0 Compartir
Vista previa Producto Valoración Precio
MSI GS65 Stealth Thin... MSI GS65 Stealth Thin... 2.404,45 € 1.999,00 €
Gigabyte AERO15X v8 -... Gigabyte AERO15X v8 -... 2.359,00 € 2.236,49 €
MSI GT75 Titan 8RG-009ES -... MSI GT75 Titan 8RG-009ES -... 3.004,45 €
ASUS GL703GS-E5011 - Ordenador... ASUS GL703GS-E5011 - Ordenador... 1.899,00 € 1.799,00 €
ASUS G752VS-GC310T - Ordenador... ASUS G752VS-GC310T - Ordenador... 2.204,45 €
Acer Predator Helios 300... Acer Predator Helios 300... 1.199,99 € desde 899,00 €
Lenovo Ideapad Y520-15IKBN -... Lenovo Ideapad Y520-15IKBN -... 1.299,00 € desde 755,59 €
Acer Nitro 5 AN515-51 -... Acer Nitro 5 AN515-51 -... 899,99 € desde 799,00 €
HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns... HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns... No hay valoraciones desde 795,55 €
Medion Erazer P6689-Ordenador... Medion Erazer P6689-Ordenador... desde 1.048,03 €

En esta guía quiero ofrecerte recomendación y consejo acerca de qué portátil comprar. Es una selección de 10 portátiles cuyas características están pensadas para jugar. Del más potente al que no lo es tanto, y con portátiles para todos los presupuestos.

Después de las reseñas de cada modelo en concreto, encontrarás también una pequeña guía sobre algunas cuestiones elementales a la hora de elegir y comprar un portátil gaming.

Portátiles gaming: 10 recomendaciones para este año

El mejor: MSI GS65 Stealth Thin

Qué portátil gaming comprar: MSI GS65 Stealth Thin

Si hablamos del mejor portátil gaming del momento seguramente tendremos que hablar del MSI GS65 Stealth Thin. Este portátil es una auténtica bestia que combina puro rendimiento con un diseño estilizado que se aleja bastante de la extravagancia habitual de los portátiles gaming y se acerca más a la presencia sofisticada de los Ultrabooks.

Si atendemos a sus prestaciones vemos de lo que es capaz: un procesador i7-8750H de la última generación Coffeelake, una Nvidia GTX 1070 de 8GB GDDR5, 16GB de RAM y 512GB de disco SSD. La potencia de todos estos componentes permite mantener el framerate por encima de los 60 en todos los juegos actuales, pero ajustando las opciones visuales de los juegos se pueden superar los 100 Hz de refresco y sacarle partido así a su pantalla de 15.6 pulgadas, con una tasa máxima de refresco de 144 Hz.

Precioso portátil, con prestaciones para gaming exigente y un diseño exquisito y con clase que le diferencian de la extravagancia de otros portátiles para gamers

Lo que es genial de este portátil es que también es perfecto para labores de productividad. La carcasa está hecha de aluminio con un elegante acabado mate con detalles de color dorado que le confieren un aspecto precioso. Además, solo mide 18 mm de grosor, y con un tamaño de 35,8 x 24,8 x 1,8 cm y solo 1,8 Kg de peso, el portátil es ligero como una pluma y una delicia a la hora de transportarlo. En este sentido también ayuda su batería de 82Wh, que aguanta un día entero navegando y unas 4 horas de uso continuo con vídeo.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 82Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 3x USB 3.1, 1x HDMI, 1x mini DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 5 | Tamaño: 35,8 x 24,8 x 1,8 cm | Peso: 1,8 Kg

Otra bestia parda: Gigabyte Aero 15X v8

Qué portátil gaming comprar: Gigabyte Aero 15X v8

El Gigabyte Aero 15X v8 es la nueva versión renovada de unos de los primeros portátiles Max-Q que salieron al mercado. En esta nueva versión, la pantalla se ha viso muy mejorada, con mejores colores y con una tasa de refresco que alcanza los 144 Hz, además de corregir algunos fallos de puntero de ratón y teclado que tenían los modelos previos.

El Gigabyte Aero 15X v8 es prácticamente calcado en prestaciones el MSI GS65, solo que con un diseño algo más simple y menos elegante. Aún así es un portátil muy fino y con un peso irrisorio, y cuenta con dos ventajas frente al MSI, como una mejor batería (94 Wh) y una pantalla IPS algo mejor, con certificado X-Rite Pantone y con los marcos más finos.

Portátil potente y completo, con una pantalla IPS de excelente calidad y con opción a adquirirla con resolución 4K

En cuanto a la experiencia gaming ofrece exactamente lo mismo, pues sus componentes internos son prácticamente los mismos, incluso el mismo número de conexiones, incluyendo un puerto USB-C y otro HDMI 2.0 con el que se puede conectar el portátil a un monitor 4K. De manera alternativa, existe otro modelo de este portátil con una pantalla nativa en 4K.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 512GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 94Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 3x USB 3.1, 1x HDMI, 1x mini DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 35,6 x 25 x 2 cm | Peso: 2 Kg

El más potente: MSI GT75 Titan

Qué portátil gaming comprar: MSI GT75 Titan

Si hablamos de potencia bruta, el MSI GT75 Titan es ahora mismo el portátil gaming que más impresiona. De hecho, es un portátil que supera en rendimiento a un buen número de ordenadores de sobremesa para gaming.

Y es que este portátil monta una Nvidia GTX 1080 con 8GB GDDR5X, que acompaña a su procesador Intel Coffeelake i7-8750H y 16GB de RAM DDR4. Su pantalla también es de un tamaño superior, con 17.3 pulgadas y resolución Full HD. En almacenamiento también presenta una solución híbrida de de disco duro HDD de 1TB y 256GB SSD.

Una bestia parda de 17 pulgadas que puede con cualquier juego actual con detalles gráficos altos, aunque sea a costa de perder movilidad por su tamaño y peso.

Esto no acaba aquí, pues el GT75 Titan es compatible con G-Sync, con una tasa de refresco máxima de 120 Hz y uno de los tiempos de respuesta más bajos de cualquier pantalla para portátil, con solo 3 ms, gracias a un panel TN de bastante calidad en cuanto a colores y contraste. Además, su sistema de refrigeración es imponente, así como la calidad y volumen de sus altavoces, que incluyen dos transductores de rango completo de 3W y un woofer de 5W para los graves.

Todo esto tiene un coste, obviamente. El portátil no es compacto, fino ni ligero, y la batería de 90Wh se agota rápidamente. Así pues, no es un portátil enfocado a la movilidad, pero sí claramente al rendimiento.

Pantalla: 17.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+512GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1080  | Batería: 90Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 5x USB 3.1, 1x HDMI, 1x mini DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 5 | Tamaño: 42,8 x 31,4 x 4,9 cm | Peso: 4,56 Kg

Potencia en 17″: Asus Rog Strix Scar Edition

Qué portátil gaming comprar: Asus Rog Strix Scar Edition

El Asus Rog Strix Scar Edition es otro pedazo de portátil gaming con potencia de sobras para ejecutar juegos actuales pero con un precio algo más contenido que los portátiles que hemos visto hasta ahora.

El procesador que lleva este modelo es el habitual en los actuales portátiles gaming de gama alta, el i7-8750HQ, a lo que suma la también potentísima gráfica Nvidia GTX 1070, con 8GB de VRAM GDDR5. La pantalla, de 17 pulgadas, es un panel IPS con un tiempo de respuesta de 3ms y con una tasa de refresco máxima de 144 Hz y compatible con refresco variable de Nvidia G-Sync.

Completísimo portátil gaming, con pantalla de 17″, componentes de gama alta, G-Sync y múltiples características y funciones para gamers.

El diseño, inspirado en el rifle de asalto FN SCAR, tiene un acabado gris plomo bastante elegante, y el portátil tiene un perfil de 2,4 cm y un peso de tan solo 2,6 kg. El teclado es de los mejores y está especialmente diseñado para shooters, con retroiluminación en RGB y en hasta 4 zonas personalizables, superficie cóncava y largo recorrido para una mayor precisión, y la función N-key Rollover.

El Asus Rog Strix Scar Edition también dispone de altavoces de gran calidad, con una potencia RMS de 7W, así como un gran número de conexiones, incluyendo USB-C y DisplayPort para su soporte G-Sync con monitores gaming externos. Por lo demás, lo único que has de saber es que este modelo viene sin sistema operativo preinstalado.

Pantalla: 17.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+256GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 76Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: No | Conexiones: 1x USB-C, 4x USB 3.1, 1x HDMI, 1x DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 41,2 x 27,4 x 2,4 cm | Peso: 2,6 Kg

Portátil gaming calidad-precio: Asus ROG G752VS

Qué portátil gaming comprar: Asus ROG G752VS

El Asus ROG G752VS es el mejor portátil gaming en relación calidad-precio que puedes comprar ahora mismo. Se trata de un modelo que ya lleva más de un año en el mercado y ha visto muy rebajado su precio, pero igualmente sus componentes siguen siendo de gama alta.

Así pues, el Asus ROG G752VS lleva un procesador i7-7700HQ, de la 7ª generación de Intel. Aunque no sea el procesador más puntero ahora mismo, sigue siendo potentísimo y más que suficiente para gaming. Y más si tenemos en cuenta que la gráfica de este portátil es una GTX 1070, siendo ahora mismo el portátil más barato de entre los que llevan esta gráfica.

El portátil más barato de entre todos los que llevan una GTX 1070, con pantalla de 17″ y con G-Sync. Una compra recomendada con el precio que tiene ahora mismo.

Hay que tener en cuenta también que la pantalla es de 17 pulgadas, con un panel IPS de enorme calidad de resolución Full HD y compatible con G-Sync, con un máximo de 120 Hz de refresco de pantalla. La batería, de 90Wh, también ofrece una autonomía muy considerable para todo lo que no sea gaming, y el teclado retroiluminado con teclas de largo recorrido y precisión es una delicia para shooters y juegos de estrategia.

Como contrapartida a todo esto, el portátil tiene un perfil más ancho de lo habitual y es algo pesado, pero si la movilidad no es tu primera preocupación, y sí obtener un enorme rendimiento para juegos sin tener que dejar tu cuenta corriente tiritando, este portátil es el tuyo.

Pantalla: 17.3″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-7700HQ | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+256GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070  | Batería: 90Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 4x USB 3.0, 1x HDMI, 1x DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 32,2 x 4,9 x 41,6 cm | Peso: 4,3 Kg

Otro excelente portátil con precio ajustado: Acer Predator Helios 300

Qué portátil gaming comprar: Acer Predator Helios 300

En un ámbito más terrenal tenemos el Acer Predator Helios 300, que es otro magnífico portátil gaming con una excelente relación calidad-precio.

Este portátil es el indicado para un tipo de jugador que quiere jugar a juegos actuales pero sin la necesidad de jugarlos todos al máximo nivel de calidad y detalles. La combinación de un procesador i7-8750H y una GTX 1060 de 6GB GDDR5 proporciona la potencia suficiente para ello.

Portátil gaming de gran relación calidad-precio, que te permite jugar a la mayoría de juegos actuales con buenos framerates por la mitad de lo que cuestan otros portátiles superiores.

La pantalla es otro punto fuerte de este modelo, con un panel IPS de 15.6 pulgadas, de muy buena calidad y con una tasa de refresco máxima de 144 Hz. Lo cierto es que solo podrás superar los 100 Hz si rebajas bastante la calidad gráfica de los juegos, pero en cualquier caso es una demostración de lo rápida y fluida que es su pantalla.

El diseño del Helios 300 sigue la línea de los Acer Predator con una apariencia y una combinación de colores moderna pero sin ser del todo agresiva. Cuenta con la ventaja de ser lo suficientemente delgado y ligero como para facilitar su transporte.

Otras características que se han recortado en este modelo respecto a otros de gama alta para ajustar su precio, además de una gráfica inferior, es una batería de menor capacidad (48Wh), la ausencia de salida para DisplayPort y menos cantidad de puertos USB.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8750H | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+128GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1060  | Batería: 48Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 1x USB-C, 1x USB 3.0, 2x USB 2.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.0 | Tamaño: 26,6 x 2,7 x 39 cm | Peso: 2,7 Kg

Portátil gaming por 1000 euros: Lenovo Legion Y520

Qué portátil gaming comprar: Lenovo Legion Y520

Si seguimos bajando de presupuesto nos encontramos con el Lenovo Legion Y520-15IKBN, que es uno de los portátiles gaming más populares del último año.

Este portátil lleva el procesador i7-7700HQ de la anterior generación de Intel, junto a una Nvidia GTX 1050, 16GB de RAM y una solución híbrida HDD+SSD para el almacenamiento. Estas prestaciones de gama media lo colocan como una opción a considerar para jugadores que no sean exigentes, o que simplemente quieran jugar con alto nivel de calidad gráfica a juegos de generaciones anteriores, como por ejemplo GTA V.

La pantalla es de 15.6 pulgadas, con panel IPS y con resolución Full HD, así que la nitidez y la calidad de imagen están garantizados. El perfil del portátil es bastante delgado, con unos 2,5 cm de alto y 2,4 Kg de peso. El diseño es bastante bonito y elegante, sin demasiados elementos que le hagan parecer un portátil gaming, más allá del teclado retroiluminado y algún que otro detalle en la carcasa.

Un portátil de gama media para jugar a juegos actuales con nivel de detalle gráfico medio y a juegos de años anteriores con nivel gráfico alto.

Los altavoces, firmados por Harman, son también de una calidad muy decente para lo que suele ser habitual. Por contra, el Legion Y520 carece de puertos para USB-C o DisplayPort, y su batería de 3 celdas y 45Wh es algo escasa, así que a poco que juegues o veas muchos vídeos, tendrás que echar mano del cargador rápidamente.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-7700HQ | RAM: 16GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+256GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 45Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: W10 | Conexiones: 2x USB 3.0, 1x USB 2.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 38 x 26,5 x 2,58 cm | Peso: 2,4 Kg

Portátil gaming por 800 euros: Acer Nitro 5 AN515-51

Qué portátil gaming comprar: Acer Nitro 5 AN515-51

La serie Nitro es una clásica de los portátiles de Acer. El Nitro 5 AN515-51 es otro fantástico portátil gaming de la serie, con unas prestaciones de gama media y un precio muy ajustado.

Este modelo permite jugar a prácticamente cualquier juego actual gracias a su procesador Intel de séptima generación y la gráfica Nvidia GTX 1050, de 4GB GDDR5. Los 8GB de RAM sobran para jugar, mientras que el almacenamiento cuenta con una solución híbrida, tan típica de estos tiempos, con un disco HDD principal de 1TB y otro secundario SSD de 128GB.

Otro portátil gaming con precio muy ajustado y prestaciones de gama media para jugadores que no sean demasiado exigentes en cuanto a calidad gráfica y tasa de fps.

La carcasa presenta una apariencia gamer pero sin estridencias, con un acabado cepillado muy elegante. El teclado es retroiluminado en color rojo, con la isla WASD aislada para ayudar a los shooters. Con un perfil de 2,7 cm y solo 2,7 Kg de peso, el portátil es ligero y transportable, y solo flaquea un poco su batería de 4 celdas y 45Wh, que proporcionan autonomía suficiente para ofimática y navegación, pero que demandan rápidamente alimentación eléctrica con juegos y multimedia.

Este modelo en concreto se vende sin sistema operativo, motivo por el cual se vende a un precio tan bajo.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-7700HQ | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+128GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 45Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: No | Conexiones: 1x USB-C, 1x USB 3.0, 2x USB 2.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.0 | Tamaño: 26,6 x 2,7 x 39 cm | Peso: 2,7 Kg

Portátil gaming económico: HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns

Qué portátil gaming comprar: HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns

Ajustando componentes y restando prestaciones es posible encontrar portátiles gaming aún más baratos. El HP Gaming Pavilion 15-cx0054ns es uno de ellos.

Este portátil monta un procesador de la última generación de Intel, aunque en esta ocasión es un i5-8300H. El i5 es igual de potente que un i7 en las tareas diarias, y en combinación con la GTX 1050 proporciona el rendimiento suficiente para ejecutar juegos actuales a una buena tasa de fps, jugando con las opciones gráficas de los juegos.

Portátil con muy buen diseño, bonito y ligero, y con la potencia suficiente para ejecutar cualquier juego actual si ajustamos bien las opciones gráficas.

La pantalla, de 15,6 pulgadas, con panel IPS y con resolución Full HD es también de muy buena calidad. El aspecto del portátil es muy atractivo y parece más un portátil para trabajo que para gaming, ya que no tiene ningún detalle estético gamer, más allá de un teclado retroiluminado y con isla WASD diferenciada. El portátil tiene un perfil delgado, y un peso muy ligero.

Hay dos inconvenientes con este portátil, y es que su almacenamiento consiste únicamente en un disco duro de 1TB y viene con sistema operativo FreeDos. Por lo tanto, tendrás que comprar un SSD si quieres cargar los programas más rápido, e instalar Windows 10 aparte si quieres jugar a la mayoría de juegos actuales.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i5-8300H | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 52.5Wh | Teclado retroiluminado:  | SO: FreeDos | Conexiones: 1x USB-C, 2x USB 3.0, 1x HDMI, 1x DisplayPort, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.2 | Tamaño: 36,5 x 25,7 x 2,5 cm | Peso: 2,3 Kg

Otro portátil gaming barato: Medion Erazer P6689

Qué portátil gaming comprar: Medion Erazer P6689

La última de nuestras recomendaciones es el Medion Erazer P6689.

Este portátil monta un procesador i7-8550U-QC. Es una CPU de bajo consumo de la última generación de Intel, por lo que ofrece menos rendimiento que otros i7 de la misma generación pero similar rendimiento a otros i7 de generaciones anteriores. Combinado con la GTX 1050 el portátil ofrece rendimiento de sobras para jugar con detalles gráficos en medio o bajo.

Otro portátil con un precio muy ajustado y con unas prestaciones adecuadas para juegos actuales tocando bien los ajustes gráficos del juego.

La pantalla es un panel IPS de 15,6 pulgadas y resolución de 1920x1080px, y con respecto al portátil HP anterior tiene la ventaja de incluir un SSD de 128GB que complementa al HDD de 1TB. También es un portátil muy ligero y transportable, gracias a una anchura de tan solo 2,7 cm. Por contra, no tiene sistema operativo, no dispone de puerto USB-C ni DisplayPort, y el teclado no es retroiluminado.

Pantalla: 15.6″ IPS | Resolución: 1920 x 1080  | Procesador: i7-8550U-QC | RAM: 8GB DDR4 | Almacenamiento: 1TB HDD+128GB SSD | Gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050  | Batería: 45Wh | Teclado retroiluminado: No | SO: No | Conexiones: 2x USB 2.0, 2x USB 3.0, 1x HDMI, 1x RJ45 | Conexiones inalámbricas: WiFi AC y Bluetooth 4.1 | Tamaño: 38,4 x 27 x 2,7 cm | Peso: 2,4 Kg

Cómo elegir un portátil gaming

Además de recomendarte 10 portátiles gaming para este año, también quería explicarte cuatro cosas que son importantes acerca de la elección de un portátil para jugar.

Lo primero es que un portátil gaming nunca será igual de potente que un equivalente de sobremesa. Es decir, un portátil con un procesador i7-8750HQ y una GTX 1070 seguramente no ofrezca el mismo rendimiento que un sobremesa con un procesador i7 8700k y una GTX 1070 de escritorio.

El motivo es que los componentes para portátil tienen recortadas muchas prestaciones, ya que el espacio interno del portátil es escaso y se debe optimizar al máximo los chips en un tamaño muy pequeño. Solo tienes que comparar el tamaño de una gráfica para portátil y el tamaño de una gráfica para escritorio. Y ya ni hablemos de disipación y ventilación, pues en los portátiles se suelen requerir auténticas virguerías para disipar el calor generado por los componentes, y a veces ni siquiera eso es suficiente y se debe recurrir a soportes con ventilador para evitar problemas como el del termal throttling.

¿Quiere decir esto que no vale la pena comprar un portátil gaming? No, en absoluto. Los portátiles gaming son un opción estupenda porque nos permiten jugar en cualquier rincón del mundo. Desde luego que no ofrecen la misma potencia que el mejor de los sobremesas, pero con un sobremesa tampoco puedes irte a jugar a casa de un amigo, llevártelo al hotel en tus vacaciones o a torneos y eventos de esports. La movilidad es el factor determinante de los portátiles gaming, y en eso los sobremesa no tienen nada que hacer frente a ellos.

La gráfica, lo más determinante

A la hora de elegir un portátil gaming la tarjeta gráfica es lo más determinante.

En muchos portátiles la gráfica está integrada en el procesador, cosa conveniente para mejorar el consumo y aligerar peso en el portátil, pero si es para gaming hay que buscar explícitamente que la gráfica sea dedicada, y obviamente cuanto mejor sea la gráfica podremos ejecutar más juegos y con mejor calidad gráfica.

Nvidia es ahora mismo la compañía dominante en cuanto a gráficas para portátiles, al igual que ocurre con las gráficas para sobremesa. La serie 10 de Nvidia, con arquitectura Pascal, ofrece un rendimiento fantástico, y con prestaciones muy similares entre las GPU para portátiles y sobremesas.

Las mejores gráficas para portátiles

La GTX 1080 y 1070 son las dos mejores y permiten jugar a juegos actuales en Full HD, con detalles gráficos de calidad alta y con fps sostenidos en la mayoría de los casos por encima de los 60 fps. La GTX 1060 ofrece un buen rendimiento pero con muchos juegos recientes tendremos que empezar a restar calidad gráfica si queremos que el juego corra a 60 fps. Luego están la GTX 1050 Ti y la 1050. La Ti es algo superior, pero ambas gráficas son de gama media-baja y lo tienen más difícil para ejecutar todos los juegos actuales con detalles gráficos altos. Aún así, con cualquiera de ellas deberías poder jugar a cualquier juego reciente con un mínimo de 30 fps.

Nvidia también ha puesto sobre la mesa una innovación en sus tarjetas gráficas para portátiles, el diseño Max-Q. Esta iniciativa trata de preservar al máximo posible la potencia de las gráficas tope de gama a la vez que se comprime al máximo su tamaño para posibilitar el diseño de portátiles potentísimos gráficamente pero lo más finos, delgados y ligeros posibles.

El procesador y la RAM, importantes pero menos

El procesador es el cerebro del ordenador y por supuesto un portátil también tiene uno. Sin embargo, este componente es menos importante que la gráfica en cuanto a jugar se refiere.

Lo normal ahora es encontrar portátiles que tienen procesadores de la séptima generación de Intel, los Kaby Lake, o los más recientes de la octava generación, que son conocidos como Coffee Lake. A grandes rasgos, esta última generación aporta mejoras en la arquitectura y dos núcleos más. No obstante, la diferencia en lo que a gaming se refiere es mínima, de tal forma que un i7 Kaby Lake te servirá igual que un i7 Coffe Lake.

Los Core i5 son también una estupenda opción para gaming. Su diferencia de rendimiento con respecto a los i7 es poca en lo que a juegos se refiere, por lo que la combinación de un i5 y una GTX 1060, por ejemplo, ya nos permitirá un gaming fluido en la mayoría de juegos y seguramente habremos gastado menos dinero. Recuerda que para jugar, siempre es preferible destinar más dinero a la gráfica que al procesador.

La nomenclatura de las CPU Intel

Las CPU Intel para portátiles suelen tener una letra añadida al modelo del procesador: HQ, HK y U. Los HQ son los de más potencia, al igual que los HK, cuya única diferencia es que estos últimos se pueden desbloquear para overclocking. Los U, por otra parte, tienen menos núcleos, menos potencia y están pensados para reducir consumo y optimizar la batería.

Y si hablamos de la memoria RAM, la importancia de esta para jugar es aún menos determinante. Generalmente bastan 8GB de RAM para jugar a cualquier juego, y lo cierto es que es raro encontrar portátil gaming con menos de 8GB de RAM. Esta, si es DDR4, mejor, pero la diferencia con las DDR3 tampoco es tan grande. De todos modos, con las dos últimas generaciones de procesadores la DDR4 se está estandarizando, así que es raro encontrar ya portátiles gaming con memorias DDR3.

La pantalla y la resolución

El tamaño de la pantalla es una elección que depende de los gustos y preferencias de cada uno. Dado que la inmensa mayoría de portátiles usan una resolución Full HD, tanto las 15 como las 17 pulgadas nos proporcionan nitidez absoluta a la distancia habitual a la que uno se sienta frente a un portátil, que es entre medio metro y un metro.

Ya he dicho antes que las gráficas de portátiles tienen menos potencia que las de sobremesa, y por lo tanto funcionan bien para resolución Full HD, pero se las ven canutas para aguantar el tipo con resoluciones de QHD y 4K. Una GTX 1080 aún puede ejecutar juegos en 4K con más de 30 fps en muchos juegos, pero en otros no los supera e incluso se queda en la franja de los 20 fps. Así pues, hoy por hoy es tontería comprar un portátil gaming con pantalla 4K si es solo para jugar. Si es para otros usos, como diseño gráfico, es una buena opción, pero recuerda que cuando quieras jugar es posible que tengas que cambiar la resolución para una experiencia de juego fluida.

Con respecto a la pantalla, es igual de importante fijarse en el tipo de panel empleado. Tal y como explico en mi artículo sobre monitores para PC, los IPS y VA son los que ofrecen mejores colores, contraste y ángulos de visión, mientras que los TN tienen peor calidad de imagen pero son más rápidos. La gran mayoría de portátiles gaming llevan panel IPS, que ofrecen un buen balance entre rapidez y fluidez del movimiento y calidad de imagen.

Almacenamiento: HDD y SSD

En cuanto a jugar, la diferencia de rendimiento entre un HDD y un SSD no es nada determinante. Es verdad que con un SSD el juego se carga más rápido, pero esto solo lo notarás en la carga inicial o entre pantallas, cuando se necesite cargar mapas o elementos que requieran un uso del almacenamiento. Durante el juego en sí, todo el trabajo lo hacen la gráfica, la RAM y el procesador, y el disco duro interviene lo mínimo.

Puesto que el precio del Giga sigue siendo más caro en los SSD, la opción por la que apuestan los fabricantes es la solución híbrida: disco HDD de gran capacidad para el almacenamiento de documentos, vídeos, fotos, etc, y un disco SSD para programas y la instalación del sistema operativo.

Ten en cuenta que con 128GB de disco SSD ya es suficiente para tener Windows instalado y todos los programas, pero si instalas muchos juegos se te quedará corto rápidamente. Cuanta más capacidad tenga el SSD, más te costará el portátil, pero también es probable que llegue un momento en el que tengas que sustituir el SSD por otro de mayor capacidad, por lo que con lo que te ahorras en el presente, probablemente lo tendrás que gastar en el futuro.

0 Compartir