Tag

Análisis

Browsing

Ya habíamos hablado de los Mini PC en otro artículo de la web, pero ahora lo haremos sobre uno de ellos en concreto, el Intel NUC NUC5CPYH.
Los Intel NUC (siglas de Next Unit Computing) son mini ordenadores fabricados por Intel y destinados para usarlos como HTPC y Media Centers, como segundo PC del hogar o para oficinas donde la economización de espacio sea un factor importante.
Los Intel NUC han ganado mucha fama como ordenadores multimedia. Hay muchas páginas y foros que ofrecen análisis y soporte para estos pequeños ordenadores, y el motivo es que son bastante personalizables, lo que deja en el usuario la elección de unos u otros componentes.
Y es que los Intel NUC vienen con la placa base y el procesador montado, pero la memoria RAM y el almacenamiento se lo hemos de añadir nosotros. Afortunadamente el precio del Intel NUC más la memoria RAM y el disco duro es bajo, y el montaje e instalación de estos componentes es sumamente sencillo, algo que puede hacer cualquier persona, incluso aquellos que no hayan visto jamás un ordenador por dentro.
El modelo concreto que he adquirido es el Intel NUC NUC5CPYH. Este viene con un procesador Intel Celeron N3050, de dos núcleos y perteneciente a la generación Braswell. La potencia de este procesador no puede compararse ni por asomo con los procesadores Core i7, i5 e incluso los i3, pero por el precio que tiene su rendimiento es muy notable.
La elección de este modelo y no otros superiores con mejores procesadores (como por ejemplo el NUC5I3RYH, con procesador i3) se debe a que su precio es realmente imbatible, y su potencia es la suficiente como para poder ver vídeos en HD e incluso en UHD o 4K. Por lo tanto, el Intel NUC NUC5CPYH es una opción realmente excepcional en relación calidad precio para quienes quieran montarse un HTPC bueno, bonito y barato.
En este artículo desgranaré todo lo que has de saber sobre este modelo, cómo montar los dos componentes que necesitas y analizaré el rendimiento del equipo una vez puesto en marcha.

Características del Intel NUC NUC5CPYH

Intel NUC Kit NUC5CPYH

  • Procesador Intel Celeron N3050, de doble núcleo y a 2.6 GHz
  • Memoria RAM permitida: DDR3L de 1600 MHz en formato SODIMM de hasta 8GB
  • Soporte interno para discos HDD o SSD de 2.5″, con interfaz SATA 3 y de hasta 9,5mm de grosor
  • Tarjeta gráfica integrada Intel HD Graphics de 12 unidades de ejecución
  • Puerto LAN con interfaz Gigabit Ethernet
  • Tarjeta WiFi integrada compatible con WiFi AC
  • 1 puerto HDMI y 1 puerto VGA para salida de vídeo
  • 4 puertos USB 3.0
  • Conector para auriculares, micrófono y salida de audio óptica
  • Ranura SDXC y candado Kensington
  • Soporte para VESA
  • Dimensiones de 115 x 111 x 52 mm

Un primer vistazo por fuera

En las fotos promocionales del producto ya se puede intuir que se trata de un ordenador pequeño, pero no es hasta que lo tienes en las manos cuando te das cuenta de lo compacto que es. Nada más sacarlo de la caja, el Intel NUC NUC5CPYH sorprende por dos cosas: lo pequeño y lo liviano que es.
Con unas dimensiones de 115 x 111 x 52 mm la caja es tan diminuta que puede cogerse con una sola mano. Y su peso, de apenas 1Kg, facilita enormemente poder transportarlo. En este sentido deja bien claras, desde un inicio, sus intenciones: es un aparato que puede dejarse plantado en un sitio o bien puedes llevarlo contigo fácilmente en desplazamientos y viajes.
Intel NUC vistazo exterior
Otra cosa que queda clara cuando lo sacas de la caja es que es muy bonito; desde luego mucho más atractivo de lo que parece en las fotos (un poco sosas, por qué no decirlo) promocionales de Intel. La carcasa está hecha de plástico, pero su apariencia y su resistencia le dan un aspecto más bien metálico. La tapa superior, de color negro, tiene un acabado brillante que queda bien, aunque se raya a los pocos días si no te andas con cuidado.
Por lo demás, los puertos y conexiones se distribuyen de la siguiente manera: en la parte frontal, se encuentra un puerto USB 3.0 de carga rápida y otro puerto USB 3.0, además de un puerto para auriculares que también sirve como entrada de micrófono. En este panel frontal hay también una conexión más, en este caso no visible: un sensor de infrarrojos para conectar mandos y controles remotos.
En uno de los laterales encontramos una ranura para tarjetas SDXC y con compatibilidad para UHS-I, y en ese mismo lado se encuentra también la obertura para candados Kensington.
En la parte trasera encontramos todo el séquito de conexiones que anticipábamos antes: un puerto HDMI con capacidad para transmitir sonido envolvente 7.1, un puerto VGA para monitores PC antiguos, otros dos puertos USB 3.0, el puerto Ethernet, la salida para auriculares y que también acepta conexiones TOSLINK, y el enchufe para el adaptador de corriente externo.
Intel NUC puertos
El adaptador de corriente por supuesto que viene en la caja, y además viene acompañado de adaptadores para enchufes internacionales. Además del adaptador AC, se incluyen también la placa y tornillos para el montaje de soportes VESA, y cómo no, la guía de instalación y primer arranque.

Montaje de los componentes e instalación del S.O.

Por si no había quedado ya lo suficientemente claro, es importante recalcar que la mayoría de los Intel NUC, y el NUC5CPYH en concreto también, vienen solo con la placa base y el procesador. Al usuario le corresponde, pues, adquirir e instalar la memoria RAM y un disco duro.
La compatibilidad con la RAM se limita a módulos SODIMM, de tipo DDR3L (bajo voltaje) y con un máximo soportado de 8GB de RAM. Además, sólo hay una ranura para un único módulo.
Por parte del disco duro, y dadas las pequeñas dimensiones del producto, únicamente podremos instalar un disco de 2.5″, bien sean SSD o HDD, de cualquier capacidad siempre que tengan conector SATA 3.
Una de las configuraciones típicas de este modelo es emplear para la RAM este módulo de memoria Kingston de 8GB, y acompañarlo por cualquier disco SSD del mercado que el usuario considere adecuado según el uso que quiera darle a este Mini PC.
Mi consejo para hacer que la compra sea aún más barata, y si el uso principal que vas a darle es el de un Media Center u ordenador de salón, es adquirir este módulo de memoria RAM Crucial de 4GB. Y en cuanto al disco SSD, un OCZ Trion de 120GB es una opción estupenda si no tienes previsto almacenar mucha cosa en el ordenador.
De lo contrario, este disco duro interno de 1TB de Toshiba te haría el apaño, aunque mi recomendación es que instales un disco SSD, pues la mejora de rendimiento que se obtiene con ellos, y más en equipos con este tipo de procesadores, se nota una barbaridad.

Mi configuración recomendada para el NUC5CPYH es adquirir un módulo de RAM de 4GB y un disco SSD; la diferencia de rendimiento respecto a un HDD se nota muchísimo

Para mi configuración he optado por el módulo de memoria Crucial de 4GB, y el disco SSD he podido ahorrármelo ya que he aprovechado un viejo (si es que puede catalogarse como viejo algo que solo tiene 5 años de vida) disco SSD Crucial C300 de 60GB que tenía sin utilizar perdido en un cajón.
Intel NUC montaje
Para acceder al interior del Intel NUC es necesario aflojar los cuatro tornillos que se encuentran en las esquinas de la placa inferior. Una vez aflojados, la placa cede, dejando a la vista el interior de la caja y la placa base.
Desde este lado no verás el procesador; este se encuentra boca abajo en la otra cara de la placa base, oculto tras un pequeño ventilador bastante silencioso. De todas formas, lo que no interesa está aquí frente a nosotros: primero la ranura del módulo RAM; que es la que está en el lado derecho de la placa si miramos la caja de frente, y segundo el soporte para el disco duro que es el que viene pegado en la tapa que acabamos de retirar.
La RAM se instala de manera muy sencilla. Basta con introducir diagonalmente el módulo haciendo que coincida con los pines de la ranura, y a continuación hay que empujarla hacia abajo hasta que las dos pestañas de ambos lados acaben de encajar el módulo en su sitio.
El disco SSD es más fácil aún: se introduce en el soporte metálico hasta que quede bien metido para dentro, vigilando que los conectores SATA y de alimentación coincidan con los de los cables conectados a la placa base.


Una vez hecho esto ya podemos cerrar nuevamente la caja, atornillándola de nuevo. No obstante, y antes de cerrar este capítulo, quiero comentar algo más. Si te fijas bien, la placa base tiene un slot M.2, que de fábrica viene ya ocupado por la tarjeta WiFi. Es esta de aquí:
intel nuc slot m2
Esta tarjeta puede quitarse perfectamente y ser sustituida por cualquier otra tarjeta M.2 con formato 2230, por ejemplo una como esta. Este tipo de ranuras son para tarjetas de WiFi y Bluetooth, y por el momento no existen discos SSD en este formato, pero si en un futuro los hubiera, esta sería una buena opción para ampliar el almacenamiento interno, a costa de sacrificar la conectividad WiFi.
Una vez puesto todo en su sitio, ya podemos proceder a la instalación del sistema operativo. Todos los Intel NUC son compatibles con Linux, Android y, por supuesto, Windows. También puede instalarse OpenElec para los que vayan a usar su Intel NUC como Media Center.
La mayoría de usuarios encontrarán preferible instalar Windows, y en este caso mucho mejor instalar Windows 8 o Windows 10. Windows 7 presenta un problema, y es que su instalador no soporta de manera nativa la interfaz USB 3.0, por lo que no se puede iniciar la instalación de Windows 7 desde un USB porque el instalador no reconocerá ni teclado ni ratón a través de USB. Existen métodos para arreglarlo, pero si no quieres complicarte mucho la vida, limítate a instalar las versiones 8 y 10 de Windows, ya que no presentan ningún problema.
La manera más fácil de proceder es descargar la ISO oficial de Windows 10 y utilizar cualquier licencia de las que se venden (legalmente, por poco que pueda parecerlo) en eBay. Para poder manejar la instalación necesitarás también, un teclado y ratón con USB. Puedes aprovechar la ocasión y adquirir, si no lo tienes, un pack con teclado y ratón inalámbricos. Yo tengo este, y va muy bien para utilizar el ordenador tumbado en el sofá :D.

Experiencia de uso y rendimiento bajo Windows

A pesar de tratarse de uno de los procesador de gama baja de Intel, el Celeron N3050 se comporta fabulosamente con Windows 10. Se trata de un procesador muy apto para tareas ofimáticas, navegación de Internet y visualización de vídeos en alta definición, básicamente el uso que le dan a su ordenador el 90% de las personas.
La instalación de un SSD en este equipo se hace altamente recomendable; Windows se inicia rápido y los programas se abren casi de inmediato, lo que da una sensación de mucha fluidez en la experiencia de uso. Los 4GB de memoria RAM que he instalado se bastan y sobran para casi cualquiera de las tareas, aunque es cierto que instalar un módulo de 8GB no está de más para ir aún más sobrado.
intel nuc cinebench
He puesto a prueba el rendimiento de este NUC5CPYH con varios tests. Primero con Cinebench, obteniendo el resultado de 12.6 fps en el test de OpenGL y 64 cb en el test de la CPU. El rendimiento gráfico se sitúa por debajo incluso de una GT 620, lo que demuestra que la gráfica integrada HD Graphics que acompaña al procesador es muy básica e insuficiente para ejecutar juegos actuales de alta exigencia gráfica. Aún así, supone un 30% de mejora respecto a la HD Graphics de anteriores Celeron.
El test de CPU es aún más prometedor. Los 64 cb que arrojan el test lo sitúan casi un 40% por encima de la anterior generación de procesadores Celeron, y con un rendimiento muy parejo al del AMD A8-6500T, que es un procesador que cuesta por sí sólo unos 120€.
También he querido hacerle una evaluación de rendimiento de Windows. Aunque esta herramienta ya no se encuentra disponible en Windows 8 y Windows 10, se puede descargar una utilidad que hace exactamente lo mismo.
Los resultados arrojan unos resultados en la línea de lo que ya hemos anticipado, con el rendimiento gráfico como la nota más baja y con el rendimiento del procesador justo con un 5, haciendo honor al carácter de gama media-baja del Celeron N3050.
intel nuc evaluación rendimiento
No obstante, dejémonos de tests y veamos cómo se comporta en un entorno más real y cotidiano. Ya que el uso principal que voy a darle es como HTPC y Media Center, vamos a ver si puede con archivos MKV de alta definición, primero con uno a 1080p de resolución y a continuación con otro archivo de vídeo a 4K.
intel nuc video hdintel nuc video 4k
Tal y como puedes ver, en el vídeo a 1080p la carga de la CPU mantiene una carga media de un 19% y la RAM trabaja al 46% de su capacidad. Con el vídeo 4K la carga de la CPU asciende al 44% y la RAM al 67%, siendo este un resultado excelente.
Básicamente vemos que el procesador prácticamente ni se inmuta cuando trabaja con la reproducción en Full HD, y en cuanto a la reproducción de vídeos 4K vemos que le cuesta un poquito más pero puede moverlo igualmente de manera fluida, sin problemas.
Dicho esto, cabe puntualizar que la máxima resolución permitida en el NUC5CPYH es 3840×2160 a 30 fps. Teniendo en cuenta que la mayoría de películas 4K que se comercializan corren a 24 fps, este NUC podría con ellas, pero se quedará corto para algunos streamings deportivos 4K que corren a 60 fps.

Conclusiones del Intel NUC NUC5CPYH y otras opciones de compra

Se mire por donde se mire, el NUC5CPYH es un fantástico Mini PC. Muy pocos ordenadores, sean cuales sean sus tamaños, rinden de manera tan notable por un precio inferior a los 200€.
Visto el rendimiento del procesador, y visto también que el pack de Intel NUC + RAM + disco SSD puede conseguirse por menos de 200 €, creo que estamos ante la opción idónea para quienes quieren montarse un HTPC u ordenador multimedia para ver películas en la TV o para llevártelo consigo en los viajes.
Su tamaño, realmente compacto, y la cantidad de puertos de los que dispone, hacen de este NUC un equipo versátil que puede servir como segundo PC o incluso como primer ordenador del hogar si nuestro uso se limita a ofimática, multimedia y navegación por Internet.

Los Intel NUC, y en concreto este NUC5CPYH, son equipos idóneos para utilizar como segundo ordenador, centros multimedia e incluso como ordenador principal si nuestro uso se limita a ofimática y multimedia.

Dicho esto, ¿qué otras opciones hay en el catálogo de los Intel NUC? A día de hoy, estos son todos los Intel NUC disponibles, teniendo en cuenta que es justamente el NUC5CPYH el que tiene un procesador más humilde.

Nombre Procesador RAM Almacenamiento  Precio
NUC5CPYH Celeron N3050 Hasta 8GB DDR3L Disco de 2.5″ 125,76 € Comprar
NUC5PPYH Pentium N3700 Hasta 8GB DDR3L Disco de 2.5″ desde 123,80 € Comprar
NUC6i3SYH Core i3 6100U Hasta 32GB DDR4 Disco de 2.5″ desde 372,78 € Comprar
NUC6i3SYK Core i3 6100U Hasta 32GB DDR4 SSD M.2
NUC6i5SYH Core i5 6260U Hasta 32GB DDR4 Disco de 2.5″ desde 372,78 € Comprar
NUC6i5SYK Core i5 6260U Hasta 32GB DDR4 SSD M.2 desde 372,78 € Comprar
NUC6i7KYK Core i7 6770HQ Hasta 32GB DDR4 2 ranuras SSD M.2 559,87 € Comprar

Aparte de esto, todos los Intel NUC incorporan:

  • Puertos USB 3.0
  • Puerto LAN con interfaz Gigabit Ethernet
  • Sensor infrarrojos
  • Adaptador WiFi AC con soporte para Bluetooth
  • Lector de tarjetas SDXC y candado Kensington

La elección de un modelo u otro dependerá de tus necesidades. Particularmente, me decantaría únicamente por 3 modelos:

  • El NUC5CPYH, el objeto de este análisis, ideal por su bajo precio para montar un buen HTPC
  • El NUC6i3SYH, si queremos un ordenador de sobremesa compacto y con un procesador más potente
  • El NUC6i7KYK, si queremos un Mini PC con procesador de gran rendimiento y gráfica apta para gaming ocasional

Sí, como lo lees. El NUC6i7KYK incluye la gráfica integrada Iris Pro Intel 580, que es una de las mejores gráficas integradas de Intel. Ningún Intel NUC es apto para jugar a juegos actuales, salvo quizás este, cuya gráfica permite jugar, por ejemplo, a Rise of the Tomb Raider con una resolución de 1366 x 768 y a 30 fps. Obviamente, no esperes mucho más que eso, pero para un equipo tan pequeño, ya es bastante.
Otra cosa que has de tener en cuenta es que los Intel NUC con soporte para discos SSD M.2 son más bajos. Así pues, si te interesa tener un Mini PC aún más compacto, quizás estos sean una opción a considerar.

Hoy presento un nuevo análisis de uno de los mis monitores favoritos, el BenQ EW2440L.
En el artículo de monitores baratos ya decía que se trata, posiblemente, del monitor por debajo de 200 euros con mejor calidad de imagen. Es por esta extraordinaria relación calidad-precio que me gusta tanto este monitor, y es por eso que lo recomiendo a todas aquellas personas que quieran un monitor de calidad a un precio ajustado.
En este análisis repasaremos todos los aspectos que hacen del BenQ EW2440L uno de los mejores de su segmento, sin olvidar algún que otro pequeño inconveniente que, en cualquier caso, no desmerece la valoración final tremendamente positiva de este monitor.

Resumen de prestaciones del BenQ EW2440L

  • Tamaño de pantalla: 24″ pulgadas (60,96 cm)
  • Relación de aspecto: 16:9
  • Resolución: 1920 x 1080 FullHD
  • Tipo de panel: AM-VA
  • Retroiluminación: LED
  • Contraste estático: 3000:1
  • Brillo máximo: 250 cd/m2
  • Ángulos de visión: 178º / 178º
  • Profundidad de color: 8 bits
  • Gama de color: 85% sRGB
  • Tasa de refresco: 60Hz
  • Tiempo de respuesta: 4ms
  • Recubrimiento de pantalla: mate
  • Puertos: 2 HDMI (MHL), 1 Mini VGA

Un diseño para sibaritas

El BenQ EW2440L es el perfecto ejemplo que precio y diseño no tienen por qué estar reñidos.
BenQ EW2440L lateral
La apariencia del BenQ EW2440L es magnífica, con una selección de materiales de gran calidad que le dan una apariencia muy sofisticada, elegante y exclusiva. Pero además de ser bonito es robusto, transmitiendo la sensación de que su diseño es muy superior al rango de precio en el que se encuentra.
La pantalla en si es bastante delgada, pero tiene el grosor suficiente para que en los laterales del monitor quepan unos altavoces que, sin ser una maravilla, ofrecen un sonido decente.
Un rasgo llamativo en el BenQ EW2440L y que está empezando a extenderse en un gran número de monitores son los marcos extra finos de los lados y de la parte de arriba. Esto aumenta la inmersión visual de la imagen, a la vez que sirve de mucha ayuda en configuraciones multipantalla.
BenQ EW2440L peana
La peana del monitor es otro de los puntos destacados en cuanto a su diseño. El acabado de aluminio cepillado le otorga un toque muy elegante, pero aún hay más. Y es que la peana dispone de una solapa desplegable que permite colocar tu smartphone de manera cómoda, ya sea para conectarlo a través de sus puertos HDMI con MHL o simplemente para dejarlo en un lugar visible.
Para empezar, lo único que se puede ajustar es la inclinación arriba/abajo de la pantalla, y además muy levemente, en un escaso margen de entre -5 ° y 20 °. Así pues, no se puede regular la altura de la pantalla, ni girarla ni pivotarla, y ni mucho menos voltearla verticalmente.En el aspecto ergonómico es donde quizás se encuentre su principal talón de Aquiles, ya que es un monitor con escasas opciones ergonómicas.
Además, tampoco dispone de soporte VESA de ningún tipo, por lo que no se puede separar la pantalla de su peana para instalarlo en una pared.

El diseño del BenQ EW2440L es fantástico, y le confiere un aspecto de exclusividad que no le correspondería por el bajo precio que tiene. Su único punto flaco en este apartado sería quizás su escasa ergonomía.

Menú y conexiones

En el marco inferior es donde se encuentra el menú con los ajustes de imagen de la pantalla. Está empezando a ser habitual el uso de botones táctiles en los monitores, y el BenQ EW2440L sigue esta tendencia. Estos botones tienen la ventaja de quedar más «disimulados», pero su respuesta no siempre es la mejor, teniendo que pulsar los mismos dos veces para que reaccionen. Además, con las luces apagadas es difícil saber qué botón estás pulsando.
Afortunadamente BenQ incluye, en el CD de utilidades que viene con el monitor, un programa llamado Display Pilot, y con el que puedes configurar todos los ajustes de imagen del monitor, evitando así tener que usar os botones táctiles. Este programa tiene además la ventaja de guardar las configuraciones que vamos haciendo para restablecerlas cuando queramos.
En la parte trasera del monitor se encuentran todas las conexiones del mismo. En este aspecto no va muy sobrado, pues cuenta únicamente con los 2 puertos HDMI-MHL ya mencionados, además de un puerto VGA para quienes tengan una tarjeta gráfica antigua.
Además trae el pertinente puerto para auriculares, y obviamente la entrada de la alimentación externa del monitor.
BenQ EW2440L trasera

Gran color y espectacular contraste

La resolución de la pantalla es de 1920 x 1080 píxeles, un estándar para el tamaño de 24″ pulgadas del que hace gala. El tamaño de píxel resultante es de 0.276mm, valor que ofrece una buena definición de imagen.
Pero el punto fuerte, y de ahí mi recomendación, está en la extraordinaria calidad de imagen que ofrece su panel AM-VA.
En la reproducción de color, el BenQ EW2440L goza de una cobertura del 95% del espacio de color sRGB, un 72% del espacio NTSC y de un 74% del espacio Adobe RGB.
A esto se suma una profundidad de color de 8 bits reales, esto quiere decir que no son los 6 bits más 2 reproducidos a través de tramado, sino 8 bits reales por canal para una reproducción del color aún más exacta.
Como resultado, la paleta de colores del BenQ EW2440L es casi perfecta, fidedigna y adecuada para trabajos profesionales de edición y diseño gráfico.

Pero es en el apartado del contraste donde el EW2440L demuestra su verdadero poderío, con un contraste típico de 3000:1 al que se suma un contraste dinámico de 20.000.000:1.
Este espectacular contraste es muy superior al que a día de hoy pueden ofrecer los paneles IPS, y ya no digamos los paneles TN, que son los que más sufren en este aspecto. Un contraste tan alto ofrece un altísimo grado de detalle en las partes oscuras y los grises intermedios, y el color negro es verdaderamente negro, nada de ese negro grisáceo de otros monitores.
La conjunción de una buena reproducción de color con un excelente contraste hace que la visualización de todo tipo de contenido multimedia en este monitor sea realmente disfrutable. Especialmente espectacular es a la hora de reproducir películas, debido a los colores tan reales que ofrece, su enorme contraste y sus marcos extrafinos que hacen que la imagen cobre vida ante tus ojos.
Los ángulos de visión también han mejorado mucho en los paneles VA, equiparándose casi al completo con los IPS en este aspecto. El BenQ EW2440L no es una excepción, y sus ángulos de visión mantienen los colores y el contraste aún en ángulos extremos.

El nivel de brillo es también el adecuado. Con un valor máximo de 250 cd/m2 el EW2440L va bien servido en este aspecto, siendo suficiente con mantener el brillo a la mitad en la mayoría de ocasiones.
Además, la superficie de la pantalla es mate, con un recubrimiento semi-glossy que evita los reflejos pero manteniendo la viveza de la imagen. En todo caso puede utilizarse esta pantalla bajo circunstancias de mucha luz sin temor a que los reflejos nos arruinen la experiencia.

En pocas palabras, el BenQ EW2440L ofrece una imagen espectacular: vibrante sin necesidad de saturar los colores, con un contraste magnífico y con todas las características que se le pueden pedir a un monitor de gama alta por un precio que es más propio de una gama media.

Modos de imagen y tecnologías de BenQ

Independientemente de la gran calidad de imagen que ofrece su panel VA, BenQ ha acompañado el monitor de una serie de modos de imagen y tecnologías muy interesantes.
La primera de ellas es la función anti-parpadeos que viene de serie con la retroiluminación LED del panel. Esta tecnología reduce la fatiga visual al eliminar el parpadeo habitual en la mayoría de pantallas LCD.
Este parpadeo puede ser de 200 veces por segundo, y aunque no es apreciable a simple vista los ojos se van fatigando con él, sobre todo en sesiones continuas. Esta tecnología de BenQ consigue un mayor confort visual.
BenQ luz azul
BenQ añade al EW2440L otra función relacionada con el confort visual, pero en esta ocasión a la hora de leer. En concreto, se ha reducido la luz azul emitida desde el panel, y en cada modo de imagen la reducción de esta luz azul es mayor o menor:

  • Multimedia: reducción del 30%
  • Navegación: reducción del 50%
  • Oficina: reducción del 60%
  • Lectura: reducción del 70%

Independientemente del debate acerca del posible daño que pueda hacer la luz azul de las pantallas en nuestra vista, lo que es seguro es que los modos oficina y lectura sí que logran que la lectura en pantalla sea más agradable. En estos modos se elimina el contraste dinámico y el color blanco adquiere un tono más cálido que facilita la lectura por periodos prolongados.
BenQ Smart Focus
Otra función de mejora de la imagen que BenQ incluye en este monitor es el modo Super Resolution, una especie de escalado agresivo que se aplica automáticamente en fuentes de vídeo con muy baja resolución.
Y por último, una función llamada Smart Focus, que enfoca una ventana seleccionada por el usuario de manera que destaque del resto de elementos en pantalla.

Comportamiento del BenQ EW2440L en juegos

A los más jugones les gustará saber que el EW2440L es un monitor apto para juegos. Lejos quedan ya los tiempos en los que los paneles VA eran lentos y provocaban ghosting en las escenas con mucho movimiento, siendo este un problema solventado en los paneles AM-VA como el que nos ocupa.
El tiempo de respuesta del monitor es de 4ms activando el overdrive, que encontrarás en los menús con el nombre de AMA. Puedes ajustarlo en el nivel Alto o el Premium, siendo el nivel Alto adecuado en el 95% de los juegos de acción. Con el nivel Premium no se distingue apenas diferencia respecto al modo Alto.
La tasa de refresco del monitor es la habitual de los monitores de uso genérico: 60Hz que puedes exprimir hasta los 75Hz haciendo algo de overclocking. De todos modos esto último es algo que siempre desaconsejo si no se sabe muy bien lo que se está haciendo, ya que podría dejar inservible el monitor.
En cualquier caso, el escaso retardo y esos 60Hz hacen del BenQ EW2440L un monitor lo suficientemente rápido para juegos, a lo que hay que añadir su extraordinaria calidad de imagen, algo en lo que los paneles TN simplemente no pueden competir.

BenQ EW2440L: Conclusiones

BenQ ha hecho un trabajo fantástico con el EW2440L. Existen muy pocos monitores por debajo de los 200 euros que ofrezcan una calidad de imagen digna de monitores más caros, y este es probablemente el mejor de ellos.
La calidad de su panel VA está fuera de toda duda, respaldándose en un contraste estático sencillamente espectacular y que hace del ver películas y vídeos en este monitor un placer absoluto por lo vibrantes y auténticas que son sus imágenes.
Además su cobertura y profundidad de color lo hacen apto para tareas de retoque y diseño. Profesionales de la imagen solo echarán en falta una mayor resolución, pero en cuanto a fidelidad de color el BenQ EW2440L estará a la altura de sus demandas.
Otros puntos a favor son sus modos y funciones extra de imagen, además de un tiempo de respuesta que también lo hace recomendable para juegos, incluso shooters y juegos de acción. Los paneles AM-VA modernos han corregido la lentitud que tenían hace años, y ahora son totalmente aptos para juegos.
En resumen, se trata del mejor monitor que puedes comprar a día de hoy por menos de 200 euros, por lo que si ese es tu tope de presupuesto no puedo más que recomendártelo, pues lo disfrutarás enormemente, ya sea trabajando, jugando o viendo películas en él.

Dell U2515H
Los usuarios demandan cada vez más pantallas con una gran densidad de pixeles, en busca de una definición extrema. De ahí las nuevas pantallas con resoluciones 4K y QHD, de las cuales este Dell U2515H es uno de sus mayores exponentes.
El Dell U2515H es un monitor espectacular, pero también un tanto peculiar. Y es que no es habitual encontrar una resolución de 2560 x 1440 en un monitor de 25″ pulgadas. Esta es una resolución que suele ser más habitual en monitores de 27″ pulgadas y hacia arriba.
Como resultado, el primer punto destacable del Dell U2515H es su extrema nitidez en la imagen, fruto de una densidad de pixeles mayor que en otros modelos de tamaño similar.
Pero aparte de su alta resolución, este monitor de Dell viste una pantalla de una calidad de imagen extraordinaria, así que vale la pena analizar todo lo que el U2515H puede ofrecer, que de antemano puedo decirte que es mucho.

Resumen de prestaciones del Dell U2515H

  • Tamaño de pantalla: 25″ pulgadas (63.44 cm)
  • Relación de aspecto: 16:9
  • Resolución: 2560 x 1440 QHD
  • Tipo de panel: AH-IPS
  • Retroiluminación: WLED
  • Contraste estático: 1000:1
  • Brillo máximo: 350 cd/m2
  • Ángulos de visión: 178º / 178º
  • Profundidad de color: 8 bits
  • Gama de color: 99% sRGB
  • Tasa de refresco: 60Hz
  • Tiempo de respuesta: 6ms
  • Recubrimiento de pantalla: mate
  • Puertos: 2 HDMI (MHL), 1 Mini DisplayPort, 1 DisplayPort
  • Compatible con VESA 100

Diseño sobrio y gran ergonomía

Aunque lo principal en un monitor es la calidad de imagen de su pantalla, no podemos obviar el hecho que nos gusta que el monitor que compramos sea bonito y elegante.
El diseño del Dell U2515H cumple de sobras en este sentido, con un diseño sobrio, en el que se han usado materiales de calidad, mezcla de metal y plástico duro que confieren robustez en todo el monitor.
Dell U2515H diseño
Una característica visual que llama la atención son sus bordes extrafinos en los dos laterales y en el borde superior. Este borde es de tan sólo 1mm, y aunque entre el marco y la imagen hay otro espacio más de 7mm, la sensación visual es espectacular, porque da la sensación de que no hay marco rodeando a la pantalla. Esto aumenta la inmersión visual, y recrea la sensación de que la pantalla es aún más grande de lo que es en realidad.
Estos bordes tan finos sirven también para otra cosa: las configuraciones multi pantalla. Así pues, diseñadores y editores de vídeo que lo necesiten podrán comprar dos monitores para configurarlos en modo multi pantalla, ampliando así el espacio de trabajo, y que gracias a estos bordes reducidos tendrán continuidad visual entre ambas pantallas.
Dell U2515H multi pantalla
El marco inferior de la pantalla tiene un grosor de 15mm, con un acabado mate en un tono grisáceo tirando a negro. En el centro está el pertinente logo de Dell, y en el extremo derecho está el menú de ajustes del monitor.
Los botones del menú son capacitivos, y vienen señalizados únicamente por 4 puntos y el símbolo de encendido. Este último botón a veces no responde del todo bien, y en ocasiones tendrás que volver a pulsarlo para encender o apagar el monitor.
Dell U2515H menu
A través del resto de botones se pueden seleccionar los modos de imagen predefinidos, la entrada de la señal de imagen y, como no, los ajustes típicos de cualquier monitor, como el nivel de brillo, y contraste, ajustes de color, nivel de nitidez, etc.
La peana del monitor tiene una apariencia muy simple en un acabado mate de color gris. Su robustez es máxima, y ayuda a que la pantalla permanezca estable, soportando el peso de esta (4.4Kg).
En el apartado de ergonomía estamos ante uno de los mejores monitores. En concreto, se puede ajustar la inclinación de la pantalla, se puede rotar verticalmente, se puede girar y se puede regular su altura. Y por si fuera poco, tiene soporte para VESA 100.
En la parte trasera es donde se encuentran todos los puertos de conexiones. El Dell U2515H va muy bien surtido en este aspecto, con 2 puertos HDMI compatibles con MHL, 2 puertos DisplayPort, uno mini y el otro normal, y un último puerto DisplayPort con MST (Multi-Stream Transport).
Dell U2515H conexiones
Quizás se echaría en falta un puerto de conexión para DVI, que es el estándar de la mayoría de tarjetas gráficas de los últimos años, pero a falta de DVI el puerto HDMI debería bastarnos. Eso si, para disfrutar de su resolución nativa QHD, se necesita un cable HDMI 1.3, y por supuesto que la tarjeta gráfica soporte esa resolución.
Además de estos puertos para conexiones de imagen, el Dell U2515H también trae 5 puertos USB 3.0, a los cuales podemos conectar cualquier periférico o dispositivo siempre que conectemos antes el monitor al PC mediante el puerto USB principal ubicado en la parte inferior derecha de la parte trasera del monitor.
Dell U2515H trasera
Aunque el añadido de estos puertos USB nunca está de más, hubiese sido de agradecer que su ubicación fuese otra, pues estando en la parte trasera no son muy accesibles.
Todos estos puertos pueden quedar tapados a conveniencia del usuario, utilizando la tapa que viene dentro del paquete del monitor. Dentro del paquete vienen también el adaptador y cable de alimentación, un cable DisplayPort-Mini DP, un cable USB, un CD de utilidades y la hoja con los valores de calibración de fábrica de Dell.
El Dell U2515H no lleva altavoces integrados. Esta carencia la suple de dos formas: con una salida de auriculares a la que podrás conectar cualquier altavoz o auriculares y con unas ranuras, situadas en la base del marco inferior, y que sirven para encajar la barra de sonido Dell AC511, que ofrece una muy buena calidad de sonido por un precio muy bajo, siendo un accesorio muy recomendable que además ahorra espacio y le da un toque aún más distinguido al monitor.
DELL AC511

Un panel IPS de gran calidad

El Dell U2515H emplea un panel AH-IPS fabricado por LG. El panel concentra todas las virtudes de los IPS, sobre todo en lo relativo a la excelente reproducción de colores y los amplios ángulos de visión, pero sus virtudes son muchas más.
La calidad de la pantalla es extraordinaria, se mire por donde se mire. Lo primero que llama la atención es su exquisita definición, fruto de un tamaño más pequeño de lo habitual para resoluciones QHD.
El resultado es una densidad de pixeles de 117.49 puntos por pulgada (ppi), una cifra bastante alta para un monitor y que, por lo tanto, garantiza imágenes extremadamente nítidas. Pero donde podrás apreciar esta nitidez en todo su esplendor es en los textos, ya que los verás perfectamente definidos y sin los bordes de sierra típicos de pantallas con peor resolución.
Dell U2515H definicion
La retroiluminación es WLED, la más habitual en los paneles IPS por la pureza que ofrece en los blancos, además de su alta eficiencia energética y un muy reducido impacto medioambiental. Y aunque Dell no lo anuncie a bombo y platillo, mirando en las especificaciones encontramos que esta retroiluminación lleva un sistema antiparpadeos.
Como en todo buen panel IPS que se precie, los ángulos de visión son excelentes, garantizando una imagen sin degradación de colores hasta un ángulo de 178º en todas direcciones. Esto permitirá ver sus contenidos desde cualquier ángulo.
Otro aspecto en el que destacan los IPS es en la reproducción del color, y en este sentido el Dell U2515H va muy sobrado. La cobertura del espacio de color sRGB es del 99%, y además Dell trae calibrados sus monitores con un valor Delta-E de 2.8. A esto se suman sus 8 bits reales de profundidad de color.
Independientemente de estos grandes valores sobre el papel, basta con mirar el monitor para apreciar que los colores son fantásticos, extremadamente realistas y muy precisos, por lo que el Dell U2515H es un monitor totalmente apto para tareas de retoque fotográfico, edición de vídeo y diseño gráfico.
A la precisión del color también se suma un contraste muy bueno. Sobre el papel, tenemos un contraste estático de 1000:1, pero según el test de tftcentral se ha medido un contraste máximo de 1138:1, siendo el mejor contraste que se ha medido hasta la fecha en cualquier panel AH-IPS.
Dell U2515H contraste
La conjunción del excelente contraste con la profundidad de sus colores proporciona un visionado excelso de todo tipo de contenidos multimedia. Los negros, sin llegar al nivel perfecto de los paneles VA, son profundos, y los blancos son puros, sin el tono azul típico de pantallas peores. El gran contraste garantiza que en los tonos intermedios se preserva el detalle, apreciándose con especial énfasis en fotografías, películas y juegos.

Totalmente apto para juegos

Lo bueno del Dell U2515H es que sirve tanto para tareas profesionales de edición de imagen como para entretenimiento. En concreto, es un monitor que también entusiasmará a los jugadores por varios motivos.
El primero es su bajo tiempo de respuesta, siendo el habitual de 8ms, pero reduciéndose a los 6ms si activamos el overdrive a través del menú Display-Response Time (Fast). 
En la tasa de refresco no hay sorpresas, siendo la habitual de 60Hz para un juego fluido hasta los 60fps. Y para los que quieran ir un pasito más allá, deben saber que la tasa de refresco puede aumentarse ligeramente hasta los 75Hz aplicando overclocking a la pantalla, aunque la diferencia en este caso es inapreciable.
¿Hay monitores más rápidos? Por supuesto, pero para una inmensa mayoría de usuarios el Dell U2515H va sobrado para juegos, y además su calidad de imagen es muy superior a los monitores ultra rápidos con paneles TN, cuyos colores y contraste son muy inferiores.
El Dell U2515H aporta otra ventaja para jugadores, siempre que la potencia de la tarjeta gráfica lo permita, y es su densidad de pixeles, fruto de su resolución nativa QHD en 25″ pulgadas. En juegos, esto se traduce en un mayor grado de detalle y claridad en las texturas, y la mayor densidad de pixeles ayuda a corregir muchos de los problemas del antialiasing en resoluciones Full HD.
Aquí tienes un vídeo donde podrás ver cómo se comporta el Dell U2515H con los juegos.

Uso general, ofimática y aplicaciones

Ya hemos visto que es un monitor magnífico para contenido multimedia, para edición gráfica y apto para juegos. ¿Pero qué tal en el resto de usos generales?
Lo primero que has de tener en cuenta si llevas mucho tiempo utilizando pantallas Full HD es que la mayor resolución de 2560 x 1440 pixeles hace que el texto en pantalla sea más pequeño, por lo que hará falta un periodo de adaptación de unos pocos días para acostumbrarse.
De todos modos, no es una diferencia enorme, por lo que no tienes por qué preocuparte en este aspecto. Además, las ventajas de esta resolución en un uso genérico del monitor son varias:

  • Como ya se ha dicho antes, los textos están más definidos. La gran densidad de pixeles de esta pantalla hace que no haya pixeles en los bordes de los textos o las imágenes, dando la sensación de que están impresos en la pantalla con un láser, haciendo muy agradable la lectura.
  • La mayor resolución hace los iconos y los textos un poco más pequeños, lo que ensancha el espacio del escritorio, las carpetas y las aplicaciones. Esto es claramente beneficioso a la hora de trabajar, pues verás más archivos en las ventanas y más espacio de trabajo en las aplicaciones. En programas como CAD o el Adobe Premiere esto es un punto muy a favor. En concreto, se dispone de un 77% más de espacio que en una pantalla Full HD.

En el ámbito de trabajo, es importante destacar también que el Dell U2515H «viste» un acabado mate en la superficie de la pantalla para evitar los muy molestos reflejos en pantalla cuando hay mucha luz en el ambiente. Este recubrimiento es lo suficientemente bueno para evitar del todo los reflejos sin apagar los colores o perjudicar el contraste.
A esto se suma un excelente nivel de brillo que puede ajustarse a un máximo de 350 cd/m2. En su valor de fábrica, el Dell U2515H está en torno a los 120 cd/m2, que es un valor adecuado para un ambiente de escritorio sin temor a dañar la vista.
Dell U2515H conclusiones

Dell U2515H: Conclusiones

Dell ha hecho un gran trabajo con este monitor. Hasta la llegada del Dell U2515H no había ningún monitor de 25″ pulgadas y con una resolución de 2560 x 1440px. Y este, además de haber sido el primero, marca el camino a seguir para otros monitores de la misma resolución.
Primero, porque la decisión de introducir esa resolución en una diagonal más pequeña incrementa la densidad de pixeles. Como resultado, la definición en la imagen es soberbia, similar a la conseguida en modelos 4K de 34″ pulgadas, pero costando menos de la mitad que aquellos.
Segundo, esta definición no significaba nada por si sola si no se acompañaba de un panel que ofreciera una calidad de imagen a la altura, y el Dell U2515H cumple en este aspecto, con un panel AH-IPS de gran calidad, con una reproducción del color fiel y realista y un contraste espectacular. La consecuencia es una calidad de imagen extraordinaria que hace de este monitor una opción idónea para cualquier tipo de uso, incluyendo retoque fotográfico, edición de vídeo o diseño.
Siendo sus puntos más fuertes su enorme calidad de imagen y su gran definición, no podemos olvidar su ergonomía, siendo uno de los monitores más completos en este sentido, además de su diseño elegante, sobrio y robusto.
En definitiva, el Dell U2515H es uno de los mejores monitores que se pueden comprar a día de hoy. Probablemente por debajo de los 350 euros no haya ninguno mejor actualmente en el mercado, y por lo tanto recomendamos su compra a todos los usuarios que quieran comprar un monitor donde prevalezca la calidad de imagen sin tirar tampoco la casa por la ventana.