming son sus 60Hz de refresco, aunque esto es suficiente para la mayoría de usuarios.

Por otro lado, la superficie mate de la pantalla evita los reflejos. El nivel de brillo es elevado, con un máximo de 350 cd/2, y el monitor incorpora varios modos para facilitar la visión durante prolongadas sesiones, como la tecnología anti parpadeos, la reducción de luz azul y la tecnología patentada por BenQ Senseye 3.

Presenta otras tecnologías sorprendentes, como la función DualView, que divide la pantalla en dos ventanas permitiendo modos de visualización distintos en cada una de ellas, el modo Darkroom, heredado de los monitores gaming de la compañía y que consiste en el realce de las zonas oscuras de una imagen, y un novedoso conmutador KVM, que permite mostrar y controlar el contenido desde dos sistemas de PC diferentes en una sola pantalla usando un único teclado y ratón, función especialmente pensada para diseñadores.

Su calidad de imagen es soberbia, con una cobertura total del espacio de color sRGB, y el tamaño de 32″ es perfecto para la densidad de píxeles tan alta que tiene sin hacer ridículamente pequeño el espacio del escritorio. Es apto tanto para tareas de diseño gráfico como para jugar, y ya no digamos visualizar contenidos de vídeo en 4K. Un monitor absolutamente espectacular.

Como suele ser habitual con BenQ, el diseño es magnífico. Tanto la peana como los bordes tienen un acabado mate muy atractivo y sofisticado. La peana es especialmente elegante y útil, pues dispone de un controlador remoto para realizar los ajustes del menú OSD. Las posibilidades ergonómicas son también amplias, pudiendo girar, rotar y pivotar la pantalla hasta ponerla totalmente vertical. Por si fuera poco, tiene soporte para montaje VESA 100×100, y además tiene integrados unos altavoces estéreo con una potencia de 10W.

Las conexiones de las que dispone son 1 puerto HDMI, un DisplayPort, un MiniDP, 2 USB 3.0 y una entrada para auriculares de 3.5mm. Importante mencionar en este sentido que solo puede utilizarse la resolución 3840 x 2160 a 60Hz con los puertos DisplayPort, quedando el resto de conexiones limitadas a una resolución 3840 x 2160 a 30Hz.

Su precio es de desde 239,00 €. No es un monitor barato, pero en este caso el dicho que dice que “la calidad se paga” está justificado con creces.

Diagonal: 32″ | Resolución: 3840 x 2160 (UHD) | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color: 10 bits | Soporte color: sRGB 100% |Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 1 x HDMI, 1 DisplayPort, 1 x MiniDP | Tamaño: 64,02 x 74,03 x 21,34 cm | Peso: 8,5 kg

Monitor 4K calidad-precio: LG 27UD69-W

Monitores 4K: LG 27UD69-W

Con un tamaño de 27″, el LG 27UD69-W se presenta como una alternativa de tamaño más reducido y más económica que el modelo de BenQ que acabamos de ver.

El panel utilizado por LG para este monitor es un AHVA-IPS, con una resolución de 3840 x 2160 píxeles y una calidad de imagen muy buena. El contraste estático es de 1000:1, la profundidad de color es de 10 bits (8+2 con dithering) y la cobertura del espacio de color sRGB es del 99%, por lo que este monitor es también apto para tareas de retoque fotográfico, edición de vídeo y diseño gráfico.

Sin embargo, LG ha orientado el monitor más hacia lo multimedia, y por supuesto también para juegos. Así pues, el tiempo de respuesta es de tan sólo 5ms, y acompañan al monitor un conjunto de funciones, como un estabilizador de negros para una mayor visibilidad en zonas oscuras (similar al Dark Room que hemos visto en el anterior monitor de BenQ) y la función Dynamic Action Sync que reduce el input lag para una experiencia de juego aún más rápida. Por si fuera poco, este monitor es también compatible con FreeSync.

El diseño del monitor es muy bonito. Una cosa buena que tiene es que los marcos son muy finos, otorgando esa sensación inmersiva característica de este tipo de monitores. La peana tiene un diseño curvado, y aunque de plástico, tiene un acabado de cepillado metálico muy elegante. Las opciones ergonómicas son también muy amplias, permitiendo el giro, rotación y pivotaje hasta poner la pantalla en posición vertical de 90º. La superficie es mate, y tiene un brillo máximo de 300 cd/2.

Otro monitor espectacular, cuyo diseño sin marcos es muy atractivo, con una calidad de imagen espléndida y muy adecuado para gaming y multimedia.

Las conexiones de las que dispone son 2 puertos HDMI 2.0, 2 puertos DisplayPort 1.2 y una salida para auriculares de 3.5 mm. Tanto por HDMI como por DisplayPort puede sacarse una resolución nativa de 3840 x 2160 a 60Hz, aunque para el uso de FreeSync hay que usar obligatoriamente el DisplayPort y, como es obvio, una tarjeta gráfica compatible.

El LG 27UD69-W está disponible en color plateado. Su precio es de 488,99 €, siendo uno de los monitores 4K más baratos. Teniendo en cuenta la calidad que tiene y lo que cuesta, es una opción espectacular en relación calidad-precio.

Diagonal: 27″ | Resolución: 3840 x 2160 (UHD) | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  8 bits+FRC | Soporte color: sRGB 99% |Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 2 x DisplayPort | Tamaño: 20,9 x 61,5 x 45,5 cm | Peso: 4,6 Kg

Monitor 4K con pantalla curva: Samsung LC34F791WQNXZA

Monitor 4K con pantalla curva: Samsung LC34F791WQNXZA

Samsung ha empezado a trasladar a sus monitores algunas de las tecnologías que emplea para sus televisores. Así llega hasta nosotros el Samsung LC34F791WQNXZA, con una resolución UWQHD (3440 x 1440) y un formato de pantalla alargado de 21:9.

Se trata de un de monitor de 34″, con una pantalla curva que monta un panel VA. Este tipo de paneles ofrecen un contraste muy superior a los IPS, y ya no digamos los TN. Gracias a su espectacular contraste estático de 3000:1 (dos veces más que un IPS), sus 8 bits y cobertura del 100% del espectro sRGB, la calidad de imagen es fantástica, y por el tamaño del monitor es ideal para un uso multimedia.

Con sus 34″ y el magnífico color y contraste que proporciona su panel VA, es un monitor excelente para un uso multimedia.

No obstante, el principal reclamo con el que Samsung presenta este monitor es el uso de la tecnología Quantum Dot LED, heredada de su división de televisores. La pantalla también es libre de parpadeos para un mayor confort visual.

Para juegos también rinde. Con un tiempo de respuesta de 4 ms, una frecuencia de refresco máxima de 100 Hz, y compatible con Adaptive-Sync, este monitor da la talla para un gaming intensivo.

El diseño es otro de los puntos fuertes del monitor. En apariencia es realmente bonito y elegante, a pesar de estar hecho principalmente de plástico. Con unos bordes ultrafinos, es un placer tener este monitor puesto en el escritorio, aunque también hay que decir que ergonómicamente es muy limitado, permitiendo únicamente la altura y angulación de la pantalla. Afortunadamente, viene acompañado de un soporte VESA 100.

En conexiones incluye 2 puertos HDMI y otro puerto DisplayPort .Tiene también un hub USB 3.0 y una salida de audio para auriculares. También tiene altavoces integrados, de una calidad bastante decente, con 7W por canal.

Diagonal: 34″ | Resolución: 3440 x 1440 (UWQHD) | Relación de aspecto: 21:9 | Tipo de panel: VA | Contraste típico: 3000:1 | Profundidad de color:  8 bits | Soporte color: sRGB 100% | Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Brillante | Frecuencia máxima: 100Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 1 x DisplayPort | Tamaño: 80,8 x 30,9 x 51,6 cm | Peso: 7,6 Kg

Monitor 4K para edición de vídeo: BenQ EW3270U

Monitores 4K: BenQ EW3270U

El BenQ EW3270U es otro extraordinario monitor por parte de una compañía especializada en ello. Este monitor es ideal para tareas de edición de vídeo, pero en realidad es también un monitor 4K perfecto para un uso generalista.

Estamos ante una pantalla de 31,5 pulgadas, resolución de 3840 x 2160 y panel VA, y viene acompañado de un completo set de tecnologías. La más llamativa y publicitaria es su soporte para HDR 10, pero también algunas muy interesantes para el confort visual en despachos y oficinas, como la función Brightness Intelligence Plus, que ajusta automáticamente el brillo y la temperatura de color de la pantalla en función de los contenidos y la luz ambiente, y la ya habitual en la marca, Eye-Care, combinación de Low Blue Light y Flicker-Free.

Un monitor que, gracias a su excelente colorimetría, contraste y soporte para HDR 10, supone una excelente herramienta de trabajo para la edición de vídeo, siendo totalmente apto también para un uso multimedia y generalista

Gracias al impresionante contraste nativo de los paneles VA (3000:1), sus 10 bits reales y una cobertura del 95 % de DCI-P3, este monitor es perfecto para la edición de vídeo y cine digital, siempre que se lo acompañe de una buena tarjeta gráfica. También se puede usar para gaming no exigente, gracias a su tiempo de respuesta de 4ms con overdrive y una tasa de refresco máxima de 60Hz.

En cuanto a conexiones va bien servido con sus 2 puertos HDMI 2.0, su otro puerto DisplayPort, la salida para auriculares y un puerto USB-C.

Diagonal: 31,5″ | Resolución: 3840 x 2160 (UHD) | Relación de aspecto: 21:9 | Tipo de panel: VA | Contraste típico: 3000:1 | Profundidad de color:  10 bits | Soporte color: sRGB 100% | Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 2x HDMI, 1x DisplayPort | Tamaño: 72 x 52 x 21 cm | Peso: 7,2 Kg

Monitor 4K para gaming PC: Alienware AW3418DW

Monitor 4k para gaming: Alienware AW3418DW

Para los jugadores exigentes, el Alienware AW3418DW es una auténtica bestia que hará salivar a más de uno. Y es que estamos hablando del monitor 4K para gaming que mejor combina rapidez y calidad de imagen.

Este es un monitor ultrawide, con resolución WQHD y pantalla curva. La diagonal de su pantalla es de 34 pulgadas y su resolución es de 3440×1440 px, con una relación de aspecto de de 21:9. Se trata de un monitor grande, al que hay que buscarle un hueco considerable en el escritorio, pues su tamaño es de 31,9 x 56,1 x 81,4 cm.

Pero como ya digo, lo mejor de este monitor está en su calidad de imagen, que está garantizada por el uso de un panel IPS, que ofrece un contraste típico de 1000:1, soporte nativo de 8 bits y una cobertura del 99% del espacio de color sRGB. Además, la pantalla tiene un acabado mate y ofrece un alto nivel de brillo (300 cd/m2), así que puede usarse sin problemas en condiciones de mucha luz.

¿Pero qué hay de sus prestaciones gaming? En este apartado también resalta, gracias a un tiempo de respuesta que está dentro del límite aceptable para los más exigentes (4 ms G2G) y un refresco de pantalla nativo de 100Hz y 120Hz con overclock, y un rango de entre 30 y 120Hz empleando la tecnología G-sync con la que es compatible.

Un monitor 4k para gaming verdaderamente espectacular, que combina con maestría unas buenas prestaciones de velocidad y frecuencia de refresco con una calidad de imagen muy buena.

En conexiones de entrada no va muy sobrado, pero son suficientes: 1 puerto DisplayPort 1.2 y 1 puerto HDMI 1.4, además de 4 tomas USB 3.0 (una de ellas de carga rápida), una entrada de audio auxiliar y una toma para auriculares.

En cuanto a movilidad ofrece un rango de ajustes aceptable, con la posibilidad de inclinarlo, girarlo y ajustar su altura hasta los 130 mm. Si se necesita más ergonomía se puede anclar el monitor a cualquier soporte VESA de 100 mm.

Diagonal: 34″ | Resolución: 3440×1440 (WQHD) | Relación de aspecto: 21:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  8 bits | Soporte color: sRGB 99% | Brillo: 300 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 120Hz | Tiempo de respuesta: 4ms | Entradas de vídeo: 1x DisplayPort, 1x HDMI | Tamaño: 31,9 x 56,1 x 81,4 cm | Peso: 19,3 Kg

Monitor 4K para PS4 Pro y Xbox One: Acer Predator XB281HK

Los mejores monitores 4K: Acer Predator XB281HK

Si buscamos un monitor 4K para utilizar con consolas como la PS4 Pro o la Xbox One, el Acer Predator XB281HK es una opción excelente.

Este monitor dedicado a jugadores presenta un panel TN de una calidad bastante decente, con una resolución UHD en 28″, lo que se traduce en una densidad de píxeles muy alta (137.68 PPI). En juegos 4K, esto implica un mayor nivel de detalle que en monitores con diagonales más altas.

Algo que podría echarnos para atrás de este monitor es su panel TN, pero hay que decir que este tiene una calidad muy buena, bastante por encima de lo que suelen ser este tipo de paneles. Su contraste es de 1000:1 y muestra 10 bits de profundidad de color (8 + 2 con FRC), con una cobertura que Acer promete del 100% del espacio sRGB, aunque los escasos ángulos de visión te obligan a sentarte centrado en el monitor para obtener la mejor calidad de imagen. En general, una calidad de imagen muy convincente.

Un monitor que goza de una buena calidad de imagen a pesar de usar un panel TN, y que tiene unas prestaciones perfectas para para gaming en consolas: 1 ms de respuesta, 60Hz y modos de imagen exclusivos para juegos.

La fortaleza de este monitor reside en sus prestaciones gaming. Con un tiempo de respuesta de 1 ms y plenamente compatible con G-Sync, el Predator XB281HK reúne también otras funciones para minimizar la fatiga ocular en largas sesiones de juego, como el Predator EyeProtect’s Flicker-less, el Blue-light Filter, ComfyView y Low-dimming. El único inconveniente es que está limitado a 60 Hz, por lo que jugadores de PC exigentes deberán mirar otro monitor, mientras que jugadores de consolas tendrán más que suficiente.

En diseño también hará las delicias de los jugadores. Con una apariencia agresiva y moderna, este monitor es también muy completo en ergonomía, permitiendo el ajuste de altura, rotación, giro e inclinación. También es compatible con VESA 100.

Las conexiones que tiene son 1 entrada HDMI, otra para DisplayPort, 4 USB 3.0 y una entrada de línea para auriculares. También le puedes conectar altavoces externos, cosa recomendable ya que los que trae integrados tienen una potencia de 4W y son de mala calidad.

Diagonal: 28″ | Resolución: 3840 x 2160 (UHD) | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  8bits +FRC | Soporte color: sRGB 100% | Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x DisplayPort, 1x HDMI | Tamaño: 65,9 x 26,8 x 41,5 cm | Peso: 7,57 Kg

Monitor 4K muy barato: Samsung U28E570DS

Monitor 4K barato: Samsung U28E570DS

Quien quiera disfrutar de las bondades del 4K, pero no tenga presupuesto para comprar uno de los monitores 4K de gama media o alta, tiene en el Samsung U28E570DS una buena alternativa.

Este monitor 4K presenta un elegante diseño con una diagonal de 28 pulgadas, resolución de 3840×2160 px y una relación de aspecto de 16:9. El panel que monta para la pantalla es un TN, así que no te esperes la mejor calidad de imagen posible, pero esta es bastante aceptable: con una profundidad de color de 8 bits+FRC, contraste típico de 1000:1 y cobertura completa del espacio sRGB, este monitor cumple con los estandares mínimos para proporcionar una calidad de imagen satisfactoria para un uso generalista del monitor.

Otra cosa muy positiva de este monitor es el uso que hace de una superficie ligeramente mate. Esto, unido al alto nivel de brillo que puede alcanzar (370 cd/m²) lo hacen apto para su uso como monitor de oficina. Más limitado está en cuanto a prestaciones para gaming. El tiempo de respuesta es efectivamente muy bajo, pero un input lag alto y una frecuencia de refresco limitada a 60 Hz no hacen de él una opción seria para gaming exigente.

Este monitor no es una maravilla en cuanto a calidad de imagen, pero de los pocos monitores 4K baratos es el de más calidad que vas a poder encontrar ahora mismo

Las conexiones son las justas: 1 puerto DisplayPort y 2 tomas HDMI, además de una salida auxiliar para altavoces o auriculares. No cuenta con ningún puerto USB, y tampoco tiene altavoces integrados, así que toca mirar algún altavoz externo para PC.

En ergonomía tampoco destaca demasiado. Únicamente se puede inclinar ligeramente hacia atrás o hacia adelante, pero no se puede girar ni ajustar su altura. Tampoco es compatible con ningún soporte VESA, así que ya ves que en este sentido vas a estar muy limitado.

Aún y con estas desventajas, ya digo que es un monitor recomendable si andas corto de presupuesto. Para un uso generalista que no demande una calidad de imagen excelente es un monitor muy competitivo gracias a su precio bajo.

Diagonal: 28″ | Resolución: 3840 x 2160 (UHD) | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: TN | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  8bits +FRC | Soporte color: sRGB 100% | Brillo: 370 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 1ms | Entradas de vídeo: 1x DisplayPort, 2x HDMI | Tamaño: 25 x 66 x 38 cm | Peso: 6 Kg

Monitor 4K de gran diagonal: LG 43UD79-B

Monitores 4K: LG 43UD79-B

El LG 43UD79-B tiene la pantalla con la diagonal más grande de todos los monitores presentes en la comparativa. Con sus 43″, parece más un televisor que un monitor para PC. Quizás por esto mismo es por lo que viene acompañado de un mando a distancia.

El panel utilizado en este monitor es un IPS de alta calidad. Gracias a su contraste estático de 1000:1  y sus 10 bits reales, el panel muestra unos colores vivos y llenos de detalle. Su formato 16:9 hace de él otro monitor para todo tipo de usos, también para oficina, gracias a su pantalla mate y su alto nivel de brillo (350 nits).

Un monitor con una diagonal que se asemeja más a la de un televisor que a la de un monitor. Eso, unido a su buena calidad de imagen, lo convierten en un candidato ideal para quien quiera un combo de ambos mundos: un uso general en PC, y un uso también como monitor para TV

En cuanto a juegos, el tiempo de respuesta es de 5ms, con una tasa de refresco máxima de 60Hz, suficiente para la mayoría de usuarios no exigentes en este apartado.

Quizás el principal inconveniente está en sus escasas posibilidades ergonómicas, ya que solo se puede inclinar. Por lo menos es compatible con VESA 200.

Lo que sí que tiene son numerosas conexiones. Cuenta con nada más y nada menos que 4 puertos HDMI, todos ellos con HDCP 2.2, un puerto DisplayPort y otro puerto USB-C, además de otros puertos USB 3.0. También cuenta con salida de auriculares y altavoces integrados con 10W de potencia, más de lo que suele ser habitual.

Diagonal: 43″ | Resolución: 3840 x 2160 (UHD) | Relación de aspecto: 16:9 | Tipo de panel: IPS | Contraste típico: 1000:1 | Profundidad de color:  10 bits | Soporte color: sRGB 72% | Brillo: 350 cd/m2 | Superficie: Mate | Frecuencia máxima: 60Hz | Tiempo de respuesta: 5ms | Entradas de vídeo: 1x DisplayPort, 4x HDMI | Tamaño: 27,5 x 96,7 x 64,7 cm | Peso: 20 Kg

0 Compartir